Cuba Nuestra: Sociedad Civil


Proclama del Movimiento Cristiano Liberación durante los funerales de Oswaldo Payá en la Parroquia El Salvador del Mundo en La Habana
28 julio, 2012, 21:10
Filed under: Sin categoría

Rosa María Payá, hija de Oswaldo Payá, muestra la Declaración del MCL suscrita durante los funerales de Oswaldo en la Parroquia El Salvador del Mundo en La Habana.

Desde esta Parroquia del Cerro, tan querida para Oswaldo, donde nació el Movimiento Cristiano Liberación hacen ya casi 25 años.

Ante el cuerpo sin vida de su fundador y en medio del dolor que estamos viviendo por la perdida física de nuestro Coordinador, Oswaldo Paya Sardiñas y del joven, también miembro del Movimiento Cristiano Liberación, Harold Cepero Escalante.

El Movimiento Cristiano Liberación realiza la siguiente Declaración:

Como anuncia Oswaldo y subscribe la mayoría de la oposición en el documento El Camino del Pueblo, solo a los cubanos nos corresponde decidir y definir sobre los cambios que necesita nuestra sociedad y realizar nuestro proyecto nacional. Pero para que los ciudadanos puedan verdaderamente diseñar, decidir y construir su futuro deben ser garantizados por las leyes sus derechos y lograr un ambiente de confianza y respeto para todos.

Hoy con mas fuerza, el Movimiento Cristiano Liberación continuara su labor. Trabajamos y luchamos por amor por Cuba y con la esperanza puesta en las capacidades el valor y la voluntad de todos los cubanos, para que todos, sin exclusión, vivan dentro o fuera de Cuba, sean protagonistas de los cambios hacia la libertad y la paz. Aquí en esta tierra hermosa que Dios nos dio como Patria y Hogar.

El Movimiento Cristiano Liberación reafirma hoy su compromiso con la lucha por los derechos del pueblo cubano. Nos inspira y nos llena de esperanza y confianza el amor sin límites a Cuba de Oswaldo y de Harold, un amor que los llevo a entregar sus vidas ¡Todos cubanos, Todos hermanos y Ahora la Libertad!

A nombre del Movimiento Cristiano Liberación;

Ofelia Acevedo Maura Juan Carlos Reyes Ocaña

Rosa María Paya Acevedo José Luis Cabrera Cruz

Manuel Robles Villa Marín Elis Álvarez Gil

Roger Cepero Marrero Anabel Alpizar Rabelo

Rosa María Rodríguez Gil Ricardo Montes Puron

Armando Peña Guzmán Ernesto Martini Fonseca

Juan Felipe Medina Díaz Ezequiel Morales Carmenate

Segundo Lima Santamaría

En el exilio:

Regis Iglesias Ramírez Juana Raiza Mustafá Elías

Antonio Díaz Sánchez Efrén Fernández Fernández

Carlos A. Paya Sardiñas Sofía García Miranda

Julio A. Hernández Yamile Velázquez batista

Jesús Mustafá Felipe Michele Trota

Alexis Rodríguez Fernández Luisa Maria Lebeque

Francisco de Armas

Osmel Rodríguez Díaz

José Miguel Martínez Hernández

Anuncios


27 julio, 2012, 11:01
Filed under: Sin categoría


Ofelia Acevedo (Viuda de Oswaldo Paya) es la nueva líder del Movimiento Cristiano de Liberación. Entonces recuerdo: Vaya que es cierto lo que solo se aprende en el rigor de la lucha… “Podrán cortar una flor pero no impedirán la llegada de la Primavera”



SUMISIÓN Y CONFORMIDAD, UN ESTUDIO SOCIAL
27 julio, 2012, 10:55
Filed under: Sin categoría

https://i1.wp.com/farm2.staticflickr.com/1147/5121663228_253cdd51c2.jpg
Foto:

Por, Amelia Maria Doval

La llegada del año 2012 no ha traido nuevas esperanzas a los cubanos, sino que ha pasado a ser una página más en el glosario de frustaciones y sufrimientos que se han venido acumulando por más de medio siglo. Los rostros representan la tristeza que los envuelve y les arruga la frente. En medio de tanta amargura me pregunto ¿quién será el Centurión detrás de ese gobierno?

Quién es el ventrilocuo que manipula el absurdo muñecón de los Castros, quién es su Centurión( aquel lejendarío actor que le daba vida a un gotesco muñeco que al estilo de Pinocho movia los labios mientras del estómago de su maestro salían las palabras). Es difícil desarraigarse de la idea, pero es absurdo continuar viendo la historia sin observar los detalles. El Centurión de los Castros no es el soldado romano que valiente enseña su rostro, es un poder oculto que manipula los hilos de sus muñecones a cambio de enriquecerlos. Cuánta maldad en ambos.

Cómo es posible que siga funcionando un régimen de aberrados que se agrupan alrededor de una figura si ésta, ya sabemos, es un manojo de piel sin voz ni voto que sólo expresa absurdas reflexiones de vez en vez. Evidentemente el centro viene de otra parte y sólo se ha desplomado la cara pública, porque la idea y la voz continúan viva. Una idea que pretende lograr un objetivo aún no identificado por los cubanos. Para analizar este proceso, debemos comenzar por entender desde la raíz.

La sicología social moderna se le atribuye a Kurt Lewis y se ubica en EUA a principios del siglo XX, debido a que en 1930 muchos miembros de la Psicología de la Gestalt, huyeron de Alemania y llegaron a tierra americana. En el trascurso de la II Guerra Mundial, algunos de ellos estudiaron los efectos de la persuación y la propaganda en función del ejército americano. No es hasta 1980 y 1990 que se habla de una madurez de estos estudios, necesarios para nosotros poder analizar la reacción de un pueblo subordinado a palabras, acciones y metodologías obsoletas e intrísecamente heredadas por el sometimiento y la obediencia durante medio siglo.

Comencemos por asociar los términos ´´científico- clínicos con la realidad visualmente generalizada´´. Cuando hablamos de influencia social, estamos refiriéndonos a cómo se afecta la conducta de unos, bajo la presión de otros, llevando incluso a la conformidad que es la manera más común de manifestarse y aunque una cierta dosis puede ser necesaria para el funcionamiento de la vida, la prevalencia en todas las esferas y a todo momento genera apatía.

La influencia normativa es cuando se tiende a buscar la aceptación social y con esto evadir cualquier rechazo o conflicto social y esta se asocia con el comportamiento de la población cubana en general, hombres y mujeres dignos de lástima porque no reconocen mas que el miedo que los frena y les somete la voluntad.

La clase dirigente, los que disfrutan de un estatus social que les permite obtener ganancias, se agrupan bajo la influencia social informacional, son individuos aparentemente conformes porque su verdadera finalidad es adquirir información útil para su propósito de ascender o mantener un nivel de vida superior a la gran mayoría. El precio de esta actitud es costoso y moralmente denigrante porque su autosatisfacción los lleva a enfrentarse a la sociedad sobre la cual colocan sus pesadas botas para escalar.

Ministros, dirigentes, militares, al estilo cubano los conocidos ´´guatacas´´ y ´´canchanchanes´´, los ´´chismosos´´, chivatones´´, una crápula de personajes que se regodean en su incapacidad y se someten por obtener un aparente dominio y ganacias que no provienen de sus esfuerzos. Ellos sostienen las bases del poder, los comprometidos, aquellos a los que se les permiten debilidades para tener el control de someterlos. La conformidad es uno de los puntos más controversiales en el estudio de las actitudes colectivas. Los métodos para garanatizar esta actitud también han sido objeto de experimento y los resultados asombrosos.

En los años 50, el experimento de Salomon Ash demostró la conformidad de grupo, la tendencia a conducir al error bajo la presión social con el objetivo de ajustarse a la mayoría para ser agradable o evitar la censura. Una de las fuentes más eficaces en la concepción de la idea de una presión pública es concebida a través de la propaganda constante y reiterativa. En Cuba es utilizada por concepto de los discursos escritos, hablados o en imágenes marcadas por símbolos que trasmiten la información, con una secuencia continúa. La información con sentido de pensamiento único es constante.

El experimento de Milgram realizado después del holocausto en los Estados Unidos, demostró que los ciudadanos normales son capaces de causar sufrimiento externo en un ser humano inocente si las órdenes son recibidas por un individuo con autoridad. Si nos abstraemos y concientizamos la realidad cubana podremos analizar la magnitud del resultados de estas prácticas insanas sobre un grupo poblacional amplio. Conseguir una figura autoritaria única, ha sido la tarea más importante desde 1959, para la cual se han dispuesto cuantiosas sumas.

Si hasta ahora nos parecia brutal la aplicación de tales métodos sobre una comunidad que hasta 1959 asumía la vida con la ligereza de aquellos pueblos que se honran con su trabajo y la superación personal, entonces analizar la posibilidad de implantar como norma el experimento de la cárcel de Stanford, realizado por Philip Zimbardo nos conducirá a un mejor entendimiento: los seres humanos seguimos el ´´papel´´ para el cual hemos sido asignados abrumando los rasgos de la personalidad. El constante simulacro de una guerra posible, prepara al pueblo para asumir una actitud de defensa estipulada desde antes, en la cual no hay derecho a réplica sino subordinación. La enseñanza al nacer de los estatutos presumiblemente asociados con la seguridad, obligando a las familias a autoprogramarse para ser controladas y censuradas los prepara para su papel en la vida social cubana,

La constante muestra de esteriotipos bandálicos o actitudes agresivas en los medios de comunicación provoca una actitud aprendida de la imitación y este estudio, conocido como el experimento de la muñeca de Bobo, de Albert Bondura, es el único al cual se hace referencia en los medios de estudios cubanos. Con el objetivo de criticar el sistema capitalista se analiza una y otra vez este acápite asociándolo con la ´´no necesidad de consumir la tecnología que nos transforma en alienigenas´´, reinventándonos un proceso contrario que sería el efecto de pasividad constante al trasmitir únicamente imágenes de absoluta sumisión al régimen, coacción e incondicionalidad manifiesta a través de un discurso de acción- reacción.

La más común de las respuestas debería ser la no aceptación una vez que se reconozca el estado de control al que se responde. Sólo algunos ejemplos realmente se pueden enmarcar en esa categoría. Rebeldía para el cubano es, enfrentar la muerte en el mar, construirse una sociedad fuera de los límites del archipiélago con un alto índice de productividad y desarrollo, asumir el consumo ílicito de los bienes del estado como respuesta a las palabras del clásico discurso: ´´los bienes son del pueblo´´. Para el cubano hacer uso y abuso de lo socialmente disponible no es un delito, es una venganza y una respuesta agresiva contra las mentiras de la cúpula gobernante.

El Centurión de los Castros evidentemente conoce a la perfección los métodos más efectivos en el dominio de las masas sociales, ha atacado por todos los flancos para lograr controlar y autodestruir una sociedad que venía avanzando a pasos gigantezcos. Como resultado final se ha logrado, además una sociedad agresiva desde su interior, enmarcada quizás en los límites de una provocación ambiental causada por la enseñanza social a través del flujo constante de frustaciones que pasa a ser una situación inmediata.

No culpemos al pueblo de Cuba, cotidianos y simple en su esencia, si antes no podemos entender que sobre ellos ha caido la presión social y experimental de unas mentes poderosas que se esconden detrás del discurso de un macabro personaje que ha vendido su alma al diablo y comprometido a los más allegados. Cómo rescatar de esa inercia social a los cubanos de a pie, es mucho más importante que asumir la crítica voraz e intensa.



Declaración de Arco Progresista por la muerte de Oswaldo Payá Sardiñas
25 julio, 2012, 20:07
Filed under: Sin categoría

La Habana, 24 de julio de 2012

Arco Progresista quiere expresar su consternación por la muerte del líder Oswaldo Payá Sardiñas en un trágico accidente. Expresa asimismo sus condolencias a familiares, amigos y a todos los miembros del Movimiento Cristiano Liberación.
El duro trabajo de Oswaldo Payá Sardiñas por lograr la liberación del pueblo cubano no requiere ponderación. Y desde luego no es esta, así lo consideramos, la hora del balance sobre su trayectoria. Sí es el momento del tributo y del respeto hacia quien tuvo el coraje y la ambición de fundar un liderazgo defendiendo los derechos de todos.
Arco Progresista envía también un mensaje a la comunidad democratacristiana mundial que supo acogerlo en su seno y apostó acertadamente por su capacidad para democratizar Cuba.

Manuel Cuesta Morúa
Portavo