Cuba Nuestra: Sociedad Civil


Desde Cuba: ¿una mujer, Comandante en Jefe?
15 junio, 2012, 7:24
Filed under: Sin categoría


RETANDO AL “REAL DICCIONARIO”, CUBA PUDIERA TENER UNA COMANDANTA

Mario Hechavarria Driggs, periodista Independiente.

Buscando en el DRAE, encontramos lo siguiente: presidenta. f. Mujer que preside. || 2. Presidente (ǁ cabeza de un gobierno, consejo, tribunal, junta, sociedad, etc.). || 3. Presidente (ǁ jefa del Estado). ||

Atendiendo a lo que nos dicta el árbitro supremo de la lengua española, es plenamente justificable presentar a una futura Jefa de Estado o Presidenta de Cuba, pero, y ahí viene el problema, cuando se trata de la máxima autoridad sobre las fuerzas armadas, la cosa cambia: “Comandanta en Jefe no se ha encontrado en Diccionarios: DRAE.”

Busqué estos datos a propósito de los rumores que corren, ante la realidad del natural envejecimiento de quiénes lideran el gobierno de mi país y en especial la cúpula partidista, responsable según la constitución socialista, de “recomendar” al futuro Jefe de Estado, para su posterior “elección” por la Asamblea Nacional del Poder Popular.

¿Cuál es la intriga? Pues sencillamente que existe la posibilidad real de una mujer para la más alta investidura de la nación. ¿Candidata?…Pues nada más y nada menos que Mariela Castro Espín.

Tras la defenestración de los más jóvenes aspirantes, venidos de la natural cantera que debió ser la juventud comunista-Carlos Lage, Otto Rivero y Felipe Pérez Roque-, las especulaciones apuntan en otra dirección, porque el asunto de la fidelidad parece ser esencial en la actual coyuntura política.

Uno se pregunta: ¿Si no se garantizó la lealtad a ultranza de las nuevas figuras, promovidas por la más alta dirección del partido comunista, otra fórmula pudiera ser el acudir a los vínculos familiares?

Se reconoce de antemano que esta última sugerencia no es congruente, al menos, con la imagen política mostrada por Fidel Castro, pero ante situaciones extremas, bien pueden llegar soluciones inesperadas.

La hija del actual mandatario arribará muy pronto a los cincuenta años, con una amplia popularidad en ciertos sectores de la sociedad cubana. No exagero en mis afirmaciones, pues la población LGBT de Cuba es inmedible en cifras, pero todo indica que va en aumento.

No olviden que el concepto incluye a lesbianas, gays, transexuales y bisexuales; estos últimos constituyen un porcentaje tan indefinido como su imagen social. Por lo tanto, en una votación secreta nadie puede predecir los resultados, si presentan como candidata a la actual líder del movimiento contra la discriminación de la población LGBT.

La también Hija de Vilma Espín, Presidenta de la Federación de Mujeres Cubanas hasta su fallecimiento, levantó ronchas entre los muy puritanos anglosajones, así como dentro del exilio cubano, durante su reciente gira por los Estados Unidos. Psicóloga y Pedagoga con basta experiencia, Mariela pasó por alto las increpaciones, para continuar ganando imagen personal.

En Cuba estamos acostumbrados a que puede suceder cualquier cosa. Somos el país de lo real maravilloso, al decir de nuestro más reconocido escritor, Alejo Carpentier.

En cuanto a lo de disfrazarse, plagiando el sexo contrario, no es una novedad de estos tiempos, tal y como parecen mostrar las acciones en defensa de los travestís, defendidos por el Centro Nacional de Educación Sexual- CENESEX-, organismo liderado por la Sra. Mariela Castro Espín.

Dos mil quinientos años atrás, Aristófanes escribió su magistral comedia “Las asambleístas”, que tiene como contexto la Eclesia o Asamblea del pueblo ateniense, fundamento de la democracia occidental, además de máximo órgano político en aquella sociedad.

Resulta que las mujeres atenienses conspiran para alcanzar el gobierno de la ciudad, reservado a los hombres en aquella sociedad absolutamente patriarcal. Puestas de acuerdo, se disfrazan de varones, van junto al Ágora, plaza de reunión pública bajo la famosa Acrópolis, logrando sumar la mayoría de votos.

Se inicia un gobierno femenino, calificado por los especialistas como protocomunista: Entre otras acciones, las féminas garantizan alimentación y albergue a cuenta del estado para todos los ciudadanos, instándolos a entregar sus propiedades, proponiéndoles a cambio un estatuto de igualdad. Unos aceptan y otros no, pero se muestran débiles cuando se trata de rechazar una comida “gratis”.

La lección viene de muy antiguo, aunque al parecer, la memoria humana es frágil y como dice el refrán, nadie escarmienta por cabeza ajena.

¡Cuidado lectores, especialmente si son cubanos y viven en Cuba!

PD: Queda sobre el tapete una incógnita: ¿Aceptarán los muy “machos” generales cubanos una mujer, Comandante en Jefe?…Bueno, de lograr la más alta magistratura de la nación…. (con la ayuda de papá)…. bien pudiera Mariela ordenar una excepción en el diccionario, específicamente para Cuba, y presentarse como LA COMANDANTA.

Anuncios

Dejar un comentario so far
Deja un comentario



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: