Cuba Nuestra: Sociedad Civil


Asamblea General del CEEDPA aprueba nueva Junta Directiva
27 noviembre, 2011, 16:56
Filed under: Sin categoría

Santiago de Cuba, 26 de noviembre del 2011.

Por Ernesto Antonio Vera Rodríguez

La Asamblea General del Centro de Estudios Estratégicos para la democracia proactiva “José Ignacio García Hamilton” aprobó la nueva composición que tendrá la Junta Directiva, atendiendo a lo que estipula el artículo 14 inciso d) de los Estatutos.

La Lic. Juana Victoria Asencio Martínez pasará a ocupar en lo adelante el cargo de Directora de Programas, mientras que Guillermo Espinosa que fungía como Investigador del CEEDPA ahora será su Administrador, atendiendo a su trayectoria dentro de la institución, siendo además uno de sus fundadores.

Al hacerse efectiva su elección la Lic. Juana Victoria Asencio Martínez expresó que: El CEEDPA debe llegar al pueblo, estamos cargados de proyectos, pero muchas cosas pendientes que debemos resolver. He revisado el Plan de Trabajo 2011 y veo que necesitamos trabajar a todo tren para cumplir con nuestra función. Las peñas en las calles deben comenzar y los abusos policiales están ahí mismo”.

Por su parte Guillermo Espinosa quien en lo adelante administrará los bienes del Centro de Estudios se comprometió a dar una mayor transparencia en este frente, “he revisado la documentación y ya se han recuperado los bienes que estaban en manos del anterior ejecutivo, a pesar de la resistencia que hicieron al principio”.

Eunice Madaula, Directora Ejecutiva, subrayó la importancia de que comiencen las peñas en los parques más céntricos de la ciudad: “hay gente con miedo hasta dentro de la misma oposición, con muchas declaraciones, pero con poco impacto, hay que romper esa otra barrera, el CEEDPA debe romper otras barreras y no solo la de Internet”.

La Asamblea General al momento de elegir a los nuevos integrantes de la Junta Directiva no solo tuvo en cuenta su formación académica sino su compromiso con una lucha mucho más fuerte, aumentar la presencia en las calles y allí depositar el conocimiento, algo que forma parte de la nueva estrategia del CEEDPA, aprobada el 12 de noviembre del 2011.

A continuación la conformación de la Junta Directiva del CEEDPA:

1 – Director General: Lic. Ernesto Antonio Vera Rodríguez.

2 – Directora ejecutiva: Eunices Madaula Fernández.

3 – Administrador: Lic. Guillermo Espinosa Rodríguez.

4 – Director de Programas: Lic. Juana Victoria Asencio Martínez.

Anuncios


Premios Tolerancia Plus 2011
26 noviembre, 2011, 7:37
Filed under: Sin categoría

La Habana, 24 de noviembre de 2011

El pasado 18 de noviembre se reunió el Comité de Otorgamiento de los Premios Tolerancia Plus para decidir, de entre los candidatos, quienes serían los dos galardonados en esta edición de 2011.
Este Comité está conformado por los representantes de las diversas organizaciones que a partir del proyecto Nuevo País y junto al Comité Ciudadanos por la Integración Racial (CIR) auspician este premio: Club de Escritores de Cuba, Comité Ciudadanos por la Integración Racial, Observatorio Ciudadano contra la Discriminación, Proyecto Límite Humano, Partido Liberal Nacional Cubano, Movimiento Democrático Popular Cubano y Partido Arco Progresista.
En esta edición sigue siendo pertinente recordar lo que habíamos anunciado al momento de dar a conocer las nominaciones: “El Premio Tolerancia Plus fue instituido para distinguir a personas e instituciones, cubanas o extranjeras, que se hayan destacado o se destaquen por el respeto a las diferencias, por la promoción de la tolerancia, la lucha contra la violencia, y la protección y búsqueda de la tolerancia hacia y dentro de las minorías en Cuba”. Hoy dijimos entonces, “en medio de la dura represión que se cierne sobre quienes expresan en acto y en pensamiento el valor fecundo de la diferencia” perseveramos en nuestro propósito.
La víspera de fin de año no escampa la represión. Este mismo evento viene siendo objeto de acoso por más de una semana, y los líderes del CIR han sido hostigados con variable intensidad para impedir el éxito de estos magníficos eventos que demuestran el vigor de la sociedad civil.
Como saben, Tolerancia Plus tiene dos modalidades. Una en el capítulo racial y la otra general.
Los candidatos propuestos este 2011 fueron, en el capítulo racial, la Dra. Leyda Oquendo, fallecida el pasado año, y la Peña del Jazz de Santa Amalia. Para el premio general fueron propuestos el trovador Pedro Luis Ferrer, el Padre José Conrado, de la Iglesia Santa Teresita en Santiago de Cuba, y la académica María Cristina Herrera, también fallecida el pasado año en la ciudad de Miami.
En la decisión tomada por el Comité de Otorgamiento participaron como jurado diez representantes de las organizaciones auspiciadoras de Tolerancia Plus. Ellos decidieron, después de la presentación de los argumentos, y en ambos casos por unanimidad, entregar el Premio Tolerancia Plus 2011 en el capítulo racial a la extinta Dra. Leyda Oquendo; y Tolerancia Plus 2011 en la categoría general al Padre José Conrado, de la iglesia Santa Teresita en Santiago de Cuba.
Los Premios serán entregados el 29 de diciembre en la fiesta anual que Nuevo País y el Comité Ciudadanos por la Integración Racial organizan todos los años, y que en este coincidirá con la participación de aquel último, como organización invitada, en el Festival Anual Poesía SINFÍN coordinado por el conocido y prestigioso proyecto cultural OMNI Zona Franca.
Los méritos de ambos premiados sobran. En sus respectivos ámbitos Leyda Oquendo y el padre José Conrado se han destacado por una Cuba cada vez más coincidente con sus raíces, sus pluralidades y el ideal trazado desde sus orígenes.
Los currículos hablan. Y El caso de la Dra Leyda Oquendo es paradigmático en más de un sentido.
¿De quién estamos hablando?
Leyda Oquendo Barrios (1936-2008) fue periodista e historiadora. Se graduó de periodismo en la desaparecida escuela “Márquez Sterling”. De historia en la Universidad de La Habana, llegando a ser, a su fallecimiento, Doctora en Ciencias Históricas. Logró desempeñarse como periodista de televisión y radio en Cuba y como historiadora en la Academia de Ciencias. Fue también asesora de la Casa de África del Museo de la Ciudad.
La Doctora Leyda Oquendo, afrocubana por origen y por convicción, acompañó su preocupación por la historia de la afrodescendencia, en Cuba y en el mundo, con la ocupación activa, aunando a la intervención intelectual la participación en el ámbito social. Sus visitas a África redundaron en la elaboración de su tesis doctoral, luego publicada como libro, en donde caracteriza y explica el fenómeno del tribalismo africano. Si bien sus ejes temáticos y conclusiones estuvieron entonces muy marcados por la etnología soviética, la autora, por sí, se procuraría otros derroteros que le permitieran un conocimiento más apegado a la polisémica, versátil y complicada realidad del continente-madre. Así, su acercamiento a la academia mexicana, venezolana, italiana, entre otras, pronto daría frutos de envergadura y nunca más su obra fue editada en la Isla.
Discípula de Walterio Carbonell, otro luchador contra la discriminación desde posiciones declaradamente marxistas, y de José Luciano Franco, en todo momento y pese a cualquier circunstancia les respetó públicamente, sin permitir el abandono de aquellas; respeto a los ancestros —concedía profundo significado a la ancestralidad— que igualmente expresó no permitiéndose el extravío ni la simulación respecto a las más sanas obsesiones que le acompañaban: la denuncia de la existencia del racismo antinegro en la Isla, el estudio de la realidad africana del ayer y del presente, así como la situación de la población afrodescendiente cubana.
En aras de cumplimentar esos propósitos fundó en la Casa de África el Aula-taller “José Luciano Franco”, uno de los primeros escasísimos espacios de debate sobre la realidad de la temática etno-racial en Cuba; fue cofundadora de los talleres internacionales de antropología socio-cultural que cada enero se efectúan en la Casa de África y fomentó los intercambios de estudiosos extranjeros de la temática afro con los cientistas sociales cubanos. En paralelo, ejerció el magisterio y la comunicación social.
El magisterio desde el Aula-taller y los abundantes contactos con los más jóvenes, que seríamos para ella preocupación y ocupación. Era la Maestra con la que se podía contar para intercambiar sobre los intereses comunes y la que empujaba a exponer en público las ideas, aun si no eran muy ortodoxas y por lo mismo no bien apreciadas, pues admiradora impertérrita del afroestadounidense Du Bois, era esa su manera de instar a los jóvenes estudiosos de la temática a romper “la barrera del color”.
La comunicación social tuvo en ella siempre una cultora, lo mismo en la pedagogía que en la radio, donde dio vida al único programa que por mucho tiempo ha estado al aire en el dial nacional, en Radio Taino, llevando al estudio a cubanos y extranjeros, preferentemente afrodescendientes, a hablar de los temas propios de sus culturas;. Desfilaron por allí el consagrado Rogelio (Agustín) Martínez Furé y también el ignoto periodista y antropólogo Ramón Torres. Desde allí los radioescucha conocieron de gastronomía afro, de música afro y de los abakuá, entre otros temas, pues estaba convencida de que África, los africanos y la afrodescendencia siguen siendo los grandes desconocidos de la historia.
Su posicionamiento intelectual y etno-racial, pese a su condición de militante comunista, la condujeron al ostracismo, siendo más conocida y reconocida en el exterior que en la Isla. México, Venezuela, Colombia e Italia, entre otros, serían espacios intelectuales donde le reclamarían y publicarían su obra; allí laboraba como incansable conferencista pese a su débil salud, al tiempo que en su país era más reconocida por el cuerpo diplomático africano que por sus colegas. Su incansable batallar la llevó por todo el país, haciéndose presente en cuanto evento provincial o municipal pudiera participar, persuadida de la necesidad de hacerse presente el subalternizado en todo espacio.
Destacó, además, como defensora de la mujer negra y, aunque las conoció tarde, de las afrorreligiones. Le preocupaba la excesiva blancura de la academia en Cuba y su funcionamiento desde la cotidiana práctica racista antinegra. Admiraba el movimiento por los derechos civiles librado por los afroestadounidenses, y, al final de su vida, su mayor motivación era su diáfano posicionamiento obamista, pues valoró en su real magnitud el influjo y trascendencia, para todo el continente americano, de la candidatura de un hombre negro a la presidencia de los Estados Unidos.
El destino selló sus días el 3 de diciembre de 2008, un día antes de que aquel fuera elegido presidente. Partía con la esperanza renovada por el destino de la nación, pues le infundían ánima las nuevas generaciones de intelectuales afrodescendientes cubanos, entre los cuales miraba con especial orgullo la declaración de afrocubanidad empezada a primar entre estos.
Todo esto fundamenta un premio para quien de seguro trabajo más pos su convicción que por las modas pasajeras que nunca calan hondo en los problemas profundos de las diferencias.
Y aunque, póstumamente, el CIR otorga su Premio Tolerancia Plus 2011 a esta valiente mujer de ideas, que será mejor recordada en mejores momentos para Cuba.
• • •
¿Y Qué decir del otro premiado, en este caso con el Premio Tolerancia Plus que Nuevo País otorga en su categoría general?
José Conrado Rodríguez Alegre, nació en San Luis, antigua provincia de Oriente, el 4 de junio de 1951. Cursó los primeros estudios en el colegio La Salle de Santiago de Cuba y después en la Institución Escalante, también en Santiago, y en la escuela pública en San Luis. En 1964 entró en el Seminario San Basilio Magno, en El Cobre, cuya sede se trasladó en 1968 para Santiago de Cuba. En 1970 completó sus estudios eclesiásticos (filosofía y teología) en el Seminario San Carlos y San Ambrosio de la Habana. Se ordenó sacerdote en 1976.
Ese mismo año fue nombrado profesor de filosofía en el Seminario San Basilio de Santiago de Cuba, encargado de las capillas de Cristo Rey y San Pedrito y coadjutor de la parroquia de la Trinidad. Además era el capellán del grupo de Universitarios católicos de la Universidad de Oriente. En 1980 fue párroco de San Antonio María Claret en el barrio de Sueño. Desde ese año coordinó los trabajos de la Reflexión Eclesial Cubana en su diócesis, proceso que culminó con el ENEC (Encuentro Nacional Eclesial Cubano). En enero de 1986 es nombrado párroco de la Catedral de Santiago. En Octubre del mismo año sale a realizar estudios de filosofía y teología en la Universidad Pontificia de Comillas, en Madrid, licenciándose en Filosofía. En 1988 publica su primer libro, “Florecillas de la Iglesia Cubana”, en Madrid.
En 1988 regresa a Cuba y es nombrado párroco de Palma Soriano y Contramaestre. En 1993, ante la grave situación que atraviesa el país, escribe su carta al jefe de Estado, Fidel Castro Ruz, en el marco de un retiro espiritual. La carta fue leída el día de la Caridad de 1994, al final de la homilía en la fiesta de la Patrona Nacional. En 1996, sale nuevamente a España para hacer la licenciatura en periodismo y culminar sus estudios en teología. En 1998 publica su segundo libro, “Utopías”, (Miami, 1999), (una plataforma para el diálogo entre todos los cubanos)). En 1999 defiende su tesis de grado para la licenciatura en periodismo, “El fenómeno de la disidencia en los países totalitarios y postotalitarios”.
Al retornar de sus estudios, es nombrado párroco de Santa Teresita de Niño Jesús, en Santiago de Cuba. En el 2009 hace pública su carta al jefe de Estado, Raúl Castro Ruz. En el año 2010 se le otorga el premio “Geremek”, por el Ministerio de Relaciones Exteriores de la República de Polonia y la Comunidad de Democracias, por sus aportes a la Defensa de los Derechos Humanos y la Democracia en Cuba, en acto presidido por el Presidente Lech Walesa, las Secretarias de Estado de EEUU Hillary R. Clinton y M. Allbright, el Cardenal Stanislaw Dziwisz y el Ministro de Relaciones Exteriores de Polonia, Dr. Sikorsky.
Esta es una mochila moral e intelectual que le ha granjeado una ola sucesiva de olvidos, desamparos y ataques que le mantienen, no obstante, firme dentro de la nave cubana.
Desde los lugares supuestamente recónditos en los que se le han pretendido confinar, como si las palabras de amor, tolerancia y respeto pudieran ser alejadas con la geografía, ha dicho claro y alto que los derechos humanos valen y que el respeto de la diferencias es la materia viva esencial para hacer de Cuba un lugar mejor.
En algún lugar el padre José Conrado dijo algo que siempre merecería ser recordado: “Decía el Dante”, expreso Conrado, “que en el Noveno Círculo estaban los que no se comprometían en tiempos de crisis y conflicto”. Y proseguía. “Soy uno más, pero aunque mi voz sea un murmullo no me voy a callar ni mi voz va a faltar”. Por eso, decimos nosotros, en tiempos de crisis, cuando muchos deciden no hablar de valores, esta frase va en dirección de ese viento moral que necesita Cuba para asumir uno de los retos fundamentales de los cubanos: la tolerancia entre todos.
Y aunque Conrado expresara en otro lugar: “Tengo miedo pero a la vez no puedo dejarme paralizar: sería la muerte del espíritu”. Nosotros, que también tenemos miedo, preferimos asumir esta valiente frase como resumen del drama de todos los cubanos y como invitación a entregarlo todo por la tolerancia y el respeto entre todos los seres humanos.
La Dra. Leyda Oquendo Barrios y el Padre José Conrado Rodríguez Alegre se unen así a una lista de premiados ilustres para Cuba. A Dagoberto Valdés, “el cubano pinareño empeñado en devolvernos a la civilidad”, que lo recibió en 2007; a Elvira Cervera, quien lo recibió en 2008, por su “lucha contra el racismo en los medios culturales”; al Doctor Carlos Moore, “un cubano de largo batallar por la defensa de negros y negras desde el concepto mejor: la incorporación de la propia diferencia”; y la Coordinadora Socialdemócrata de Cuba, con sede en Miami, que recibieron el Premio Tolerancia Plus en su capítulo racial y en su categoría general, respectivamente, en su edición 2009-2010.
Tolerancia Plus crece.

Comité de Otorgamiento Premios Tolerancia Plus



Las amenazas de un payaso frustrado
24 noviembre, 2011, 7:59
Filed under: Sin categoría
photo

Sad Clown,Momento surrealista chungo.Foto: Carlos Luna

Por Mario Hechavarria Driggs
mayombe61@gmail.com

Mario Hechavarria Driggs, periodista independiente.

En la lotería (juego de azar en Cuba), cuando se combinan dos números consecutivos y se coge dinero, se dice, que uno se gano un Parle, eso mismo pensaron, los Sres.: Félix Antonio Salazar Menéndez, Silverio Portal Contreras, y quien escribe, Mario Hechavarria Driggs, cuando indistintamente fuimos citados para la estación de policías de la calle Dragones en la Habana Vieja, por un oficial de la Seguridad del Estado llamado Tomas, quien dice ser el jefe de la unidad de enfrentamiento a la disidencia, mas conocida como sección 21.
En los tres casos no fueron citaciones de cortesía, sino intimidatorias donde el denominador común fue la prohibición, bajo amenazas, que de desobedecer serian “ultimados a balazos”, si continuaban asistiendo los domingos a la Iglesia de Santa Rita y denunciando las violaciones de los derechos humanos,….”Ya lo saben, la sangre va a correr”.
Otra de las idioteces que comunico el G2 Tomas, dentro de la larga parrafada que nos dirigió, que por la similitud de cada caso tal parecía un guion de una Telenovela mal escrita, fue que el iba a destruir a el movimiento Damas de Blanco.
Se desconoce si esta bufonada, fue en cumplimiento de una directiva o producto a una manifestación circense que como semilla frustrada, esconde en su subconsciente este discípulo del payaso “Papitas Fritas” del Circo Cubano.
Pero nosotros y para su bien, debemos aclararle dos cosas:
‘’No creemos en amenazas, pues desde que integramos el movimiento opositor, hemos aprendido a vivir bajo la amenaza permanente de los órganos represivos de, el mal gobierno cubano y sinceramente ya estamos curados de espanto”
“Y por otra parte, queremos recordarle al Sr Tomas “jefe de la unidad de enfrentamiento”, que su empeño de querer destruir al movimiento femenino, Damas de Blanco Laura Pollan, es una quimera ya que los símbolos no pueden ser destruidos, porque regeneran de sus propias cenizas…….como el Ave Fénix.
Reconocer esto, es de sabios.



SESENTA DIAS ESPERANDO POR UNOS ESPEJUELOS
22 noviembre, 2011, 15:56
Filed under: Sin categoría
photo

Mendigo con espejuelos en la calle de Obispo de La Habana. Foto: Alan Esteva

 

 

Por León Padrón Azcuy,

la Habana 21 de Noviembre de 2011

Visitar las instalaciones médicas del céntrico sector capitalino del Vedado -tan solo- para conseguir una receta que autorice la compra de unos espejuelos para leer, resulta retorcido y contrasta con la incesante propaganda de los medios de difusión respecto al sistema de salud cubano.
Recientemente, tras rompérseme mis lentes, inútilmente acudí a tres de las más importantes óptica, disponibles para los ciudadanos de a pie de esta capital. Despistado tal vez, comprobé, que no es tan sencillo como yo creía, obtener unos lentes graduados. Todo lo contrario, sumamente complicado, como complicada es la vida de cada cubano. Víctima del enredo burocrático, presente en todas las entidades estatales.
En los establecimientos oftálmicos de J y 23, 12 y 23 y línea y 6, no se puede obtener un, + 2.50, sin el autorizo médico. Tras mi imposibilidad, se me ocurrió entonces ver un oftalmólogo amigo que ya no ejerce la profesión, pero pensé que tal vez podía resolverme el problema, o recomendarme alguna de sus amistades que si lo hacen. Pero fue Ilusa mi presunción, ya que ni una, ni la otra, fueron posible. Las recetas llevan tres cuños con los que él no cuenta y la optometrista que me recomendó en el Hospital Fajardo no pudo atenderme por la cantidad de gente que había en el departamento.
Finalmente, desesperado, tuve que parar en el consultorio médico de la calle 25 y b, donde la doctora de la familia me dio una remisión para el Policlínico Moncada, ubicado en la céntrica calle 23 donde me comunicaron que las mediciones de los ojos se hacían en el Policlínico de la Rampa ubicado en 17 y J, o en 18 y 15. El primero, me podrían hacer la solicitud por teléfono, el segundo debía presentarme en el lugar para sacarlo yo mismo. Por supuesto escogí la Rampa, asignándoseme el turno para el lunes 21 de noviembre.
Ocho días después, me presente en el departamento de Trastornos refractarios de este centro de salud, donde fui atendido por una optometrista. Las sorpresas estuvieron reservadas para el final de la mañana de este día. Una, es que al punto de medirme la vista, descubrí que ya no uso un +250, la otra es que después de obtener la receta de mi nueva graduación para presentarla en la óptica tendré que esperar sesenta días para recogerlos después de pagarlo.
Por suerte, había desempolvado unos espejuelos del difunto esposo de mi tía que me sirven para poder escribir. Nada, así andan las cosas en esta bella isla que no más pones la televisión cubana, y veras en cualquier noticiario las variadas proezas realizadas por un ejército compuesto por más de 65 mil galenos, que maniobran en cualquier explanada geográfica y entre otras cosas le devuelven la vista a muchos ciudadanos ciegos de “países amigos”. Ah… poniendo el nombre de Cuba bien en alto.

Hugoliberal2002@yahoo.com
Blog: leonlibredecuba



Crónicas desde La Habana: La Virgen de la Caridad y el recuerdo de un gran Obispo.
20 noviembre, 2011, 19:34
Filed under: Sin categoría

Mario Hechavarria Driggs, periodista independiente.

El veintidós de Julio pasado, lo que era una noticia debió esperar hasta septiembre para serlo realmente, cuando la revista católica “Palabra Nueva”, publicó en su número ordinario de septiembre, la carta enviada por Raúl Castro, Presidente del país, al Cardenal Jaime Ortega Alamino, con sus condolencias por el fallecimiento, el día anterior en Miami, del Arzobispo Emérito de Santiago de Cuba, Pedro Claro Meurice Estiú.

De sus propias palabras sobre el finado, nos llega la conexión con la historia y el significado del hecho: “A él le correspondió suceder a aquel hombre al que mi generación recuerda con gratitud, monseñor Enrique Pérez Serantes.” Se refería el Jefe de Estado a los tiempos difíciles, posteriores al Asalto al Cuartel Moncada el veintiséis de julio de mil novecientos cincuenta y tres, cuando la firme y serena actitud del arzobispo santiaguero, salvó a muchos como el propio Raúl de la represión del general Fulgencio Batista.

Pérez Serantes recién había recibido el obispado y Meurice era un joven sacerdote, apadrinado por el nuevo prelado, quien veía en el joven santiaguero, altas dotes para la vocación por él escogida. Los años probarían lo acertado de aquel padrinazgo. Pedro Meurice estudiaría en Santo Domingo, España y Roma. Regresaría a Cuba cuando los barbudos de Fidel Castro avanzaban victoriosos sobre la ciudad que le acogería finalmente, llamado por el arzobispo Pérez Serantes, para ser su Secretario y Canciller.

La historia demostraría que de mucho le valió al sacerdote su cercana y estrecha relación con un arzobispo de tanto prestigio. Los curas eran expulsados de Cuba. El propio Meurice cuenta que “Un día vinieron dos oficiales a verme y me dijeron que tenía quince días para abandonar el país, yo respondí que no hallaba razón para hacerlo, pues era cura de varias parroquias y Canciller del Arzobispado. Luego hablé de esto con el arzobispo y serenamente me contestó:- Pues hazte como si no oíste nada. Así fue, pero luego se llevaron de Santiago 18 sacerdotes. Por suerte, a mi no me pasó nada.”

Ciertamente la influencia de Pérez Serantes salvó a Meurice, pero como nota elocuente, sólo en el vapor Covadonga, viajaron expulsados de Cuba en ese mil novecientos sesenta y uno, ciento treinta religiosos. Eran los momentos de una crítica relación entre la Iglesia Católica y el estado cubano, que habría de mantenerse por décadas.

El año noventa y ocho del pasado siglo marcó el cambio, ya desmoronado el Muro de Berlín, momento en el que Cuba necesitaba “un aire” para salvar su Revolución. Fidel Castro recibe con una ‘‘sonrisa’’ al Papa Juan Pablo II y el gran peregrino de la Iglesia viaja por todo el país. En Santiago de Cuba, segunda arquidiócesis en importancia, le recibiría el ahora Arzobispo Pedro Claro Meurice Estiú.

La Homilía de Meurice, acompañado por decenas de miles de personas y con el espaldarazo del

Sumo Pontífice, sería recordada por unas palabras que marcan pautas para la futura historia de Cuba: “Le presento además, a un número creciente de cubanos que han confundido la Patria con un partido, la nación con el proceso histórico que hemos vivido en las ultimas décadas, y la cultura con una ideología”…

¡La Patria es de todos!

En aquel entonces era el año veintiocho de su arzobispado, gracias a la protección de Pérez Serantes, que le evitó el exilio forzoso, el mismo arzobispo que antes protegiera de los esbirros batistianos a los jóvenes Fidel, Raúl y sus compañeros. No había dudas del por qué de aquella expresión.

Pedrito, como cariñosamente le decíamos, ya retirado, recuerda a su tutor y afirma: “A veces busco y busco el por qué de aquellas palabras mías ante el Papa el día que visitó nuestra arquidiócesis, y siento que más que por mí- aunque lo hice absolutamente consciente y responsable de eso- las dije por el.”

Han pasado los años, y la diabólica política de convertir a Cuba en un país ateo ha fracasado, gracias a Dios vamos recuperando valores perdidos, la familia, la fe y la esperanza, que le debemos a quiénes cargaron la cruz en tiempos difíciles y a las oraciones de los muchos que abandonaron el país, obligados por la cruel represión de aquellos tiempos. Vivimos momentos trascendentes y proféticos, el estado comunista busca afanosamente su tabla de salvación. Tal y como lo anuncia el apóstol San Pablo a los filipenses: ¿Y que? “Al fin y al cabo, con hipocresía o con sinceridad, Cristo es anunciado y esto me alegra y seguirá alegrándome.” (Flp 1, 18 -19).

Ahora, y para fortalecer la fe, “Nuestra Señora de la Caridad” nos visita, luego de recorrer toda la isla, acompañada por millones de cubanos, ella nos trae su mensaje de amor. ¡Haced lo que mi hijo os diga! (Jn 2,5).

“Esta peregrinación de la Virgen de la Caridad está mostrando que Cuba vive una primavera de Fe.” “En esta hora de nuestra historia nacional, necesitada de muchos cambios, muchas cosas han comenzado ya a cambiar.” Nos dice el Cardenal Jaime Ortega Alamino.

Sin embargo, el fallecido Arzobispo Emérito de Santiago de Cuba, nos dejó una apreciación distinta.

El no podía olvidar a aquellos milicianos conminándolo a que abandonara el país; tampoco perdió la memoria del “Covadonga” con los sacerdotes expulsados, la oscura prisión y el paredón de fusilamiento.

“Mi temor es que cambien las cosas, vengan nuevamente los tiempos de la cruz y pase esta hora privilegiada.”

Mario Hechavarria Driggs

Monte # 65, entre Cárdenas y Zulueta

4to piso apto 408, edificio “La Sortija”

Municipio: Habana Vieja

Código Postal: 10200

La Habana, Cuba

Teléfono: 867 24 65

Email: mayombe61@ Gmail.com



Denuncia desde Cuba sobre el acoso a los integracionistas raciales
19 noviembre, 2011, 8:36
Filed under: Sin categoría

Comité Ciudadanos por la Integración RacialLa Habana, 18 de noviembre de 2011

DECLARACIÓN

El Comité Ciudadano por la Integración Racial CIR denuncia ante la opinión pública que la policía política cubana ha emprendido una campaña de acoso y amenazas contra los miembros y activistas de nuestra organización con el objetivo de impedir por la fuerza la celebración del Segundo Foro Raza y Cubanidad. Cuba pasado, presente y futuro programado para los días 24, 25 y 26 de noviembre en su sede de La Habana.

Esta segunda edición del Foro estará dedicada al pensamiento negro en Cuba e intenta contribuir al permanente y necesario debate por la redefinición futura de nuestro proyecto de nación desde una perspectiva cultural e integradora.

Los líderes y activistas del CIR reafirmamos la determinación de cumplir con nuestros programas y diseños de trabajo en cualquier circunstancia.

Nuestra organización responsabiliza a las máximas autoridades del país por las consecuencias de su comportamiento intolerante y represivo.

Juan A: Madrazo Luna

Coordinador Nacional CIR



Comité Ciudadanos por la Integración Racial invita al Segundo Foro “Raza y Cubanidad”
19 noviembre, 2011, 8:30
Filed under: Sin categoría
photo

Baile afrocubano. Foto: Progresivo

El Comité Ciudadano por la Integración Racial CIR tiene el honor de invitarle a la Inauguración del Segundo Foro “Raza y Cubanidad. Cuba presente, pasado y futuro” que en el marco del Año Internacional de los Afrodescendientes tendrá lugar los días 24, 25 y 26 de noviembre.

En el acto se darán a conocer los ganadores de los Premios “Tolerancia Plus” 2011.

Lugar: Sede del CIR

Calle 23 No 710 primer piso entre C y D. Vedado Municipio Plaza

Día: 24 de noviembre 2011

Hora: 4:00 pm