Cuba Nuestra: Sociedad Civil


CUBA NECESITA UN LÍDER VERDADERO
6 octubre, 2011, 4:55
Filed under: Sin categoría

https://i2.wp.com/farm6.static.flickr.com/5203/5341381285_dedbc9a3d0.jpg

Luz sobre Viñales, Cuba. Foto: Dishevld’s photostream 

 

Por Amelia María Doval

Cuba es un volcán que desde hace 52 años tiene periodos de actividad y la mayoría del tiempo está sumido en un letargo endémico, una especie de enfermedad del sueño. La población se deja arrastrar hacía lo profundo sin cuestionarse las consecuencias. Después de décadas de silencio han salido brotes de lava que queman, mujeres con voluntad de acero que han sentido sobre sus hombros el peso de criar a sus hijos y llevar una familia hacía el precipicio porque sólo se concibe el final con la caida.

La retórica constante de un discurso repetitivo condujo con total inercia a la mala interpretación, dándole protagonismo al antihéroe. Justificando la aceptación con el término ´´engaño´´. Las sublevaciones y rebeldías del Medio Oriente, la tecnología desarrollada y la voluntad de cambio que se va arraigando en los seres pensantes ha posibilitado que se conozca la labor de quienes están en total desacuerdo con entregar su vida y la de sus hijos a unos locos sin futuro.

Cuando veo a las Damas de Blanco me pregunto qué pensarían las ´´Madres de toda Cuba´´, las que se dieron a conocer en 1954 como ´´las crucificadas madres de los heróicos muchachos de los sucesos de Santa Ana´´, de qué lado de la calle caminarían cuando observan a la dictadura matar a los mejores hijos de la Patria. Qué dirían estas mujeres cuando ven el atropello a sus homólogas 57 años después. Tendrían alguna disculpa hacía los que hoy asesinan, torturan y golpean sin piedad. Sus hijos sufrieron una cárcel veraniega, los de ahora son vejados y tratados como presos comunes.

Cuba no necesita de propaganda externa que crea héroes de constante discurso. De palabras no se alimenta un pueblo. Cuba necesita un proyecto de gobierno, un hombre en mangas de camisa que tolere el sol y toque puertas. Cuba no necesita acciones aisladas, proclama por un hermano que lo acompañe en la cause, que lo apoye en su dolor diario. Cuba necesita un ser humano que le muestre una manera de vivir diferente y real. Cuba espera, no por un líder, ya de esos estamos agotados. Ansía un batallador, un humano capaz de sentarse a su mesa y proponerle un manjar mejor. El cubano está harto de mentiras y pamplinas, por eso acude al raciocinio.

El archipiélago adolece de iniciativa, no porque carezca de inventiva sino por el silencio que aboga en su defensa. No debe importar si la batalla es solapada para que sólo, los implicados la conozcan, pero dos ruedas son suficiente para mover las fuerzas y romper barreras. El día que tropiece con ese intrépido, entonces yo me sumo a su batalla. Es justo reconocer los que han regalado su vida en esta causa; la prisión, los golpes, las torturas, son muchos los que han padecido y padecen, son muchos los que pueden ser la cara, prefiero a aquellos que no temen a perder el aplauso y se atreven a cruzarse en el camino.

Si alguien me preguntara qué propones, le diría la verdad cara a cara. No tuve la voluntad de quedarme encarcelada, pero tengo el derecho de no aplaudir lisonjas. Quiero un hombre o una mujer que sepan sentarse a la puerta del que no sabe y decirle la verdad sin tapujos, ellos apostaran a la causa: estamos en contra del gobierno, no por fanatismo absurdo sino por convicción, si usted necesita ahí estaremos, reclamamos sus derechos codo a codo. Si está enfermo, lo atendemos, si tiene hambre trataremos de socorrerlo con lo poco, si no tiene techo, le ayudaremos a ponerlo. Sepa que estamos en contra y si vencemos usted y nosotros tendremos el derecho de crear un país nuevo y estas son las bases. El día que eso ocurra, que todos los cubanos, sepan que existe esa persona, entonces sabremos que estamos a un paso de ganar esta batalla y no importa de qué color sea su piel, ni cuán enjuto esté su rostro. Necesitaremos su mente y su entereza, el valor de sus acciones y su decoro.

Anuncios

2 comentarios so far
Deja un comentario

Lo que hace falta es dignidad de promover una dirección democrática y colectiva, basta de lideres que terminan siendo dictadores. Bartas de mesianismo

Comentario por Henrik Hernandez

[…] Cuba necesita un líder verdadero […]

Pingback por 6 oct 2011




Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: