Cuba Nuestra: Sociedad Civil


Cuba necesita recuperar al CIUDADANO cubano*
29 mayo, 2011, 9:15
Filed under: Sin categoría

https://i0.wp.com/farm4.static.flickr.com/3442/3350172334_d15afddc22.jpg
Foto: Flickr

 

 

 

Por Manuel García Marín

¿Volverá a reinar en Cuba la figura del CIUDADANO cubano? De la respuesta que dé a esta pregunta la evolución político-social en la isla depende el verdadero futuro de nuestra patria.

 

 

Durante más de cincuenta años, en nuestra patria ha reinado el totalitarismo más absoluto de cuantos han existido en el mundo. En ese tiempo, una casta dirigida por un solo hombre se ha posicionado en los órganos de poder, desde donde han destruido el espíritu de la cubanidad, del que se sintieron orgullosos nuestros padres, al paso que hundieron la patria en el más terrible estado de pobreza material y moral, sembrando en el ser de cada familia cubana la semilla de su debilidad y autodestrucción, al mantenernos divididos y separados, rebajándonos a la condición de ciudadanos de segunda categoría y apátridas regados por toda la geografía mundial. Privados de todos los derechos fundamentales, el carácter del cubano se ha ido modificando, cambiando ostensiblemente durante este pasado medio siglo, en aspectos tan sensibles como la ética de su comportamiento en el seno de la comunidad, la familia y el trabajo. Quizás sea este el aspecto más significativo de los que hayan contribuido al mantenimiento del actual estado de cosas y que impide que se pueda lograr el re dimensionamiento de la sociedad cubana mediante el rescate de su ente fundamental: EL CIUDADANO

Para aquellos que se empeñan en prolongarse en el totalitarismo anti democrático, es importante evitar que en el pueblo resucite esa figura social, por el peligro que representa para ellos un “ciudadano” con pleno conocimiento de sus derechos, con capacidad suficiente para exigirlos, y ejercerlos, y para ello, hacen y harán cuanto puedan por mantener un determinado nivel de degradación moral en el seno del pueblo, con el propósito de lograr sus criminales objetivos. La destrucción total del hombre en su moralidad, es el daño más grande que nos ha de legar el castrismo, y sobre la base de una sociedad en la que sus integrantes tengan las más disimiles prácticas corruptas, como modo y medio de vida, resulta muy difícil reconstruir una nación entera.

En épocas pasadas, el término “CIUDADANO” fue utilizado de forma despectiva para descalificar a los cubanos que, con todo derecho, se manifestaban como no partidarios del proceso revolucionario. Con esa práctica, se atacaba no solo al hombre que se declaraba contrario, sino que liquidaban las instituciones fundamentales de la nación, rebajando la condición del cubano a la simple categoría de “compañero”. Al despojar al hombre de su condición más elevada, se le privaba de sus derechos fundamentales y del ejercicio de la soberanía nacional, convirtiéndolo en vasallos del estado totalitario, que a partir de ese instante gobernó la nación a su antojo, sin sentirse obligado a rendir cuentas al pueblo, que se ha limitado a acatar las decisiones del estado, observarlas sin opinar y obedecer disciplinadamente. ¡Hasta nuestros días!

Si verdaderamente existe un interés y suficiente disposición para enfrentar y resolver el problema cubano, habrá que modificar esta situación y restituir al cubano común, su condición de CIUDADANO de la República de Cuba y reconocerle los derechos que se derivan de esa condición suprema. Pero, ¿Recordarán los cubanos en que consiste el que se le reconozca su condición de ciudadano? ¡Estoy seguro que la mayoría de los cubanos desconocen que por sobre toda consideración gubernamental ellos mantienen su condición de CIUDADANO y que por tanto son los únicos, verdaderos y legítimos depositarios de la soberanía nacional, que pueden ejercitar SIN PEDIRLE PERMISO A NADIE y sin que nadie pueda evitarlo!

Ser Ciudadano es tener desarrollado el sentido de identidad y pertenencia en el lugar donde se interactúa socialmente en la comunidad, y donde se desenvuelven los individuos con responsabilidad, derechos y obligaciones. Pero un ciudadano no actúa de forma independiente, sino que necesariamente se integra a la comunidad en que mediante la observación consciente de la convivencia colectiva, ejerce sus derechos, y cumple sus obligaciones en el seno de la sociedad en que vive. Esta interrelación entre ciudadanos y el resultado de su práctica cotidiana, da origen a la “ciudadanía” que consiste en El derecho y la disposición del individuo de participar en una comunidad, a través de la acción autorregulada, inclusiva, pacífica y responsable, con el objetivo de optimizar el bienestar público.

Al cubano no hay que devolverle nada. El “ciudadano cubano” no tiene que hacer otra cosa que ejercer sus derechos sin esperar por nada, ni por nadie. Solo hay que remover conciencias, despertar voluntades y exigir respeto de los gobernantes. Que estos sientan que el pueblo tiene suficiente capacidad moral para hacer valer sus derechos y para cumplir sus obligaciones para con la sociedad. Con la verticalidad necesaria, hay que hacerles saber que ellos son servidores del pueblo y no al revés.

Nuestros derechos, como ciudadanos son amplios e irrenunciables, y nadie, en nombre de ningún interés, puede limitar o suprimir su disfrute. En la Declaración Universal de los Derechos Humanos acordados por las Naciones Unidas, se enumeran todos los derechos que por nacimiento tienen todos los seres humanos y por tanto suelen ser la referencia de aquellos que tienen que observarse en todas las naciones. En ellos se sintetizan los que por derecho disfruta el “ciudadano” de cualquier nación libre. Pero éste tiene otros derechos específicos, de vital importancia, tales como los siguientes:

El derecho a elegir a sus gobernantes y a ser electos para todos los cargos públicos.

El derecho a opinar sobre los asuntos del estado y a ser, escuchados y ser tenidos en cuenta.

El derecho a exigir de los gobernantes, legítimamente electos, le rindan cuenta de su gestión, a preguntar y recibir respuestas y revocar a sus representantes, cuando estos incumplan sus obligaciones al frente del estado o no ejerzan la representatividad delegada en ellos, con la debida diligencia, en perjuicio de los intereses del pueblo.

El derecho a combatir con todos los medios a su alcance a quienes intenten socavar el estado de derecho en la nación, mediante la implantación de un sistema totalitario de gobierno.

Si cada ciudadano cubano se dispusiera a ejercer sus derechos, si se empeñara en hacer valer su condición, y así lo hicieran saber en el seno de sus colectivos y en la comunidad, el cambio necesario se produciría de inmediato, y siempre para bien de la República, porque únicamente cuando los ciudadanos de un país se constituyen en garantes de sus propios derechos, se puede lograr una nación verdaderamente libre y en consecuencia capaz de alcanzar éxitos extraordinarios como resultado de la consciente contribución de sus hijos.

Por supuesto que saldrán a relucir las opiniones que siempre existen, sobre las dificultades en lograr que el pueblo asuma la postura que proponemos. Reconocemos que existen dificultades, incomprensiones, y miedo, pero no hay nada imposible. Lo que se necesita es que al menos el cubano multitudinario, ese que llamamos de a pié, conozca estas cosas y sea capaz de reconocerse en la figura del “CIUDADANO CUBANO” que subyace en cada uno de ellos, a la espera del despertar de la conciencia individual y colectiva.

Si nuestros próceres y antepasados mambises se hubiesen detenido ante la grandeza de la obra, si se hubiesen rendido ante el poderío de España, todavía hoy estuviésemos sometidos y atados a los destinos del colonialismo español.

Para cualquier comentario fuera de esta página escribir a: mgm101058jm@yahoo.es

* Este artículo fue publicado | 27-5-2011 a las 11:38 en http://www.kaosenlared.net/noticia/cuba-necesita-recuperar-ciudadano-cubano, y actualmente está retirado de ese sitio

Anuncios

Dejar un comentario so far
Deja un comentario



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: