Cuba Nuestra: Sociedad Civil


“EL MOTIVO DE LA SEDE EN EL CASO DE LOS 5 ESPÍAS: TORMENTA PERFECTA O COMUNIDAD HETEROGÉNEA”.
29 junio, 2010, 8:32
Filed under: Sin categoría

https://i2.wp.com/www.granma.cubaweb.cu/2010/04/16/cubamundo/5cmcinco.jpg


Después de terminada la saga del niño Elian González, Fidel Castro optó por un nuevo entretenimiento que siguiera dando vida a su batalla de ideas.

Tocó el turno a 5 espías confesos, presos en los Estados Unidos, quienes se declararon agentes del régimen castrista, y sentenciados el 8 de junio del 2001.

Durante años, los espacios televisivos controlados por el gobierno se la han pasado mintiendo al pueblo, adulterando los hechos y dando la imagen de un sistema implacable y brutal proveniente del norte.

Un sistema donde no existen o no se cumplen las garantías procesales de los acusados, un país que tiene a una comunidad llamada Miami que es incapaz de juzgar con imparcialidad a los cubanos que actúan como espías de la dictadura cubana.

Los que conocemos la realidad cubana porque la vivimos día a día y somos parte de ella, sabemos que estas aseveraciones hechas más bien pertenecen al sistema legal cubano, donde ni siquiera  las autoridades respetan sus propias leyes.

Durante el juicio, y después del mismo, en las sucesivas apelaciones, los abogados de la Defensa han reiterado los mismos argumentos: la historia de violencia que ostentaba la ciudad de Miami indicaba que sus ciudadanos no tenían capacidad para apartar sus sentimientos en contra del gobierno cubano y emitir un veredicto ajustado a Derecho; que la encuesta realizada por el profesor Morán concluyó que el cambio de jurisdicción de la división del Distrito Federal del Sur de la Florida era la única forma para que los 5 acusados tuvieran un juicio justo, ya que el Condado de Miami – Dade estaba saturado de un profundo prejuicio contra todo aquello que estuviese relacionado con el gobierno cubano; reseñaron algunos artículos publicados antes y después del juicio.

Sin embargo después de un pormenorizado análisis del caso, el Pleno del Corte de Atlanta decidió en una votación de 10 votos contra 2, que Gerardo, Fernando, Antonio, René y Ramón (5 de los integrantes de la Red Avispa), habían recibido un juicio justo y que nada en el Expediente del caso, indica que no se pudiera elegir dentro del Condado Miami – Dade a un jurado imparcial.

Ahora bien, ¿esta Sentencia adoptada por el Pleno en fecha 9 de agosto de 2006, se ajusta a lo que estipulan las normas en los Estados Unidos, o fue una colosal injusticia tal y como viene repitiendo el régimen de Castro?

Los jueces actuantes tuvieron en cuenta las fuentes formales del derecho de su país, es decir: la norma escrita o Reglas federales y los precedentes judiciales.

Según la Regla Federal 21, los acusados para obtener un nuevo juicio o un cambio de sede deben demostrar que existe un profundo prejuicio contra ellos dentro de la Comunidad en que serán juzgados. Los acusados presentaron como evidencia una Encuesta realizada por el psicólogo Patrick Morán. Sin embargo, hay que señalar que esta Encuesta carecía de rigor científico: no medía con precisión el prejuicio, la muestra tomada era insuficiente, no se manejó correctamente la terminología neutral, por ejemplo, se le preguntaba al encuestado si estaba de acuerdo o no en que los agentes de Castro habían tratado de interrumpir las manifestaciones pacíficas de las flotillas del Movimiento Democracia que rendían tributo a los compañeros caídos; la mayoría de las preguntas realizadas eran prefabricadas, generalizadas y muy pocas tenían que ver con el caso que se debatía.

Por otra parte estaba dentro de la prerrogativa de la jueza Joan Lenard rechazar categóricamente la Encuesta. No obstante el expediente revela que para tomar esa decisión la jueza analizó con mucha profundidad las conclusiones del experto.

Los voceros del régimen han dicho una y otra vez que no existió un juicio justo y que los ánimos de la comunidad estaban caldeados a tal punto que influyeron en la decisión del jurado.

Sin embargo cuando usted revisa todo el expediente del caso así como las sentencias impuestas por la jueza y el fallo de las apelaciones ante el Pleno, se percata de que ocurrió todo lo contrario.

La jueza Joan Lenard tomó medidas muy eficaces para que el jurado no fuese contaminado, emitió una orden mordaza a todas las partes y sus abogados ordenándoles abstenerse de ofrecer información u opiniones que cualquier persona razonable pudiera dar a conocer mediante comunicación pública, en relación con un litigio inminente, donde tal difusión pudiese perjudicar el debido desarrollo del juicio; la jueza no dio jamás a la prensa los nombres de los doce miembros del jurado y evitó el acceso de los medios de comunicación a las preguntas que se realizarían en el voir dire a los candidatos  que integrarían el jurado. Incluso cuando se llega a conformar el jurado los abogados de los cinco afirmaron que estaban muy satisfechos con la selección del jurado, elogiando el trabajo de la jueza.

Otra de las mentiras que repite el régimen de Castro y los abogados y familiares de los 5 espías es que los Tribunales no tuvieron en cuenta los precedentes judiciales.

Ahora bien, repasemos cuáles son esos precedentes judiciales supuestamente violados en este caso:

1 – Irvin versus Dowd: Aquí se trataba de una comunidad rural de muy pocos habitantes que fue sometida a una publicidad muy perjudicial en la cual se revelaron los antecedentes del acusado , y sus antecedentes penales; en este caso ocho de los doce jurados opinaban que el acusado era culpable antes de comenzar el juicio.

2 – Rideau versus Lousiana: en este caso los agentes de la policía obtuvieron de manera ilegal y arbitraria la confesión del acusado, además de que se le permitió a la televisión filmar el local donde se había cometido el crimen y el lugar donde se llevaría a cabo el juicio.

3 – Sheppard  versus Maxwell: aquí el juez no instruyó debidamente a los miembros del jurado, convirtiendo a éstos en víctimas de los medios de comunicación.

4 – Estes versus Texas el acusado no recibió un juicio justo ya que la Sala del Tribunal estaba llena de cables y cámaras de televisión.

Como podemos ver ninguno de los precedentes citados por la Defensa se atemperan al caso de los 5 espías. En aquellos raros y muy pocos casos en que las Cortes concedieron un nuevo juicio amparándose en el profundo prejuicio de la Comunidad, se trataba de pueblos con muy pocos habitantes o juicios realizados sin las más mínimas garantías procesales donde los medios de comunicación tenían un protagonismo demasiado evidente. No basta con argumentar que existe un profundo prejuicio, se necesita demostrarlo, demostrar que ese prejuicio caló hondo en los miembros del jurado, algo que los abogas de la defensa no lograron probar. El hecho no es si el jurado leyó o vio algo sobre el caso en la televisión, el asunto es si el jurado se hizo de un criterio condenatorio o absolutorio después de lo visto o lo leído.

Tampoco la Corte encontró que los cinco acusados tuviesen derecho a un nuevo juicio en base a la Regla Federal No. 33 ya que no había existido por parte de la Fiscalía una conducta impropia o inconsecuente, toda vez que la posición adoptada por los representantes del gobierno durante el caso de Ramírez ocurrió después y no antes de su posición en el caso de los cinco espías, por lo que no se aplica la evidencia judicial pues el argumento sostenido por la Defensa es cronológicamente incongruente. Por otra parte el caso de Ramírez versaba más bien de discriminación de empleo donde el propio demandante trató de explotar, para su provecho personal, la cobertura de prensa, dando conferencias y emitiendo declaraciones propagando así los puntos de su demanda.

Miami Dade es un condado de más de 2 millones de habitantes, es una comunidad heterogénea, multirracial, donde hay diversidad de criterios en lo político, y por otra parte la publicidad previa al juicio no fue perjudicial si la comparamos con los raros casos en que las Cortes han ordenado un nuevo juicio.

Como podemos ver los “5” tuvieron un juicio justo, y con todas las garantías procesales que puede tener un acusado en los Estados Unidos a diferencia de aquellos cubanos que en su propia tierra son sentenciados s largas penas de prisión por el solo hecho de expresar  opiniones que difieran de la línea oficial del régimen.

Los “5” tuvieron un juicio con todas las garantías, donde sus abogados contaron con tiempo suficiente para proponer pruebas, lo demuestra el hecho de que este juicio duró más de un año, a diferencia de las farsas judiciales celebradas a los 75 durante la Primavera Negra del año 2003, juicios sumarísimos sin garantías procesales, sin una defensa verdaderamente eficaz.

Suena irónico que la dictadura hable de “profundo prejuicio”, cuando el prejuicio ha estado presente en estos 50 años; prejuicio hacia los homosexuales, prejuicio hacia los cristianos y demás personas practicantes de todo tipo de religión.

La comunidad internacional y todos los que luchamos por la libertad debemos exigirle a Raúl Castro que realice un nuevo juicio, no solo a los 75 disidentes condenados en el 2003 sino a los cientos de miles de personas que han sufrido la discriminación y el prejuicio a lo largo de estos 50 años de tiranía.

Quizás haya equivocado la cifra, quizás sean millones.

Santiago de Cuba, 28 de junio de 2010.

Lic. Ernesto Antonio Vera Rodríguez

Abogado y Bibliotecario independiente

Miembro de la Corriente agramontista de abogados independientes de Cuba

Anuncios

1 comentario so far
Deja un comentario

Estas reflexiones estan hechas por un experto y las considero acertadas.

Comentario por liolejardi




Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: