Cuba Nuestra: Sociedad Civil


La Iglesia cubana invita a la cordura en el enfrentamiento Gobierno Oposición
19 abril, 2010, 21:00
Filed under: Sin categoría

Palabra Nueva, revista de la Arquidiocesis de La Habana, reproduce, en su edición de este lunes una entrevista con el cardenal Jaime Ortega,  hecha por Orlando Márquez, en ella el arzobispo de La Capital de Cuba se refiere a varios temas delicados, entre  ellos;  la posición de la Iglesia frente al caso Zapata, Fariñas, las Damas de Blanco y los presos políticos.  Veamos un  fragmento:

https://i0.wp.com/www.latinamericanstudies.org/religion/jaime-ortega.jpg
Cardenal Jaime Ortega

NUESTRA VOZ ES UN LLAMADO AL DIÁLOGO
Entrevista con el cardenal Jaime Ortega, arzobispo de La Habana (Fragmento)

[….]

N.: En las últimas semanas esta situación de enfrentamiento se ha agudizado, específicamente a partir de lamuerte del preso Orlando Zapata Tamayo debido a una huelga de hambre. Al menos otro ciudadano cubano se ha sumado a este tipo de protesta, las esposas y madres de los presos políticos se manifiestan por sus seres queridos, a lo que el gobierno cubano responde con firmeza… Todo esto enrarece aún más el ambiente. ¿Es posible un diálogo en estas condiciones?
C.J.O.: El hecho trágico de la muerte de un prisionero por huelga de hambre ha dado lugar a una guerra verbal de los medios de comunicación de Estados Unidos, de España y otros. Esta fuerte campaña mediática contribuye a exacerbar aún más la crisis. Se trata de una forma de violencia mediática, a la cual el gobierno cubano responde según su modo propio.
En medio de esto ¿qué puede hacer la Iglesia por el bien común? Ciertamente su misión le impide sumarse simplemente a una de las dos partes enfrentadas, con propósitos políticos de desestabilización de un lado, y con el consecuente atrincheramiento defensivo de otro. Lo que nos corresponde como Iglesia es invitar a todos a la cordura y a la sensatez para que se pacifiquen los ánimos.
Sabemos que un llamado a la Paz es, históricamente, inútil en el fragor de una guerra. Pero es el llamado que siempre ha repetido la Iglesia en todo tiempo y ante cualquier conflicto. El Papa Pablo VI acuñó una frase que tiene aquí toda su validez: “Diálogo es el nuevo nombre de la Paz”. Porque en medio de ese fuego cruzado de palabras y argumentos resulta afectado el pueblo, cansado y deseoso de un presente y un futuro más sereno y próspero. Si nuestra voz fuera escuchada, necesariamente tendría como contenido un llamado al diálogo.
Este llamado lo hicimos los obispos de Cuba en nuestra nota que lamentaba la trágica muerte de Orlando Zapata, en la que pedíamos “a las autoridades que tienen en sus manos la vida y salud de los prisioneros, que se tomen las medidas adecuadas para que situaciones como éstas no se repitan y, al mismo tiempo, se creen las condiciones de diálogo y entendimiento idóneo para evitar que se llegue a situaciones tan dolorosas que no benefician a nadie y que hacen sufrir a muchos”. Esta disposición conciliadora, aunque parezca mostrarse infructuosa, es la misma que repetimos en el caso de Guillermo Fariñas, el otro ciudadano cubano que se ha sumado a este modo de protestar: pedirle que abandone la huelga de hambre.

P.N.: En este ambiente de acción-reacción, hemos visto incrementarse entre nosotros las respuestas con alguna forma de violencia contra quienes expresan en Cuba sus desacuerdos o reclamos, específicamente en el muy comentado caso de las Damas de Blanco. ¿Qué piensa de esto?

C.J.O.: No es el momento de atizar las pasiones. Por eso resultan penosos los actos de repudio hacia las madres y esposas de varios presos, a las cuales se unen ahora otro grupo de mujeres, conocidas todas como las Damas de Blanco.
Después de los dolorosos actos de repudio ocurridos con ocasión del éxodo de El Mariel en 1980, pensaba que éstos no retornarían más a nuestra historia nacional. En aquella ocasión, los obispos nos entrevistamos con un alto funcionario del gobierno que, tras escuchar nuestras consideraciones sobre esos actos, nos dijo: “pueden irse tranquilos, estos actos tienen que acabarse y será muy pronto”. En efecto, los actos de repudio desaparecieron poco después en aquella ocasión. Pero con sorpresa vimos que algún tiempo después estas acciones comenzaron a aparecer de nuevo en la escena nacional, y también entre cubanos del sur de la Florida frente a otros cubanos de pensamiento diverso, o artistas procedentes de Cuba, etc. No debe quedar en nuestra historia
como pueblo este tipo de intolerancia verbal, y aún física, como rasgo característico del cubano. De hecho son siempre pocos quienes escenifican estos actos que no indican el sentir de la mayoría.

P.N.: Volviendo a los presos políticos. Recuerdo que a raíz de las detenciones y juicios sumarios del año 2003, tanto la Santa Sede como los obispos cubanos pidieron a las autoridades gestos significativos de clemencia, gestos humanitarios para con personas que habían recibido largas sentencias y eran enviados muy lejos de sus casas. ¿Continúa la Iglesia expresando su interés por estas personas? ¿Hay algo nuevo al respecto?

C.J.O.: Respecto a los presos por causas políticas, la Iglesia ha hecho históricamente todo lo posible porque sean puestos en libertad, no sólo los enfermos, sino también otros.
Con la participación de la Conferencia de Obispos Católicos de Estados Unidos en la década de los 80 salieron de la cárcel un buen grupo de presos, que junto con sus familiares más cercanos partieron para los Estados Unidos. Considerados todos juntos, prisioneros y familiares, fueron más de mil los que en varios vuelos costeados por los obispos norteamericanos salieron de Cuba. Sólo los que tenían grandes delitos de sangre no recibieron visas para los Estados Unidos u otros países. A petición del Papa Juan Pablo II en su visita a Cuba, también un buen número de presos fue puesto en libertad y emigraron cuantos recibieron visas de diversos países, con la misma reserva hacia los delitos graves por los países receptores.
Esto es lo que siempre hace la Iglesia con los presos y toda persona afectada en relación con ellos, como son sus familiares. Lo mismo ha hecho con respecto a los cinco cubanos presos en Estados Unidos a solicitud de sus familiares, haciendo gestiones, hasta ahora infructuosas, para que al menos dos de las esposas que hace ya casi diez años que no ven a sus esposos puedan visitarlos. Con respecto a todo aquel que se encuentra en situaciones deplorables, sin analizar las causas ni las razones de su condena, la misión de la Iglesia es siempre la de la comprensión y la misericordia, actuando discreta pero eficazmente para que la situación de esas personas afectadas sea superada para bien de ellas y de los suyos, aunque no siempre se logren los resultados esperados.
En suma, en este tiempo difícil, la Iglesia en Cuba pide la oración y la acción de todos los creyentes para que el amor, la reconciliación y el perdón se abran paso entre todos los cubanos de aquí y de otras latitudes.

Fuente: Servicio de Noticias – Revista Palabra Nueva. © 2010

Anuncios

3 comentarios so far
Deja un comentario

[…] Cuba Nuestra: Sociedad Civil Social Bookmarking: […]

Pingback por El Pan Cubano 2 | Silentwallcomix.com

No se lo que pasa con los dirigentes del cristianismo.
Hay algunos que tienen “pelotas” y se enfrentan al mal y dan su vida por amor al ser humano.
Hay otros que son unos egoístas cobardes que solo viven para si mismos y para sus intereses propios o de su propia familia o se su propia organización religiosa.
Jesús vino (enviado de Dios) con una misión,”La de dar su vida en rescate de todos los seres humanos” “El llevó en su cuerpo el pecado de todos nosotros y sufrió el castigo que todos merecíamos por nuestro pecados para que nosotros fuésemos limpios de nuestro mal y pudiésemos tener acceso a la Presencia de Dios el Padre”
¿Que haría Él si hubiese nacido en Cuba y tuviese ahora 30 años de edad?
No se, solo puedo imaginarlo.
Me imagino a Jesús hablándonos a todos de amor, de que nos amaramos los unos a los otros.
¿Qué les diría a los dirigentes de la cristiandad?, y, ¿qué les diría a los dirigentes comunistas que dirigen el país?
Seguro que les diría esto: “Haced a los demás lo que os gustaría que los demás os hicieran a vosotros”
Obispo si tú fueses un hombre que por discrepar del gobierno y luchar por los derechos de tu prójimo, estuvieses injustamente preso sin haber hecho ningún daño a nadie, ¿qué te gustaría que el Obispo de tu ciudad fuese a decirle a los gobernantes que lo tienen injustamente sufriendo en una prisión sin poder estar en la compañía de su madre hermanos esposa he hijos?
Obispo, lo mismo que te gustaría que fueran a decir por ti a los gobernantes, échale tú un par de pelotas y vete a los gobernantes y díselo muy claro y con todas tus fuerzas alma y corazón.
No te andes con medias tintas, díselo bien dicho y hasta si es necesario ofrécete tú para estar en prisión en su lugar, así como nuestro Maestro el Cristo hizo por todos nosotros.
Sí no quieres hacerlo, tampoco te llames Obispo de Cristo.
A Fidel Castro y a los responsables de que estas personas estén presas desterradas de la vida normal y de sus familias, yo creo que Jesús iría a Fidel y le diría:
“Ponte en su lugar, Fidel, por favor, no participes de nada que sea injusto, tú no eres dueño de la vida de nadie, solo se te está permitido por nuestro Padre del Cielo, el hacer el bien a los demás, no consientas en ningún mal, cualquier daño que se le haga al ser más indefenso de esta tierra, Dios, su Padre, lo considera como hecho a Si mimo”

Comentario por Bartolome

Hoy es jueves 27 de Mayo de 2010.
Para el cardenal Jaime Ortega.
Estoy contento, las noticias en España dicen que los dirigentes de la iglesia católica en Cuba han hablado con sus gobernantes (Raul Castro)sobre la situación de los presos políticos en Cuba.
Así me gusta, con un “par de huevos”, como pienso que hubiera hecho nuestro Maestro Jesús.
Adelante Jaime, ¡Dios, nuestro Padre Celestial, te bendiga y te llene de fuerza y felicidad, y prospere toda buena obra de tus manos!
¡Enhora buena!
Desde España.
Bartolomé

Comentario por Bartolome Martinez Canovas




Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: