Cuba Nuestra: Sociedad Civil


La espontánea cobardía
16 marzo, 2010, 14:35
Filed under: Sin categoría


Por la Lic.Amelia M Doval

Somos esclavos del miedo, tememos de nosotros y de los que nos rodean, de la sociedad y su intringulis.Temer a la muerte es más justificado que los sentimientos desvastadores que nos aprisionan y nos matan en vida. El miedo es prudencia, recato, es un símbolo que nos enseña  a detenernos por propia voluntad.

El éxito de algunos gobernantes está justamente en dialogar con el temor y a través de éste, mientras más se arraiga el sentimiento en las masas, más se preserva el poder, se destruyen los axiomas, la voluntad, el deseo. El enemigo creado por los estados, es amigo imperecedero de los gobiernos porque auna en sentimientos a las masas y las vuelve dependiente de una supuesta protección, en el mismo instante que transforma la cercanía en riesgo de ser sospechoso hasta de si mismo.

Casi ningún gobierno o institución que funcione como tal menosprecia el efecto espontáneo de los pueblos de sentirse atrapado por el irrefrenable deseo de protección ante el miedo constante de la caida.

Cuando me pregunto qué son cincuenta años de mentira no descubierta en la mente de un pueblo, la respuesta no se hace esperar. Es medio siglo de abarrotar las mentes con un mensaje transitable entre la muerte y el sobresalto de vivir sin tener lo que no se posee pero, un discurso avasallador y rutilante les hace creer que son dueños y únicos guardianes, de un villancico dorado, el encanto poseido.

El estado arremete facultativa y tácitamente contra la voluntad del ser humano cuando recrea su discurso tratando de reforzar  las convicciones de espantosa realidad con el único objetivo de coservar el poder de fuerza rectora. Se hace legítimo y constitucional el miedo, se nacionaliza el deseo de ser protegidos por quienes crean el sentimiento

De este modo es como único justificamos la inéptitud de las masas ante la opresión de un gobierno. Cuba se tambalea como bebedor primerizo cuando trata de avanzar sobre el mundo, tiembla su estructura  y foratalece el poder. Comencemos por robar el miedo, enfrentar la realidad,es la terapia más eficaz.Demostremos que estamos conciente de la voluntad de los gobiernos pero, no podemos dejarnos involucrar. Somos humanos, tenemos la debilidad de ser y sentir que el borde, puede ser precipicio.

El miedo es la apología del gobierno, el incontenible deseo de hacer y tener en contraposición con una inercia irracional que hace de los pueblos una masa de moviento rectilíneo uniforme, una manera de explicar la física aplicada a los cuerpos facilmente gobernables.


3-15-10

Anuncios

Dejar un comentario so far
Deja un comentario



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: