Cuba Nuestra: Sociedad Civil


Desde Cuba: SPD-262
3 septiembre, 2017, 7:17
Filed under: Sin categoría

Cuba, Foto: Alejandro A. Medina

No. 262 (25/año 9). La Habana, 30/Agosto-2017

“Se reconoce a los ciudadanos libertad de palabra y prensa conforme a los fines de la sociedad socialista”. Art. 53 de la Constitución

Boletín por un socialismo participativo y democrático.

Artículos, notas, reseñas, publicaciones de interés.

Los autores son los responsables de sus escritos.

Reenvíe este boletín a todos los que estime conveniente.

Se autoriza la reproducción total o parcial en cualquier soporte.

Consejo de Redacción. Pedro Campos, Andrés Dovale y Germán González CE pedrocampos313@yahoo.es o pedrocampos@nauta.cu

Se agradece críticas, comentarios, sugerencias y opiniones sobre forma/contenido

El boletín SPD se puede encontrar en  SPDcubano.blogpost.com

ÍNDICE

La década vulgar

Por Germán M. González

¿Qué busca el video extremista de Díaz-Canel?

Por Pedro Campos

El 98 % del video filtrado de Díaz-Canel ya se aplica en Cuba

El video confirma que el debate contra “el centrismo” era una orientación expresa del PCC

Por Marlene Azor Hernández

El socialismo y sus modelos

Por Fernando Ravsberg

 

Política y policía 

Por Armando Chaguaceda

POESÍA

 

Ni Gandhi Entiende

Por Inti Santana. Cantautor.

NTENIDO

CONTENIDO

La década vulgar

Por Germán M. González

El 31 de Julio del año 2006, un Fidel Castro enfermo traspasa provisionalmente el poder a su hermano Raúl. El 24 de Febrero del 2008 éste es investido como Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros y desde Abril del 2011 como Primer Secretario del Partido Comunista de Cuba. Veamos la evolución de algunos indicadores socioeconómicos en los diez años transcurridos y comprobemos la veracidad de la imagen de eficiencia del actual equipo gobernante:

Producto Interno Bruto (PIB): Mide el valor agregado bruto de toda la economía en un período, y su tasa de crecimiento es uno de los principales índices de la evolución de la economía de un país. Aquí se expresa en miles de millones de pesos (CUP=USD):

Año 2007 Año 2016 Diferencia Crecimiento %
43.9 49.4 5.5 12.5%

El crecimiento promedio anual de 1,2%  es muy inferior al 7,2% alcanzado en la década anterior y con la obsolescencia acumulada del patrimonio realmente no hay crecimiento. El cálculo USD=CUP y otras peculiaridades hacen este indicador en Cuba falso, solo útil para conocer la evolución de la economía nacional en el tiempo.

Deuda externa: Suspendidos los pagos desde 1986, cuando debieron comenzar los correspondientes a las deudas contraídas con la Unión Soviética y acumulando intereses desde entonces, su volumen real es un misterio, así como las condiciones para su renegociación. Raúl Castro admite en sus últimas intervenciones públicas – jurando liquidar pagos pendientes a proveedores incluyendo deudas vencidas- que su servicio impide esto último: si pagamos no comemos y si comemos no se paga.

El monto de la deuda reconocida oscilaba alrededor de 8 mil millones de USD en el año 2012, último dato publicado, en ese año se debían además otros cuatro mil millones entre deudas bancarias y a proveedores, para un total de 12 mil millones de USD. Algunos autores sitúan la deuda con Rusia en poco más de 20 mil millones de USD. Debe considerarse que al no realizar el servicio de la deuda los intereses se acumulan anualmente, por tanto esas cifras son conservadoras.

Los cubanos, desconociendo dónde están los recursos generados por esos créditos y las condiciones en que hoy se renegocian deben 2,800 dólares cada uno, con un ingreso promedio menor de 200 dólares anuales. En 1952 la República no tenía deudas y sí reservas netas por más de 600 millones de dólares, se cumplía el precepto Martiano:

El crédito es un descuento sobre el porvenir. O.C. t 2, p 370.

Balance Importaciones/Exportaciones: El desbalance comercial hasta el año 2014, último publicado, arroja la aterradora cifra de 8 mil millones de dólares,  dos mil millones más que en el cierre del 2007 y lejísimo de los favorables balances de los últimos años de la República, 1960 fue el último año de balance positivo, desde entonces todos los años muestran déficit.

El partido&gobierno, sin acceso a créditos desde el cese del servicio de la deuda (1986) y el derrumbe de la Unión Soviética (1991), más no disponer del petróleo barato entregado por Venezuela para su reventa, solo puede financiar el déficit comercial con las remesas familiares, la venta de fuerza de trabajo a otros países u organizaciones internacionales, fundamentalmente del sector de la salud y a las entidades extranjeras en el territorio nacional, principalmente del sector del turismo.

Algunos indicadores agroalimentarios en unidades físicas:

La utilización de la tierra cultivable baja de 45.1% al 44.0% a pesar del despliegue propagandístico de la entrega de tierras en usufructo, ralentizado según el Ministro de Planificación en la última sesión de la Asamblea Nacional por lejanía, infección de marabú y no disponibilidad de agua en las áreas disponibles.

La existencia de plantaciones permanentes disminuye en miles de hectáreas en el plátano (50,8), cítricos (37.3), cacao (1,3) y solo aumenta en frutales (1,5), fundamentalmente por el mango (13.2). La producción en miles de toneladas de viandas (490,1), plátano (25,3), hortalizas (231.8), arroz (74,4), frijoles (39,4), maíz (35,2) crece,  pero productos tan preciados como papa, tomate, cebolla y cítricos decrecen sensiblemente 48; 146; 16 y 349 mil toneladas respectivamente. En el decenio no se logra estabilizar la actividad agrícola por años ni por productos.

La producción de azúcar crece de 1,2 a 1,8 millones de toneladas, pero los rendimientos agrícolas (40 t/ha), industriales (10,3%) y el tiempo perdido (37,6%) no han mejorado desde que se defenestró la industria azucarera con el pretexto de “redimensionarla” para incrementar eficiencia y rentabilidad. Esos parámetros son  ridículos comparado con lo que se obtiene en el mundo y se lograban en la República. Sobre la rentabilidad no tenemos elementos, pero sin diversificar la producción de derivados y subproductos de la caña y con los parámetros de eficiencia publicados puede preverse como muy baja.

La ganadería vacuna arroja resultados positivos, crece la producción de carne de res deshuesada, (16.7 miles de toneladas), de leche (127 millones de Kg) y se incrementa la masa (226 mil cabezas). Pero la base para comparar (año 2007) resulta tan deprimida que esos incrementos pasan inadvertidos, no repercuten en mejorías visibles.

La producción de pescado decrece en casi 10 mil toneladas. La siembra de plantaciones forestales disminuye en el 40%; en esta última actividad resultan muy negativos todos los indicadores, existe un deterioro muy marcado.

Según nuestro Apóstol:

Lo que en el militar es virtud, en el gobernante es defecto. Un pueblo no es un campo de batalla. En la guerra mandar es echar abajo, en la paz, echar arriba. No se sabe de ningún edificio construido sobre bayonetas. O.C. t 13, p 129-143.

Nota: Todas las cifras se obtienen del Anuario Estadístico de Cuba (AEC) editado por la Oficina Nacional de Estadísticas e Informaciones (ONEI).

http://www.cubaencuentro.com/cuba/articulos/la-decada-vulgar-330502

¿Qué busca el video extremista de Díaz-Canel?

Por Pedro Campos

Por estos días corre por las redes un video realizado en febrero pasado, en el que aparece el inexpresivo Miguel Díaz-Canel. El supuesto sucesor de Raúl Castro en la Presidencia de Cuba, hace gala de un pensamiento retrógrado y conservador al peor estilo castrista.

En la tira, sin mover un músculo de su rostro, cual ventrílocuo, toca a degüello contra los opositores y parte de la disidencia, que en lo que va de año –no es casual la coincidencia– está siendo acusada de “centrista” por “intelectuales” oficialistas; contra los emprendedores que han estado levantando proyectos económicos autónomos y contra varias representaciones diplomáticas extranjeras que estarían apoyando la “subversión”, como España, Noruega, Alemania, Reino Unido y desde luego Estados Unidos, eje del mal y la desestabilización de la “revolución”.

De aquella intervención ante cuadros del partido no se supo hasta ahora, de manera que se aprecia interés en no divulgarla, porque evidentemente estaría mostrando una cara oculta del benjamín que interesaba no divulgar.

Pero como entre cielo y tierra no hay nada que no se pueda conocer, aquí se muestra al prospecto de Presidente desdiciendo a todos cuantos veían en él una oportunidad de cambio y ratificando su incondicionalidad a las ideas antidemocráticas, antiliberales, antisocialistas y represivas de los más auténticos dogmáticos neoestalinistas del castrismo.

Sin embargo, habría que preguntarse a qué viene tanta discreción con las posiciones del anunciado sucesor. Y las respuestas pueden ser variadas, pero todas demostrativas de la siempre misma doble moral del régimen que dice y anuncia una cosa, pero por debajo y por detrás hace otra.

De momento varias interrogantes pueden hacerse ante este desliz informativo. Entre ellas:

La alusión a sus reuniones sistemáticas con los “órganos del Interior”, para no decir de la Seguridad del Estado, ¿son parte de un proceso de preparación para el ejercicio del cargo, o estaría allí dando instrucciones?

¿Se adelantó en exponer sus “posiciones” o lo obligaron a comprometerse con la represión y los “talibanes” desde entonces, o fue su iniciativa buscar reconocimiento en los mismos?

¿Se percató el “sucesor” de que sus ataques nada caballerosos a varios países con los cuales Cuba tiene relaciones diplomáticas podrían constituirse en un problema en las relaciones futuras con esos países?

¿Se cree de verdad el cuento de que en la normalización de relaciones con EE UU, nada debe y nada tiene que ofrecer Cuba?

¿Él o sus asistentes, si los tiene, valoraron adecuadamente todas las reacciones que estas declaraciones podrían generar internamente dentro del país, en los mismos círculos oficiales fuera del grupo extremista de la nomenclatura y en la población en general?

Esa prolífica exposición de posiciones políticas, lejana del estilo raulista y cercana al fidelista ¿sugiere que él se cree en capacidad de hacer política en Cuba al estilo del fallecido caudillo? ¿Se cree de verdad heredero de sus dotes y poderes?

¿Está Díaz-Canel tan consolidado en su posición que pudo, desde febrero pasado, fajarse con medio mundo fuera y con la creciente oposición y la disidencia socialista de la que forma parte la plataforma digital OnCuba, cuyo cierre anunció entonces pero no ha concretado seis meses después?

 

¿Esta maniobra publicitaria podría ser una operación de algún sector interesado en exponerlo al fuego para “quemarlo” antes de tiempo y preparar el terreno para otra figura más potable?

Las respuestas se irán conociendo.

No cuadra mucho la divulgación de este video con la proyección futura del susodicho. Alguien tan inexpresivo diciendo cosas tan fuertes parece el montaje de una escena para una película cuyo final no se conoce todavía.

Destacan en la intervención del prospecto presidencial, quien dice cosas con la evidente intención de que en ese momento no se conozcan en todas partes, el secretismo, el misterio, el doble discurso y la doble moral.

Pero por todo eso nadie se extrañe si, pragmática y oportunistamente, en cualquier momento nos topamos con otro video de Díaz-Canel con posiciones conciliadoras hacia los países atacados y proyectando una imagen democrática, buscando equilibrar la balanza.

http://www.14ymedio.com/opinion/busca-video-extremista-Diaz-Canel_0_2277972187.html

 

El 98 % del video filtrado de Díaz-Canel ya se aplica en Cuba

El video confirma que el debate contra “el centrismo” era una orientación expresa del PCC

Por Marlene Azor Hernández

Se dice que es un video que dura alrededor de 3 horas, pero sólo se ha filtrado una parte del mismo. No se ha publicado en los medios masivos de comunicación monopólicos del Gobierno, ni en febrero cuando se hizo, ni en la actualidad. Lo cierto es que sólo ahora ha sido difundido por Antonio Rodiles, y no creo que haya sido de su interés posponer esta información en una gaveta porque si beneficia a alguien la difusión de la información del video es en primer lugar a todos los opositores cubanos. El video es una prueba de “la línea dura” del Gobierno que desdice las reformas y los cambios esperados a partir del “deshielo” con el gobierno de Estados Unidos, y no es de su interés hacer público este retroceso frente al rechazo nacional e internacional.

De la parte filtrada por Antonio Rodiles a través de programas individuales de Estado de SATS, hay tres temas que trata Díaz-Canel que ya tienen resultados en la vida práctica de los afectados por la nueva línea política: los candidatos independientes que aspiran a presentarse en las próximas elecciones parciales de octubre, los emprendedores, cuentapropistas o la propiedad privada y los cooperativistas, y los sitios web de publicaciones alternativas, independientes a las estatales.

Para los candidatos independientes a las elecciones parciales de octubre se confirma como línea oficial que no se respetará la ley electoral cubana, en la medida en que se les boicoteará desde el Gobierno[1]. La labor de proselitismo político está expresamente negada en la ley cubana, como la campaña por cualquier candidato, sin embargo, el Gobierno se permite hacer una campaña de proselitismo en contra de los candidatos independientes y se lo orienta a las organizaciones de masas y a los comités zonales del Partido, ya presentes en las comisiones de candidatura y fuera de las comisiones en su labor en los municipios previo a las elecciones. No ha existido una campaña proselitista contra los candidatos independientes con meses de antelación, como la que hace y ha hecho el Gobierno en estos meses. Los órganos de la seguridad se han encargado de inventar e imponer causas por delitos comunes, multas y arrestos arbitrarios a los candidatos de Otro 18, Somos Más y Candidatos por el Cambio. En las recientes Asambleas de Rendición de cuentas de los Delegados, se orientó terminarlas rápido, muchas de ellas sin el quórum requerido por ley, y si alguien planteaba críticas a la gestión gubernamental había que hacer un “acto de repudio”.[2]

Luego entonces, la línea política del video del 13 de febrero de este año ya está aplicando las represiones anunciadas. El segundo tema, contra los cuentapropistas o los emprendedores, desde el primero de agosto se congelaron licencias de 27 actividades aprobadas para funcionar, se prohibieron nuevas para tres anteriormente aprobadas, se congelaron las licencias para los cooperativistas, se han cerrado restaurantes por supuestos delitos, una cooperativa de contadores que daba empleo a 300 personas, por las mismas razones, y se anunció mayores impuestos a la fuerza de trabajo empleada en las empresas privadas.[3] A los usufructuarios con las nuevas regulaciones de agosto, se les obliga a asociarse a las empresas estatales, no sólo a las cooperativas, y continúa la prohibición del financiamiento privado que ahora será castigado con la pérdida de la tierra en usufructo.

Con relación al tercer tema, las webs independientes, la nueva política es reprimirlas como plataformas “enemigas” mientras que hasta el momento de filtrarse el video eran toleradas. Es cierto que el ataque a ellas comenzó desde abril de 2016, desde el blog de Iroel Sánchez, pero vista la reacción de numerosos intelectuales residentes en Cuba, parece ser que el video confirma que el supuesto debate ideológico sobre “el centrismo” no era un debate por iniciativa de voceros del Gobierno por “exceso de fidelidad” a la línea oficial, sino una orientación expresa de la máxima dirección del país. Hay una diferencia entre ser tolerado, aunque discutido, y otra muy distinta es ser catalogado oficialmente por la máxima dirección del país como una plataforma “enemiga”. La diferencia es notoria en el artículo de Roberto Veiga en Cubaposible.com[4].

Si no se ha cerrado OnCuba.com, sería exactamente el único hecho que no se ha aplicado hasta ahora de las represiones anunciadas. Monitoreo el sitio de OnCuba desde hace tiempo y nunca he detectado la agresividad contra el Gobierno cubano que declara Díaz-Canel.

Efectivamente, parece que el pago a los colaboradores, periodistas y profesionales ligados a empresas estatales es lo que ha desencadenado la intolerancia del Gobierno cubano, como lo indica también, el anuncio de próximos aumentos de impuestos a la fuerza de trabajo en el cuentapropismo.

La nueva línea política aplica la “solución del sofá” al éxodo de los profesionales al sector privado. En vez de subir el salario al sector profesional que se desempeña en el sector estatal, castiga al sector privado aumentando los impuestos sobre la fuerza de trabajo. Quizás en el caso de OnCuba, su dueño deba empezar a pagar en un futuro muy próximo, mayores impuestos por pagar a sus colaboradores. Intentar vivir con dignidad, mediante el trabajo honrado y mejor pago que el estatal resulta inadmisible para el Gobierno cubano. ¿Será esa la explicación de la agresividad de Díaz-Canel contra OnCuba?

Sería descabellado pedir a Antonio Rodiles que filtre la fuente que le proporcionó al menos parte del video en un contexto represivo como el cubano. No creo en la tesis que señala la filtración del video como una acción del Gobierno cubano para amedrentar a la “zona gris” de la opinión pública cubana, a los cuentapropistas y a los candidatos independientes a las elecciones parciales de octubre y facilitar así la sumisión.

El costo político de la difusión del video frente a EEUU es la de reafirmar como positiva la política de Donald Trump frente a Cuba entre los gobiernos democráticos latinoamericanos y más ahora por su denunciada intervención en Venezuela. Las palabras de Díaz-Canel, devalúan la acción de los lobbys contra el embargo: no hay real apertura, a la Unión Europea le envía señales que reafirman la pertinencia de la Declaración adjunta sobre Derechos Humanos aprobadas por el Parlamento europeo en la medida en que no mejora el respeto a los derechos humanos en la Isla, para el resto de los analistas internacionales, periodistas, académicos e incluso los amigos del Gobierno evidencia un retroceso y la extinción de las esperanzas de reformas a corto plazo que de manera idílica propagandizó el Gobierno cubano.

En la relación costo-beneficio, el Gobierno cubano paga un costo político muy superior al beneficio de amedrentar a la opinión pública nacional y a los sectores atacados que son en la práctica los que están haciendo las reformas dentro de Cuba dentro de una legalidad difusa, regresiva y/o ausente. Son estos actores los que han sido observados desde el exterior como evidencia de cambios. Atacarlos como “enemigos” confirman la regresión y les da fuerzas complementarias a los opositores cubanos de todos los signos ideológicos: Ustedes tienen razón, el sistema no es reformable.

[1] Reinaldo Escobar “Miguel Díaz-Canel incurre en un delito electoral” en 14ymedio.com, 28 de agosto de 2017.

[2] “Denuncian sabotaje a participación ciudadana en asambleas de rendición de cuentas” en Martinoticias.com, 16 de abril de 2017.

[3] Yaima Puig Meneses “Por la ruta de la actualización” en Granma.cu, 1 de agosto de 2017.

[4] Roberto Veiga González “Hacer lo necesario para retomar el camino” en Cubaposible.com, 23 de agosto de 2017.

http://www.cubaencuentro.com/opinion/articulos/el-98-del-video-filtrado-de-diaz-canel-ya-se-aplica-en-cuba-330488

El socialismo y sus modelos

Por Fernando Ravsberg

Cuando Fidel Castro proclamó que este modelo de socialismo no sirve ni siquiera para nosotros mismos, cualquiera hubiera pensado que eso bastaría para que sus seguidores se pusieran a buscar otro socialismo que sirva mejor a la nación cubana.

El líder revolucionario liberó a la gente de falsas lealtades recomendando cambiar todo lo que deba ser cambiado. Más tarde, el Presidente Raúl Castro lo confirma advirtiendo que estamos caminando hacia a un abismo y el tiempo de variar de rumbo se acaba.

Sin embargo, desde el mismo inicio del proceso de reformas económicas se optó por llamarlo “actualización del modelo” y la lógica pregunta que surge es ¿se piensa “actualizar” un modelo de sociedad cuyo creador calificó de inservible?

El modelo cubano fue una copia a escala del soviético, el mismo que condujo a la desaparición del socialismo en Europa. Si China y Vietnam prosperaron fue porque transformaron sus economías, un camino que ahora también inicia Corea del Norte.

A pesar de la evidencia, en Cuba algunos mantienen una mentalidad que retrasa los cambios, no los que pretende imponer EEUU, sino los acordados en los Congresos del PCC y en el parlamento, refrendados en asambleas por millones de cubanos.

No aplicar lo aprobado por las asambleas populares, el Parlamento y los Congresos del Partido Comunista puede afectar la credibilidad de las autoridades de gobierno

Pasó un lustro entre un Congreso comunista y otro, recién entonces la población se entera de que solo se aplican el 20% de los acuerdos tomados. Puede que en la prensa la culpa no la tenga nadie pero en las calles todos apuntan a quienes detentan el poder.

Se dice que hay que avanzar “sin prisas pero sin pausas” porque ya no queda tiempo para más errores. Sin embargo, un buen día se hace una pausa ilimitada en la apertura al trabajo autónomo, a pesar de que este es uno de los puntos claves de la reforma.

Legalizar el sector privado no fue una concesión sino una necesidad del Estado para desinflar sus plantillas, ahorrar en el pago de salarios, aumentar los aportes impositivos a las arcas públicas y administrar eficientemente decenas de miles de pequeños negocios.

Y, sobre todo, porque el Estado no anda muy sobrado de cuadros eficientes, así que necesita poner a trabajar a los que han demostrado ser capaces en las grandes tareas económicas y sociales de la nación, en vez de tenerlos administrando cafeterías.

Raúl Castro aseguró que “quienes apuestan por demonizar, criminalizar y enjuiciar, a los trabajadores por cuenta propia escogieron un camino que, además de mezquino es risible, por insostenible. Cuba cuenta con ellos como uno de los motores del desarrollo futuro”.

Es que sin los autónomos y sin la pequeña y mediana empresa la reforma no puede salir adelante. Eso lo saben todos, los que quieren crear un nuevo modelo de socialismo y los que pretenden continuar con el viejo hasta el fin de los tiempos.

El trabajo autónomo y las PYMES son una necesidad del socialismo cubano para tener un Estado más ligero y eficiente.

 

Esa es la razón por la cual la principal batalla política se desarrolla en torno al sector privado de la economía. Por la que la prensa secuestrada sigue hablando de ellos con prejuicios y por lo que les llaman “cuenta propia” contraponiéndolo a “lo colectivo”.

La suspensión de licencias fue un golpe durísimo a las esperanzas de la gente que soñaba con salir de pobre por esa vía, sin emigrar ni delinquir. Conozco a quien logró alcanzar cierta prosperidad con una cafetería en un barrio tan humilde como “Vieja Linda”.

Muchos emigrados vieron la posibilidad de ayudar a sus familiares a montar un negocio que les permita dejar definitivamente la mendicidad de la remesa. Otros se repatriaron para invertir sus ahorros y lograr una vida próspera en su propio país.

Es incalculable la cantidad de dólares que han entrado directo al bolsillo de la población para crear negocios e, indirectamente, a la mano de obra contratada y a las tiendas del Estado. Pero para mantener ese flujo inversionista se necesita seguridad.

Cambiar las reglas de juego en medio del partido siempre genera desconfianza, las suspensiones “indefinidas” provocan inseguridad y la imposición de medidas contrarias a las aprobadas en las asambleas populares, tiene un costo en la credibilidad política.

Unos años antes de su muerte, Fidel Castro aseguró que a la revolución cubana ya no la pueden derrotar sus enemigos y al mismo tiempo hizo una advertencia profética a sus seguidores: “a la Revolución sólo la podemos destruir nosotros mismos”.

http://cartasdesdecuba.com/el-socialismo-y-sus-modelos/

 

 

 

 

 

Política y policía 

Por Armando Chaguaceda

Contra viento y marea, el gobierno cubano ha sobrevivido un cuarto de siglo al fin de la URSS. Combinando dominio interno —con purgas puntuales de la élite, represión constante a la disidencia y masiva vigilancia poblacional— y aperturas controladas de la economía y la migración, La Habana consiguió capear los años en que su proceder político parecía cosa del pasado.

Hoy, cuando a nivel global resurgen las autocracias —con China y Rusia como protagonistas— y el consenso democrático de las Américas muestra severas fisuras —con la autocratización de Venezuela—, Raúl Castro puede planificar con cierta tranquilidad su sucesión. Y dedicar energías al afianzamiento de su influencia regional.

Un rol destacado en esa estrategia lo juegan los agentes de influencia. Intelectuales radicales y empresarios pragmáticos, políticos ambiciosos y activistas bienintencionados, La Habana cultiva a lo largo de la geografía continental aliados y bases de operaciones para su influencia ideológica y geopolítica. En Latinoamérica, donde los problemas de corrupción, pobreza y violencia hacen el pan nuestro de cada día, ese influjo es notable. Mucho más de lo que el tamaño de la isla y su condición de paraíso tropical sugerirían a mentes incautas. Olvidando que seis décadas de continuo perfeccionamiento de redes y métodos de espionaje e influencia, afinidad cultural y nexos políticos internacionales hacen lo suyo.

En la Guerra Fría los ilegales eran sembrados, en la diáspora soviética y sociedades occidentales, para penetrar los círculos de opinión opuestos a Moscú. Incluso los aliados eurocomunistas fueron objeto de las “medidas activas” de la KGB destinadas a aislar, desacreditar y neutralizar toda oposición progresista a la política del Kremlin. También fueron seducidos simples ciudadanos que, si bien no estaban en la nómina de Lyubianka, daban crédito y tribuna a las campañas de la URSS por oposición simple a los males del capitalismo bajo el que vivían.

Algo parecido sucede hoy con la influencia cubana en la región. Redes intelectuales que tienen a La Habana como epicentro. Liderazgos emergentes y activistas reconocidos frecuentados por los funcionarios de la isla, que les convencen que ese “otro mundo mejor posible” ya existe en Cuba.

Estudiantes de posgrado que arriban a las universidades latinoamericanas y se convierten —junto a sus programas y profesores— en objeto de monitoreo y chantaje de las embajadas cubanas. Estrategias cuidadosamente planificadas de influencia pública y desacreditación personal, donde la pobreza argumental tiende a ser sustituida por la violencia verbal, la persistencia propagandística y la ausencia de frenos para la manipulación de la realidad.

Si alguien —acostumbrado a la relativa transparencia de la vida pública democrática— considera que exagero, está en su derecho. Así pensaba buena parte de los europeos occidentales que vivieron antes de 1989; también no pocos venezolanos crecidos durante el cambio de siglo. Pero es posible, sin abandonar la lucha por sociedades más justas, no ser naive. Pues confundir izquierda y estalinismo, activismo social y espionaje estatal, política y policía puede decidir muchas cosas, en momentos clave de nuestros países. Y marcar, para siempre, nuestras vidas.

http://razon.com.mx/spip.php?page=columnista&id_article=358593

POESÍA

 

Ni Gandhi Entiende

Por Inti Santana. Cantautor.

Hace más de un año me resistía a creer el absurdo que me contaban: Frente al habanero Parque Central, el de la estatua de José Martí, en la Manzana de Gómez, construían un hotel con más de 100 albañiles de la India que importaron pues según un artículo oficial no había albañil cubano que pudiera hacer semejante trabajo… En ese artículo no mencionaban que el cubano recibía un salario de cerca de 100 USD al mes cuando los indios recibían alrededor de 1000… decía que la nueva forma de pago para el cubano estaba aun en estudio, aun no estaba estipulada (palabrita favorita de los burócratas)…. Tampoco mencionaron que nunca se hizo una convocatoria abierta a ver si alguien daba la talla… Mucha gente protestó pero luego no se habló nunca mas del asunto… Ahi está el Hotel Kempinski… Quedan otros hoteles Boutique por construir… Mientras tanto en la noción mía y de muchos (marxistas incluso) la Manzana de Gómez, su Hotel 9 estrellas y sus boutiques de precios estratosféricos serán símbolo de humillación para el trabajador cubano, de total incongruencia con aquello de que la revolución es de los humildes y para los humildes…
Aqui les va la letra de una canción que no pude evitar… se llama

Ni Gandhi Entiende.

Soñé que me despertaba:
Habana, Parque Central
Un gran hotel levantaban
obreros del Indostán
Los trajeron –escuché-
por no pagarle al cubano
Será que el sudor local
aún no está estipulado
De pronto Mahatma Gandhi
hablaba con Carlos Marx
Cuando el más alto del parque
se bajó del pedestal
Los 3 queriendo entender
lo que enfrente sucedía
Y yo queriendo explicar,
pero nada me salía…
Ni Gandhi entiende,
ni Carlos Marx
“Es que esta no hay quien la entienda”
-se queja José Julián.
Los 3 frente al precipicio
de la Manzana en cuestión
Las manos en la cabeza,
alarma en el corazón
Con mala paga es normal
se queda el pobre fachando
El bueno se va alejando
procurando claridad
Lo dice el del Capital:
no valen diplomas verdes
El oficio no se pierde,
lo matan que no es lo mismo
En nombre del Socialismo
la pobreza igual te muerde.
Ni Ghandi entiende…
Después dicen que mis canciones son raras….
Si es la realidad la que…
Ni Gandhi entiende…

Anuncios


Desde Cuba: Boletín por un socialismo participativo y democrático 206
20 agosto, 2017, 11:23
Filed under: Sin categoría

 

No. 206 (23/año 8). La Habana, 13/Abril-2016

“Se reconoce a los ciudadanos libertad de palabra y prensa conforme a los fines de la sociedad socialista”. Art. 53 de la Constitución

 

 

Artículos, notas, reseñas, publicaciones de interés.

Los autores son los responsables de sus escritos.

Reenvíe este boletín a todos los que estime conveniente.

Se autoriza la reproducción total o parcial en cualquier soporte.

Recopilación de Pedro Campos. CE pedrocampos313@yahoo.es o pedrocampos@nauta.cu

Se agradece críticas, comentarios, sugerencias y opiniones sobre forma/contenido

El boletín SPD se puede encontrar en el sitio http://felixsautie.com/ y en el blog Primero Cuba http://primerocuba.blogspot.com

ÍNDICE

El Congreso y el país

Por Jorge Gómez Barata

 

Las estructuras de poder en Cuba

Por Germán González

 

Una mirada desde Cuba a la campaña presidencial EEUU/2016

Por Pedro Campos

 

Sistema Electoral Brasileño VS Sistema Electoral para una Cuba Democrática

Por: Moustafa Hamze Guilart, São Paulo, (Especial para el SPD)

 

Una sorpresa de emprendedores y esperanzas…

Por Félix Sautié Mederos.

 

Oda a las vanguardias

Por Félix Guerra

 

CONTENIDO

El Congreso y el país

Por Jorge Gómez Barata

 

El Partido Comunista de Cuba, al que constitucionalmente corresponde trazar el rumbo del país y diseñar el futuro de la nación y del pueblo, tiene metas definidas, pero no programas y fórmulas para alcanzarlas. La carencia se debe a que los presupuestos doctrinarios, así como el modelo y las políticas económicas derivadas, quedaron virtualmente rebasados ante el fracaso del modelo establecido en la Unión Soviética y Europa Oriental.

 

Algunas corrientes de opinión e individuos que comparten los objetivos generales del proyecto socialista original creen que las reformas económicas tendrían mejor efecto si fueran acompañadas por innovaciones políticas, constitucionales, electorales y jurídicas, encaminadas a la democratización de las instituciones, incluido el Partido y el Parlamento. El conjunto pudiera dar lugar a un socialismo renovado, próspero, sustentable e inequívocamente democrático.

 

Otros puntos de vista, también legítimos, consideran innecesarias tales reformas, las tildan de concesiones, sospechan que puedan favorecer la penetración de ideas extrañas, e incluso conducir a la restauración capitalista. El Partido, que en lo adelante deberá conducir una sociedad no hegemónica, puede mediar entre los distintos actores sociales e indicar el camino correcto.

 

Soy parte de las generaciones que acogieron como la mejor opción la propuesta socialista de los años sesenta que prometía un destino común, feliz y dichoso para todos los cubanos. En aquel proyecto, el Estado, el Partido y sus líderes, se encargaban de diseñar el destino de todos.

 

Las circunstancias han cambiado, y aunque el Estado y las autoridades políticas mantienen su preocupación por el bien común, y mediante políticas públicas se esfuerzan por los asuntos colectivos, paulatinamente se abre paso la necesidad de que cada familia e individuo diseñe su propio destino y, en lo fundamental, lo sustente con sus propios recursos.

 

Corresponde a la vanguardia política, especialmente al Partido, proponer estrategias en todos los ámbitos de la vida social, para complementar las opciones individuales y convertir la suma de ellas en metas compartidas y en empeños nacionales.

 

Por ese camino el próximo congreso pudiera avanzar en proponer a los cubanos un proyecto de país adaptado a las nuevas circunstancias y exigencias mundiales, y que sea coherente con sus expectativas personales. Tal vez el cometido no sea completo ni terminado, y quizás no pueda satisfacer a todos, pero la vanguardia tiene que intentarlo. Allá nos vemos.

 

Publicado en Por Esto! el domingo 10 de abril del 2016

http://www.poresto.net/ver_nota.php?zona=yucatan&idSeccion=16&idTitulo=470409

Las estructuras de poder en Cuba

Por Germán González

 

Recientemente un estudiante de Preuniversitario me mostraba una tarea escolar con el tema en cuestión, él, de acuerdo con las clases recibidas elaboró esquemas los cuales estaba consultando. Como está claro que en Ciencias Sociales lo que hay que saber es qué quiere el profesor que se conteste, sin iniciativas ni investigaciones incómodas y como su trabajo no incluía el papel del Partido Comunista de Cuba, el cual es, según el artículo 5 de la Constitución “la fuerza dirigente de la sociedad y del Estado” le pregunté sobre eso, y me contestó que no estaba en los contenidos que le impartieron en clase.

Realmente eso es algo que no se divulga mucho en los medios y por lo contrario se realza en ellos el proceso de elecciones a los órganos de gobierno, resultando un contrasentido pues éste, a cualquier nivel, se subordina a las instancias del Partido, al menos eso dice el mencionado artículo pues especifica que no se trata de una guía espiritual de la sociedad, dice claramente “fuerza dirigente” y  “del Estado”, por tanto la subordinación de los órganos de gobierno al Partido es inequívoca según la constitución vigente en Cuba desde 1976. En concreto, quien elija la población no constituye una autoridad real en la instancia municipal, que es donde se “elige” en el significado pleno de la palabra, para el resto de las instancias de gobierno no se “elige” sino que se presenta a los votantes una lista cerrada donde se puede aprobar por los electores a los candidatos uno a uno o en bloque. El sistema garantiza la aprobación, pues si solamente la mitad de los electores acude a los colegios y marca su papeleta es válida la propuesta, por tanto teóricamente se puede llegar a diputado y hasta a la presidencia de la Nación con el 26% de los votos válidos de un municipio, ni siquiera de todo del País. A seguido me tomé el trabajo de elaborar un esquema que muestra la estructura del poder real en Cuba, el cual es el siguiente:

Meditando sobre el tema consulté en la Biblioteca Nacional José Martí  las constituciones de la extinta Unión Soviética, tres en el breve lapso histórico de su existencia como Estado, además de otras correspondientes a los países  del antiguo bloque socialista, todas muy similares entre sí y a la vigente en Cuba, aunque la cubana – el análisis comparativo llevaría mucho más espacio – resulta significativamente más rotunda que casi todas las demás en cuanto al predominio del Partido único y la permisibilidad de otras agrupaciones políticas.

Saltan a la vista varias cuestiones:

  • El sistema garantiza la permanencia por vida en el poder a quien alcance la cúspide de la pirámide partidista, realmente se constituye una “élite” (sin ánimo peyorativo) muy cerrada.
  • El control que pueda ejercerse sobre esa cúspide es casi nulo, es realmente fe en el autocontrol que ejerzan sobre sí mismos lo único válido. En Cuba se celebrará próximamente el 7º Congreso en 51 años, debieron ser cada cinco desde 1965 según los estatutos… es solo un detalle.
  • Según se demostró en la Unión Soviética y otros países, incluida Cuba, el sistema tiende a generar alternancia entre “autocracias” y “elitocracias” (nuevamente sin ánimo peyorativo), la palabrita no existe pero ¿cómo llamar al fenómeno real? No es aristocracia pues no está institucionalizada ni es hereditaria, ni partidocracia pues las bases del partido tienen muy poco que ver con las decisiones al funcionar éste con mucho centralismo y poca democracia.
  • El poder que se puede llegar a ejercer cuando se está en la cúspide es casi infinito al menos intrafronterizo, se puede hacer cualquier cosa, muy buena o muy mala, hay todo el poder y no hay contrapartida real.

Sin entrar a considerar profundamente los resultados de casi seis décadas, tenemos que en lo económico el país se encuentra desindustrializado, descapitalizado, endeudado y con un patrimonio productivo obsoleto en todos los sectores. En lo social reducidas al mínimo las tres clases que producen, los pequeños empresarios, campesinos y proletarios, predominando la nueva clase descrita magistralmente por Milovan Djilas conjuntamente con el lumpen proletariado que pulula en parques y aceras o empleándose en las estructuras estatales para poder “evolucionar”  con los recursos “desviados” que nutren el mercado negro y la economía sumergida (ni tan negro ni tan sumergida).

El pasado no tiene remedio; para el futuro quizás la salvación se encuentra en “invertir” las corrientes del poder, en lugar de arriba→ abajo establecerlo de abajo→ arriba donde la estructura gubernamental se edifica desde los cimientos, como se muestra en el esquema  siguiente:

Parece evidente que:

  • Las estructuras serán más sencillas:
  • Se evitan duplicidades y se fijan las responsabilidades claramente.
  • Los poderes se equilibran entre sí.
  • De limitar el tiempo en los cargos a dos mandatos de cuatro años, por ejemplo, se evitaría la permanencia en exceso, con todos los males que eso implica.
  • Las asambleas pueden ser más reducida en número de miembros y al menos en la Asamblea Nacional deben los diputados permanecer a tiempo completo legislando y fiscalizando la gestión del ejecutivo por el tiempo de su mandato.
  • Los miembros de cada poder no deben pertenecer a otro, aunque puedan proceder los presidentes y jueces de las asambleas en cada instancia, pero una vez electos tendrán que ser sustituidos como delegados o diputados.
  • Las elecciones alternarían, es decir, no deben coincidir las del ejecutivo y jueces con las del legislativo sino más o menos a mediación de cada mandato, evitando así interferencias.

Las personas que hoy ejercen cargos partidistas y/o gubernamentales pueden presentarse o ser propuestos como candidatos y de ser electos ejercerían sus mandatos en cualquiera de los poderes o trabajar en cargos no electivos en los órganos de la administración del estado (Ministros, directores, u otros), aprovechando su experiencia y la  honestidad  que por lo general practican en sus labores actuales. Es decir, lo que estoy proponiendo no es cambiar de gobierno, ni de gobernantes, sino dar a éste un carácter democrático del que hoy carece, simplificando las dobles estructuras que hoy existen y dando la posibilidad al pueblo cubano de no elegir representantes ante los gobernantes, como es hoy día, sino elegir a los gobernantes reales.

Por último comentar tres afirmaciones que se oyen comúnmente en los medios:

  • José Martí no fundó dos ni tres partidos para hacer la independencia… Está claro, Martí fundó uno, pero existían varios más en esa época, de diversas tendencias y Martí mostró siempre un profundo respeto hacia esos cubanos que, honestamente, mantenían opiniones divergentes.
  • Un solo partido garantiza la unidad nacional… Falso, la unidad en Cuba es ficticia, así como la unanimidad que se proclama, la migración masiva es prueba, entre otras muchas, de lo contrario. Muchísimos países con multipartidismo son ejemplo de unidad nacional demostrada ante difíciles circunstancias, sobran los ejemplos.
  • El Partido no postula candidatos… Cierto, no lo necesita, las estructuras del Partido constituyen el poder real en las instancias de municipio y provincia. Para la Asamblea Nacional una comisión partidista designa los diputados que luego se presentan en lista cerrada a los supuestos electores. Ya constituidos en Asamblea esos diputados designan al Consejo de Estado, que resulta con la misma membresía del Buró Político ¿Genial, verdad?

De instaurarse la hipótesis planteada, lo cual es perfectamente posible utilizando las estructuras existentes y el sistema electoral empleado para los municipios, se dejaría para las autoridades elegidas las reformas constitucionales que se consideren necesarias, así como la organización o no de partidos políticos, o dejando un partido único, el actual, para agrupar a los que con él simpaticen, y puedan ejercer a título personal, una influencia positiva en la sociedad como lo hacen diferentes organizaciones religiosas, profesionales, etc. Parece estar claro que una teoría como la expuesta en las condiciones de Cuba solamente puede ser implementada “desde arriba” utilizando el tiempo y el poder que les queda a los que se encuentran en la cima de la pirámide de mando actualmente, además parece cierto que la pésima situación económica y social del País, más el peligro real que representan los EE UU tan cercanos y poderosos inundándonos de maquilas y extrayendo lo mejor de nuestra fuerza de trabajo, coloca en un peligro mayor que en cualquier momento anterior a nuestra misma existencia como Nación.

Solo entregando el poder real a todos los ciudadanos pudiera fraguarse una salvación en el futuro cercano.

Una mirada desde Cuba a la campaña presidencial EEUU/2016

Por Pedro Campos

 

La actual contienda electoral en EEUU se ha caracterizado  en el campo republicano por los golpes bajos y las descalificaciones a niveles insospechados, donde a estas alturas el indeseado por el establishment republicano, Donald Trump, aparece en la delantera, con toda la estructura del PR “serruchándole el piso” y apoyando en su contra a una figura que lleva sangre cubana, Ted Cruz.

 

De Trump,  lo menos que se dice es que es un extremista, loco y fascista.  A Ted Cruz lo crucifican por impertinente, falto de carisma y demasiado conservador en materia religiosa.  Los que tienen esas características, no tienen muchas posibilidades para ganar una elección presidencial en unos  EEUU modernos.  A los dos candidatos demócratas, Hillary Clinton, y Bernard “Bernie” Sanders, nadie podría acusarlos de tales.

 

Trump preocupa a buena parte de los  norteamericanos y a muchos en el planeta, por las implicaciones de sus posiciones para la economía y la seguridad; pero sus desplantes al establishment y sus maneras populistas, lo acercan a una parte del electorado. El establishment  del PR maniobras para desbancarlo de la punta, lo que lo ha llevado a  considerar la posibilidad de separarse del PR..

 

En las elecciones presidenciales en EEUU pesa bastante la figura, el respeto y la simpatía que inspire, además de su programa y el dinero detrás apoyando su campaña.

 

Algunos analistas consideran que el PR está derrotado de antemano porque no logró desde el principio encontrar un candidato con peso y personalidad capaz de aunar las fuerzas tradicionales del partido. Arriba de eso se están desguazando entre ellos, el que quede, va a llegar debilitado al final y a estas alturas “inventarse” un aspirante ganador puede resultar en un desastre.

 

En la campaña por la nominación demócrata se ha jugado más limpio y se aprecia mayor unidad y coherencia.  Hillary Clinton va delante y de ser nominada  tendría la posibilidad de llegar a ser la primera mujer Presidente de EEUU, de hecho un gran atractivo.

 

Sanders, sin respaldo de los millonarios y tradicionales del establishment, ha hecho su campaña con pequeñas donaciones de jóvenes y trabajadores que hastiados de las grandes diferencias sociales y los abusos del poder, buscan  cambios  en el  sistema, un resultado tardío de  “Ocupa Wall Strett”. No es un socialista vulgar improvisado, nadie cuestiona  su condición democrática. Su discurso ha obligado a la Clinton a declarar: “las empresas deben repartir parte de sus ganancias entre los trabajadores”.

 

Un problema habitual en los demócratas es llevar a votar a sus bases de apoyo históricas: hispanos, negros, trabajadores y clases medias. Un contrincante “conflictivo” o un socialista en sus filas debe estimularlas.

 

Una eventual combinación Clinton-Sanders,  uniría a parte del establishment con parte de sus retadores, a las mujeres y los liberales con la izquierda y las bases tradicionales demócratas; pero podría quedar  muy a la izquierda del eje tradicional del electorado, aunque desde Obama  ya parecía moverse en esa dirección.

 

Tradicionalmente, si la economía crece, el desempleo está en niveles tolerables, no hay alta tasa de inflación, ni conflictos internacionales que comprometan la seguridad nacional y hay un buen nivel de aprobación de la gestión del gobierno saliente, el candidato del partido del Presidente en funciones tiene  más opciones.

 

Si no se producen cambios dramáticas en esos aspectos, cualquiera de los aspirantes demócratas, o la combinación de ambos  tendría más posibilidades para imponerse a cualquier de los republicanos, que todavía andan  “fajados”,  entre los cuales la novedad es la presencia de un agitador  con popularidad en las bases del PR, pero con posiciones demasiado controvertidas como para conseguir unirlo y derrotar a cualquiera de los demócratas en lisa. Pero todavía pueden pasar muchas cosas.

Sistema Electoral Brasileño VS Sistema Electoral para una Cuba Democrática

Por: Moustafa Hamze Guilart, São Paulo, Abril de 2016 (Especial para el SPD)

 

Brasil es una democracia en desarrollo, perfeccionando su Estado Democrático de Derecho; el presente artículo y otro sobre el presidencialismo de coalición en Brasil, publicado ya en SPD 205, tienen como intención hacerle llegar a los compatriotas en el interior de Cuba (enfrascados en la búsqueda, la lucha y el debate para la instauración de un estado democrático de derecho) la experiencia de Brasil al respecto.

 

Tampoco es la intención ser crítico de la experiencia brasileña sino a partir de un análisis de los hechos pertinentes ayudar a los cubanos a disponer de otras referencias para un mayor discernimiento a la hora de optar por estructuras políticas y organizativas idóneas para la instauración del Estado Democrático de Derecho de Cuba.

 

El sistema electoral brasileño se divide en dos vertientes, las elecciones directas y las proporcionales. En forma directa son elegidas las autoridades del poder ejecutivo, presidente de la república, gobernadores estaduales y alcaldes. También senadores.

 

Las elecciones proporcionales, con lista abierta, se utilizan para escoger diputados federales, disputados estaduales (o distritales, en el caso del Distrito Federal, Brasilia) y concejales. El elector puede votar tanto en el candidato como en la leyenda partidaria, sin especificar el nombre de ningún candidato político. En estos casos, se suman al total de votos obtenido por el partido,  los de la leyenda y de los candidatos vinculados al partido.

 

Las plazas son distribuidas de forma proporcional a los votos totales obtenido por el partido, o sea si un partido recibió el 25% del total de los votos podrá obtener el 25% de los escaños en disputa. Por eso un candidato con muchos votos ayuda a elegir a otros candidatos de su leyenda que tenga menos votos. Pudiendo ser elegido (esos otros candidatos de la leyenda) con un número de voto ínfimo en detrimento de otros candidatos de otros partidos con mucho más votos que él. De esa forma los partidos pequeños buscan atraer personas mediáticos, famosos para llevarlos como candidatos con la esperanza que muchos votos de esas estrellas permitan la elección de otros candidatos de su leyenda.

 

Un caso típico de la artimaña expresada en el párrafo anterior es la del humorista Tiririca que lo postularon (2010) para Diputado Federal y obtuvo 1,3 millones de votos arrastrando a varios más como diputados al Congreso Nacional, ¡tremendo “chistecito” que le hizo Tiririca a la sociedad brasileña! Es sintomático que los medios de prensa brasileños siempre le están diciendo a los electores que observen el comportamiento de los congresistas para no votar por ellos en las próxima elecciones si no se está conforme con su desempeño pero lo paradójico de eso es que a ciencia cierta no se sabe por quién se vota, caso que sea por la lista abierta o por un candidato especifico que arrastro automáticamente a otros a cualquiera de las instancias donde rijan las elecciones proporcionales con lista abierta.

 

El sistema proporcional de lista abierta fue adoptado en Brasil en las elecciones de 1945, siguiendo a Finlandia que fue su fuente de inspiración.  Al parecer, fue previsto 1935 y sigue hasta hoy con pocas modificaciones, según informaciones de prensa es utilizado también en Argentina, Israel y en Ucrania. Argentina tiene un régimen presidencialista, el régimen de Israel es parlamentario y el de Ucrania semi-presidencialista.

Teniendo en cuenta estas cuestiones y otras como las donaciones a las campañas políticas, que generan la gran corrupción política que es endémica en Brasil, se está luchando por reformas políticas de cuya necesidad toda la sociedad está consciente, incluyendo las elites políticas.

 

Paradójicamente esas elites políticas, de los grandes partidos encargadas de proponer y legislar sobre dichas reformas, son las que solapadamente las mantienen estancadas porque van en contra de sus intereses hegemónicos, enquistados por más de 70 años. Los pequeños partidos quieren mantener a los “tiriricas” famosos para que remolquen a las asambleas municipales, a las asambleas estaduales y al Congreso Nacional a aquellos que no son capaces de ganarse los votos de los electores de forma directa y secreta.

 

Existe consenso para sustituir el sistema proporcional de lista abierta por el voto distrital, -equivalente a la circunscripciones actuales en Cuba-, teniendo en cuente un factor de escala considerando la extensión  territorial y el número de electores de Brasil, donde los candidatos de diferentes partidos serian nominados por el distrito para los cargos legislativos de los diferentes niveles, siendo elegidos por el voto directo teniendo que rendir cuenta ante sus electores y a su vez los electores tendrían conciencia de quienes son sus representantes.

 

En mi anterior artículo publicado SPD 205 sobre el presidencialismo de coalición en Brasil decía “que en esta etapa de lucha y debate por la democratización la oposición interna, los grupos prodemocráticos, la sociedad civil independiente, así como, los reformistas del oficialismo, las elites periféricas oficialistas y las elites periféricas no oficialistas deberían documentarse sobre las diferentes variantes de conformación del estado democrático de derecho, por lo que además de los sistemas presidencialistas y parlamentarios clásicos deberían interesarse también por los sistemas semi-presidencialistas como el francés y el portugués, que son sistemas de gobiernos en que el presidente comparte el poder ejecutivo con un primer ministro”.

 

Considerando los inconvenientes del sistema electoral brasileño, expuestos en el presente artículo, independientemente del sistema de estado democrático elegido sea presidencialista, parlamentario o semi-presidencialista, estimo que se debería mantener la estructura de circunscripciones electorales actuales, pero sin las manipulaciones actuales contra los candidatos independientes y dando libertad a los candidatos a defender sus programas generales para la nación y específicos para la circunscripción, y a partir de estas circunscripciones, siempre desde abajo hacia arriba, elegir los representantes a los diferentes niveles sean municipales, provinciales o nacionales.

 

Estimo que esta estructura sería, la más idónea, en el caso de Cuba, para que los electores ejerzan el control popular sobre los poderes del estado democrático mediante la democracia participativa de la nación cubana.

Una sorpresa de emprendedores y esperanzas…

Por Félix Sautié Mederos.

 

Hace algunos días cuando asistí junto con mi esposa Elena a la convocatoria que regularmente recibo para participar en los encuentros convocados con personas de la cultura, el deporte y la sociedad en general de Cuba y España que son  propiciados muy solidariamente por la actividad denominada “Los jueves de la Embajada”, les confieso a los lectores de Por Esto! que a diferencia de otras ocasiones en que he podido escribir crónicas testimoniales de los muy interesantes diálogos  entre cubanos y españoles destacados que allí se realizan, pensé que por esta vez me sería especialmente difícil lograrlo porque se nos había anunciado un jueves de gastronomía con la degustación de algunos platos muy llamativos, lo cual me presagiaba momentos de especial placer muchos de los cuales me están vedados por mi condición de diabético, así como que tampoco podría hacer su análisis por ser un profano en los temas de la alta gastronomía, en los que solo soy un simple comensal muy limitado además por causa de mis dolencias crónicas.

 

No obstante mis presagios iniciales, debo reconocer que comenzaron a esfumarse en los portales del  hermoso palacio habanero “Velasco Sarriá” en que se asienta la Embajada de España en Cuba, cuando la cordial amiga de la Consejería de Cultural que amablemente siempre recibe a los participantes,  nos entregó la acostumbrada postal que distingue a cada actividad, en la que se anunciaba que el encuentro versaría sobre “Cocina sostenible: tradición, vanguardia y producto”, lo que quizás  no había asimilado en el texto del correo electrónico recibido días antes, porque los conceptos de sostenibilidad, tradición y vanguardia expresan  propósitos muy loables en un mundo turístico en que muchas veces el derroche y la fastuosidad se convierten en el motivo principal con que se atraen a las personas para su participación.

 

La otra novedad de inicio fue el encuentro con dos Chef españoles (Charo Val y José Luis Rayas acompañados por quien realiza la importante acción  de Relaciones Públicas la joven Sara Oteiza en su sui géneris empresa). Ellos los considero personas verdaderamente fuera de serie por motivo de sus conceptos presididos por la “pasión” que ponen en práctica en su cocina y por los objetivos de asesoramiento y concientización que se plantean como uno de los propósitos esenciales de la  entidad gastronómica “La Alacena el Gourmet” de que forman parte,  que en mi opinión más que una empresa la consideré el estado mayor de una verdadera cruzada solidaria a favor de la sostenibilidad, la tradición y una vanguardia que busca la más  alta calidad y satisfacción con métodos de cocción que muy solidariamente se plantean apoyar al pequeño productor rural (campesino según la traducción al cubano), así como defender lo original de cada producto y método utilizado con un rotundo y radical NO a la gran industrialización de los alimentos muchas veces artificial y de la cocina que nos nutre y da la vida, propiciada por la acción de las grandes superficies comerciales propias del Primer Mundo, que el intelectual y teólogo brasileño Frie Betto genialmente ha denominado como las Catedrales del Siglo XXI propiciadoras del consumismo galopante que nos amenaza con liquidar a nuestro planeta.

 

En  resumen puedo decir, que su exposición fue un apasionado llamado al ineludible deber que tenemos los seres humanos  en la gastronomía y en cualquier otro quehacer social, de coadyuvar a la imprescindible y urgente conservación de la naturaleza. Considero pues, que el encuentro resultó ser verdaderamente muy importante e incluso inolvidable, por esa sola presentación de personas de triunfo, luchadoras por conceptos tan loables, que vinieron a Cuba solidariamente para compartir con nosotros los cubanos y muy especialmente con sus colegas chef, sus experiencias de sostenibilidad  y sus advertencias contra lo superfluo y artificial en momentos que nuestro país se abre a una expansión del turismo como recurso esencial para nuestra economía. Pero la tarde más allá de la deliciosa degustación de platos sostenibles que se ofreció al final del encuentro con el auspicio del restaurante cubano “Prado 115”, nos reservó para la segunda parte la presentación de la que considero una gran sorpresa  que significó en mi criterio el proyecto denominado “La Moneda Cubana”, de desarrollo y formación de jóvenes emprendedores con muchachos y muchachas desvinculados de los estudios y de  la actividad laboral  en el Casco Histórico de La Habana maravilla que es Patrimonio Universal de la Humanidad.

Un joven promotor en mi opinión epónimo, conocido como “Angelito”, el Lic. Ángel Aguilera Castillo, delegado del Poder Popular fuera de serie y más allá de cualquier manifestación burocrática o dogmática detenida en el tiempo, perteneciente al “Consejo Popular  Catedral” en el Municipio de La Habana Vieja, nos llenó de ilusiones concretadas por su lucha y su trabajo sin descanso con su escuela taller de gastronomía en  su proyecto denominado “Programa de entrenamiento para Jóvenes emprendedores” con el lema principal “Jóvenes emprendedores un desafío de nuestro tiempo”  que ha alcanzado una matrícula de 400 jóvenes, que encontraron un verdadero espacio de superación y trabajo en los oficios de la gastronomía dentro de la institución que Angelito creó prácticamente de la nada, usando incluso su propio domicilio como espacio inicial de fundación; y  que se ha ganado el auspicio de un conjunto de restaurantes privados (en Cuba denominados paladares) muy en especial  del paladar “La Moneda Cubana” del cual tomó nombre el proyecto.

 

Lo que les cuente del relato de Angelito, sus luchas, vicisitudes e incluso éxitos con jóvenes que su destino era muy incierto antes de ser acogidos en su proyecto de estudio y trabajo, es poco y el espacio no me permite ampliarlo más. El público del encuentro estaba integrado por un importante grupo de chefs cubanos ataviados con sus característicos uniformes, sellos y atributos distintivos, muchos de los cuales son entusiastas profesores y cooperadores del Proyecto de Angelito. En consecuencia, considero lógico  preguntarse ¿cómo se engarza? el Proyecto de Angelito “La Moneda Cubana” con los amigos de “La Alacena el Gourmet”.  Fue en uno de sus viajes solidarios de búsquedas que Charo Val, Sara Oteiza y José Luis Rayas casualmente se encontraron caminando por La Habana Vieja, a algunos jóvenes alumnos de Angelito que les hablaron del Proyecto, los llevaron a conocerlo y desde entonces comenzaron una acción concreta de Cooperación. Así lo viví y así lo expreso con mis respetos para el pensamiento diferente y sin querer ofender a nadie en particular.

 

Publicado en el periódico Por Esto! de Mérida , Yucatán, México, Sección de Opinión el lunes 11 de abril del 2016.

http://www.poresto.net/ver_nota.php?zona=yucatan&idSeccion=22&idTitulo=470654

Oda a las vanguardias

Por Félix Guerra

 

A quienes, en cualquier tiempo, retienen y no dejan apagar amor ni fuego originario.

En el asalto esencial al firmamento apartan dogmas

y prejuicios. Y alumbran en el incendio con el resplandor de las llamas y el fragor de las estrellas.

 

Merece elogio quien no es autoritario cuando

se le ofrece autoridad. Ni arrogante cuando arrogancia parece ropaje lirico de jerarquías. A quien

ni se le ocurre que aquí nadie puede tocar nada.

 

A quien resiste cotidianas realidades y renace a diario de sus cenizas. Quien no cree que prestigio y sabiduría llegan con el cargo. Quien no considera prepotencia y estima sencillez, sobriedad y plenitud.

 

Alabanza a quien buró y oficina no le contagian burocratismo. A quien manejo de riquezas no lo arrastran a la corrupción. A quien considera ideología el ejercicio humanista y apego a su propia especie. A quien ninguna doctrina reduce su cariño a coterráneos y coetáneos. Quien enfrenta siempre desvíos

de su ego, con la nobleza de la estirpe y esplendidez de la condición humana.

 

Merece elogios quien no pasó a la banca oportunista cuando hubo oportunidades.

Quien no convierte en secreto y secretismo cuanto suceso acontece bajo sus ojos. Y no fue tieso

en la chispa del verticalismo. Repudia niveles y escalas cuando el centralismo copa decisiones.

Quien no quedó pasivo viendo pasar inequidad e injusticia. Ni calló ni tapó ojos. Ni quedó neutral y asumió riesgos y esperanzas.

 

A quien unanimismo lo considera incondicionalidad, Y viceversa.

A quien abraza con pasión ideas propia y respeta pluralidad del resto de seres pensantes. Resiste pensamientos únicos, intolerancias y consignas.

A quienes Poder los pertrechan con moderación e ideas de servir a los demás. Quienes no quedaron sordos ciegos o mudos y con muy escasa alma.

 

Lisonjas a trovadores y filósofos que salvan palabras y rezos e inculcan repentinas claridades.

A las buenas personas que inocula ternura a la vida. A mujeres y hombres que agregan pasión a la existencia. A quienes improvisan luz y acarrean

de sus invenciones hacia la sobrevida. A inventores y descubridores de cualquier época,

que al aproximar y distanciar artes y ciencias, ingenios y existencias, enaltecen la inteligencia. De paso revelan resquicios e ignorados entornos.

 

A criaturas que echaron a funcionar nariz, ojos,

manos, dedos, y a continuación agregaron piernas. Al Neandertal que inventó fuego. Al Cromañón

que inventó incendios. Al Homo que ensayó fogatas y recurrió al resplandor para moldear lanzas y someter parejo el botín de las cacerías.

Al Sapiens que se empinó, en progresión física y mental, entrevió misterios y enigmas y futuros donde solo parecían crecer malezas y oscuridad.

 

A quien fue a potro de tormentos y a la cruz, y permaneció firmes en sus denuncias y profecías.

Elogio a quien contempló incendio e interrogó

con hermosa utilidad y fantasía. Fama a quien descubrió unicornios. A quien invencionó dragones.

A quienes abrieron coro y cantaron hazañas

que insuflaron vehemencias a la Historia.

Al quien resistió golpe de manzana en la cabeza y salió ya despierto a forcejar con incógnitas y supersticiones. A quien avista relámpagos y explica

y renueva universos. A quien padeció fusilazos antes que acallar intuiciones.

A quien tarde o temprano consideran castigo de verdugos ignorancia y torpeza, y logran además perdonar. A quienes odios no apagó su amor. Y enfrentó adversario con afán más de redimir que derribar.

 

A quien enfrenta invasores o injusticias

con solo barricadas, oraciones, himnos, machete o fusil y la elocuencia indomable de los sueños.

A quien defiende alucinaciones con cabeza nítida, erguida y exponiéndola durante embestidas valerosas.  A criaturas que mantienen vigilia para evitar parpadeo de Iluminaciones.

A quienes construyen a mano ideas y convicciones. A quienes a diario defienden apasionados y frágiles, pero sin temor, propias y ajenas imágenes y conceptos. Loas a mujeres y hombres buenos y renovados y magnánimos de todos las Eras.

 

Honor a vanguardias que no llevan carné ni cotizan ni reúnen en ninguna parte. Y aman sin límites

su condición de creadores y activistas.

Honor a la suma de componentes que ningún beneficio o mayorazgo aguardan de su circunstancia de militantes.

A quienes militan en cualquier doctrina, filosofía, religión o partido, y luchan a favor de éticas y horizontes. Y no perciben para bolsillos sino para conciencia y espíritu.

Y viven íntegros en Humanidad y Tiempo. Soportando riesgos. Levantando polvo. En la ideología de ser mejores. Oidores de cualquier lógica. Defensores

de razones e inmunes a lisonjas. Compasivos y críticos. Sin soportar yugos ni autoritarismos, con frentes voluntariosas y cuellos fieros, empinados sobre

sus propias Bondades, Generosidades y Saberes.



Detuvieron en Cuba a la Sra. María Elena Mir Marreo, Secretaria General de la Confederación Obrera Nacional Independiente de Cuba (CONIC)
16 julio, 2017, 2:26
Filed under: Sin categoría

SOLIDARIDAD DE TRABAJADORES CUBANOS

NOTA DE PRENSA

15 de julio del 2017

LA STC DENUNCIA:
Detuvieron en Cuba a la Sra. María Elena Mir Marreo, Secretaria General de la Confederación Obrera Nacional Independiente de Cuba (CONIC), donde le confirmaron que la razón para la restricción que le ha sido injustamente impuesta para a su salida del país, por las autoridades del régimen cubano, es por “atentar en contra de la seguridad nacional”.
En la mañana de hoy fue detenida y conducida a la estación de la llamada Policial Nacional Revolucionaria (PNR) en la Playa de Guanabo, provincia de la Habana, por el oficial del Departamento de Seguridad del Estado (DSE), que se hace llamar Alexei, la activista y líder sindical independiente María Elena Mir Marrero, siendo liberada posteriormente.

Mientras se encontraba detenida, el oficial del DSE le confirmo a la Sra. María Elena Mir Marrero que la razón por la que no la dejaron salir del país el pasado 26 de junio, cuando ya se encontraba en el aeropuerto internacional “José Martí” en la Habana para asistir al IV Encuentro “Caminos para una Cuba Democrática” al que había sido invitada, que se celebraría en México esa semana, fue por sus actividades como líder sindical independiente y defensora de los derechos fundamentales de los trabajadores que eran consideradas por las autoridades de “atentar contra la seguridad nacional” y que en su caso, esta restricción al derecho, universalmente reconocido de toda persona humana, a entrar y salir libremente de su país estaba vigente.

Esta injusta y arbitraria medida restrictiva impuesta a la Secretaria General del CONIC, la “justifican” alegando que de acuerdo con el Decreto-Ley #302 de octubre de 2012 (Modificaciones a la “Ley de Inmigración #1312”) en su Artículo 25, se condiciona que “Toda persona que se encuentre en el territorio nacional, no puede salir del país mientras se encuentre comprendida en alguno de los supuestos siguientes:” y en el inciso d) de dicho Artículo se establece el siguiente “supuesto” de que “Cuando razones de Defensa y Seguridad Nacional así lo aconsejen”.

En ningún momento las autoridades cubanas han detenido a la Sra. María Elena Mir Marrero, ni han presentado pruebas, ni la han acusado formalmente, ni ha sido encontrada culpable ante las cortes de “justicia” en la isla. Por lo tanto, no existen “supuestos” delitos contra la Seguridad Nacional, que pudieran servir de justificación para la aplicación de esta injusta y restrictiva medida que le impide salir y entrar libremente al país. Todas las actividades pacificas que realiza la Sra. Mir Marrero y la organización que ella coordina están orientadas a la defensa de los derechos sindicales y laborales de los trabajadores cubanos y de los derechos fundamentales, universalmente reconocidos, del pueblo cubano.

El Artículo 13 de la Declaración Universal de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, de la cual la República de Cuba es signataria, reconoce que “Toda persona tiene derecho a salir de cualquier país, incluso el propio, y a regresar a su país”, y en el Artículo 19 de la propia DUDH se reconoce que “Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y de expresión; este derecho incluye el no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión”.

Estas injustas medidas tomadas por las autoridades cubanas, contra la Sra. María Elena Mir Marrero, por las actividades pacíficas, que como sindicalista independiente y defensora de los derechos humanos, ella y su organización realizan, son violatorias también de los Artículos 14, 19, 21, 22 y 25 entre otros, del “Pacto Internacional De derechos Civiles y Políticos” de las Naciones Unidas, que la Republica de Cuba firmara a principios del Siglo XXI, pero que no ha ratificado todavía. Así como también de varios de los Convenios de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), que Cuba ha firmado y ratificado.

Ante estos arbitrarios e injustos hechos, la Solidaridad de Trabajadores Cubanos (STC) levanta nuevamente su voz para denunciar a las autoridades del gobierno cubano como violadores de los derechos fundamentales de la persona humana y de los derechos sindicales y laborales de los trabajadores en cubanos y reclama la inmediata suspensión de las medidas restrictivas, para la libre salida y entrada al país, que le han impuesto a la Secretaria General del CONIC, la Sra. María Elena Mir Marrero, así como el también le cese inmediato del acoso y hostigamiento de la que está siendo víctima.

La STC hace también un llamado urgente, a las organizaciones sindicales democráticas, regionales e internacionales, así como a las organizaciones e instituciones dedicadas a la defensa de los derechos fundamentales de la persona humana, para que se unan, alzando la voz y condenando, estas inaceptables violaciones cometidas por las autoridades cubanas y exigiendo que el gobierno de Cuba acabe de ratificar el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos y realice los correspondientes cambios a las leyes vigentes para que se correspondan con los contenidos del Pacto.
Por el Secretariado Ejecutivo de la STC,

Juan Antonio Francés Garay Siro del Castillo
Presidente Secretario Ejecutivo
jafrancesgaray@gmail.com delcastillosiro@gmail.com



Desde Cuba. Boletín por un socialismo participativo y democrático: 214-215
24 junio, 2016, 15:13
Filed under: Sin categoría
27604378251_4bc45bc072_b

Menú habanero actual

No. 215 (32/año 8). La Habana, 12/Junio-2016
“Se reconoce a los ciudadanos libertad de palabra y prensa conforme a los fines de la sociedad socialista”. Art. 53 de la Constitución
 
Artículos, notas, reseñas, publicaciones de interés.
Los autores son los responsables de sus escritos.
Reenvíe este boletín a todos los que estime conveniente.
Se autoriza la reproducción total o parcial en cualquier soporte.
Recopilación de Pedro Campos. CE pedrocampos313@yahoo.es o pedrocampos@nauta.cu
Se agradece críticas, comentarios, sugerencias y opiniones sobre forma/contenido
El boletín SPD se puede encontrar en el sitio http://felixsautie.com/ y en el blog Primero Cuba http://primerocuba.blogspot.com 
ÍNDICE
El cangrejo y el socialismo
Por Pedro Campos
 
El declive del café en Cuba
Por Dimas Castellanos
 
Para comprender el necesario cambio de mentalidad.
Por Félix Sautié Mederos.
 
Balance de los diez años
La consigna de “sin prisa pero sin pausa” hunde al país
Por Marlene Azor Hernández
Inconsecuencias de la “conceptualización”
Por Germán M. González
 
Problemática Racial en Cuba
Por: Moustafa Hamze Guilart.
 
 
CONTENIDO
El cangrejo y el socialismo
Por Pedro Campos
 
Un añejo chiste criollo se refiere a un “científico” que investigaba los movimientos del cangrejo. Al sacrificado animalito le fue quitando una pata, después la otra y así sucesivamente hasta dejarlo sin patas. En todos los casos después de quitadas una, dos y hasta dejarlo con una sola pata, le ordenaba: ¡cangrejo camina!y el animalito salía caminando o arrastrándose como podía. Pero cuando le quitó todas las patas y le volvía a ordenar: ¡cangrejo camina!, el crustáceo  no se movía, no  podía trasladarse, no tenía patas para hacerlo. Entonces vino la brillante conclusión del científico: ¡El cangrejo sin patas…no oye!
 
El chiste me viene a la mente con la llamada “Conceptualización del modelo económico y social de desarrollo del socialismo cubano”. El PCC, su dirección y sus científicos sociales insisten en desarrollar, o lo que es lo mismo hacer caminar, el “socialismo” pero sin los órganos de locomoción (instituciones y mecanismos) que le permitirían avanzar, los que trataré de resumir brevemente:
 
1-Eliminar toda traba al desarrollo de las formas de producción libres, asociadas o particulares de tipo autogestionario, que caracterizarían al socialismo, especialmente el cooperativismo libre para empresas de producción, servicios, consumo u otras; la autogestión y cogestión en sus diversas formas en las empresas de propiedad estatal o local; las asociaciones mutualistas o de patronatos; las autonomías sindicales y el manejo de sus fondos y recursos (cajas de retiro, asociaciones para la recreación, clubes deportivos, etc.) y pequeñas empresas privadas o familiares que como norma no exploten trabajo asalariado.
 
2-Establecer políticas efectivas de créditos blandos para el fomento de esas formas de producción.
 
3-Permitirles acceso libre al mercado interno y externo, para la compra de medios de producción y materias primas. Prohibición de todo tipo de monopolio estatal o privado.
 
4-Facilitar libre y amplio acceso a Internet para poder estudiar y conocer el mercado, hacer estudios de marketing, buscar las mejores opciones en sus compras y realización.
 
5-Fomentar la democracia política más plena que combine los principios de la democracia representativa liberal con la participativa directa, bajo control popular y absoluta transparencia, de manera que la  libertad de expresión y asociación permita la defensa abierta y organizada de estos principios, así como organizar la recaudación, formación y control de impuestos y la formación de presupuestos desde los órganos locales, de abajo hacia arriba, a los distintos niveles y, específicamente, que los poderes locales aprueben y controles sus ingresos y presupuestos y decidan sobre su utilización.
 
6-Estado mínimo imprescindible, bajo pleno control de las instituciones democráticas, para garantizar el funcionamiento de la nación y sus estructuras, con un enfoque multidisciplinario de la defensa nacional, sustentadoen las milicias populares y el servicio militar voluntario para los sistemas técnicos de armasdefensivas y los servicios especiales de seguridad de la nación.
 
7-Y por último más que una pata, una condición: no entender el desarrollo de las formas propiamente socialistas de producción como una imposición ni en contraposición al capitalismo, como una política encaminada a “derrotarlo o destruirlo”, o a expropiarlo por la fuerza, sino como formas en desarrollo que comparten y cooperan en la producción y el mercado con las formas capitalistas, obligadas todas  a proyecciones y responsabilidades sociales, incluida la repartición de parte de las ganancias entre sus trabajadores y donde predominarían las más eficientes, productivas y humanas.
 
Ninguna de estas patas aparece claramente expuesta, aunque algunas se mencionan sesgadamente en el documento “Conceptualización del modelo económico y social cubano de desarrollo socialista”.
 
La burocracia y los teóricos del PCC siguen confundiendo estatalismo con socialismo y olvidando que lo que caracteriza a una propiedad no es su forma externa (estatal, colectiva, o privada) sino la forma en que se explota la fuerza de trabajo (esclava, asalariada, o asociada) y quieren como el científico del cangrejo, que el socialismo camine sin sus medios de locomoción, respondiendo a la voz de ordeno y mando: ¡socialismo camina!
 
Y así por el estilo son los análisis de los burócratas y políticos del estatalismo: la agricultura no funciona porque los guajiros no quieren trabajar; los precios de los productos agrícolas son altos porque los intermediarios quieren hacerse ricos; la industria nacional se ha caído al piso porque los trabajadores no cuidan “sus” fábricas y herramientas; el transporte no funciona bien porque los choferes no cumplen con su trabajo y los viajeros no cuidan los ómnibus; los problemas en la salud y la educación se deben a que sus trabajadores no cumplen los reglamentos…
 
Solución: cambiar el sistema estatalista-asalariado administrado por un partido y avanzar al paulatino establecimiento de un modelo de sociedad plenamente democrática en lo político y en lo económico, que libere todas las fuerzas productivas que permita y estimule la libertad del pensamiento crítico investigativo y verdaderamente científico.
 
 
El declive del café en Cuba
Por Dimas Castellanos
 
El café, arbustos de las regiones tropicales, del género Coffea, al igual que el ganado arribó a Cuba procedente de La Española. Lo trajo Don José Antonio Gelaber en 1748, quien fundó el primer cafetal en el Wajay.
 
En los años de 1760 la oligarquía habanera se proyectaba hacia un nuevo objetivo: hacer de Cuba la primera productora mundial de azúcar y café. A ese propósito coadyuvaron las características del suelo cubano, apropiados para el cultivo del grano, suficiente tierra donde producirlo y la revolución de Haití en 1791, que hizo huir a miles de colonos franceses poseedores de conocimientos, que arribaron a Cuba y se establecieron en la región oriental del país, especialmente en zonas montañosas de Santiago de Cuba, Guantánamo y Baracoa, donde fomentaron grandes cafetales y hoy se produce más del 85 por ciento del café nacional.
 
Gracias a ese impulso, las plantaciones cafetaleras se extendieron, tal y como evidencian los siguientes datos: en 1803 había en la Isla unas 108.000 matas de café, y en 1807 pasaban de 1.110.000; las exportaciones aumentaron diez veces entre 1790 y 1805; y Cuba llegó a imponer los precios del café en muchas capitales europeas. En 1827 el agro cubano contaba con 2.067 cafetales, y en 1830 ya Cuba era la primera exportadora mundial de café, lugar ocupado por Haití hasta el estallido revolucionario.
 
La alta producción cafetalera generó la costumbre de beber café varias veces al día, lo que devino signo de identidad en la vida cotidiana de los cubanos. Esa costumbre, devenida cultura, se manifestó en el aumento de la demanda a un ritmo tal que obligó a dedicar la producción nacional al consumo y recurrir a la importación para suplir el déficit del grano.
 
A partir de 1925 los gobiernos dictaron varias medidas proteccionistas que contribuyeron a modificar la relación entre producción e importación. En 1930 Cuba logró cubrir nuevamente la demanda interior y comenzar la exportación. Según fuentes del Ministerio de la Agricultura, en la década de los años 40 del pasado siglo, Cuba era otra vez la principal exportadora de café del mundo.
 
Las medidas gubernamentales y los esfuerzos de los cafetaleros cubanos se manifestaron en el aumento de la producción. En 1946 la cifra fue de 573.713 quintales (26.390,7 toneladas); en 1951 llegó hasta 714.000 quintales (32.844 toneladas); y tuvo su apogeo en la cosecha cafetalera 1960-1961, cuando el país alcanzó las 60.000 toneladas.
 
50 años después de ese resultado, la zafra de 2010-2011 descendió hasta 6.000 toneladas (10 veces menos). El efecto de tan alta reducción fue tratado por el presidente del Consejo de Estado, general Raúl Castro, en la Asamblea Nacional del Poder Popular el 18 de diciembre de 2010, donde expresó: “en el próximo año no podemos darnos el lujo de gastar casi 50 millones de dólares en importaciones de café para mantener la cuota que hasta el presente se distribuye a los consumidores, incluyendo a los niños recién nacidos. Se prevé, por ser una necesidad ineludible, como hacíamos hasta el año 2005, mezclarlo con chícharo, mucho más barato que el café, que nos cuesta casi tres mil dólares la tonelada, mientras que aquel (el chícharo) tiene un precio de 390 dólares.”
 
En la siguiente zafra, la de 2011-2012, sin tomar en cuenta todos los factores que intervinieron en el declive, las autoridades gubernamentales dictaron algunas medidas que lograron un crecimiento productivo. Se produjeron 7.100 toneladas (1.100 toneladas por encima de la zafra precedente). Sin embargo, una de esas medidas consistió en extender el tiempo de la cosecha por encima de lo habitual, con el consiguiente perjuicio para la zafra siguiente. A pesar del costo pagado para lograr ese crecimiento, a ese ritmo, de forma sostenida, se requerirían 48 años para igualar las 60.000 toneladas de 1960-61.
 
Los hechos se encargaron de demostrar la insuficiencia de las medidas dictadas para un crecimiento sostenido. Por ejemplo, en el municipio Niceto Pérez, de Guantánamo, uno de los mayores productores del grano, la producción descendió en más de dos terceras partes.
 
Una vez más, en lugar de atacar las causas esenciales se acudió al inútil recurso del llamamiento ideológico. El 20 de septiembre de 2012, Orlando Lugo Fontes, entonces presidente de la Asociación Nacional de Pequeños Agricultores —organización representante de los intereses estatales— llamó a realizar una zafra cafetalera organizada. Pero el desinterés de los productores, el envejecimiento de las plantas y la prolongación del tiempo de cosecha se encargaron de hacer inútil la arenga del dirigente campesino. El resultado fue una nueva caída de la producción cafetalera.
 
Durante la cosecha 2013-2014 la producción descendió a 6.105 toneladas, una cantidad inferior a la del año anterior y diez veces menos que la de 1960-61. Fue una cifra insuficiente para cubrir la demanda nacional, lo que obligó, como había ocurrido en los primeros años del siglo XX, a comprar café en el mercado exterior para completar el consumo nacional; y como también había sucedido en 2010 y 2011, años en que hubo que importar 18.000 toneladas, con un costo de decenas de millones de dólares.
 
Para la cosecha 2014-15 dos de las provincias orientales del país pronosticaron que el resultado variaría muy poco respecto a la zafra precedente. Sin la voluntad necesaria para destrabar las relaciones económicas, el Estado ha tomado un conjunto de medidas para elevar la producción en la presente zafra 2015-16 hasta 15.000 toneladas, cifra que, de alcanzarse, todavía seguiría muy lejos de las 24.000 que necesita el país para consumir y exportar.
 
El control monopólico del Estado, los precios de acopio, las innumerables restricciones a que son sometidos los productores, las restricciones para comercializar una parte de la cosecha fuera del compromiso que le impone el Estado, las relaciones de propiedad de la tierra, la inexistencia de un modelo económico capaz de producir con eficiencia y el miedo del Estado a la formación de una clase media, están entre las principales causas del declive cafetalero en Cuba.
 
La más clara manifestación de ausencia de voluntad política para revertir el declive ha sido la respuesta negativa del Buró Nacional de la Asociación de Agricultores Pequeños —sin consultar a los productores— al anuncio realizado por el Departamento de Estado de EEUU de permitir la importación de café cubano a ese país directamente por los productores.
Con esa voluntad característica del totalitarismo y eludiendo las verdaderas causas, el Gobierno cubano insiste, infructuosamente, en producir para el año 2020 unas 24.000 toneladas de café.
 
 
Para comprender el necesario cambio de mentalidad.
Por Félix Sautié Mederos.
 
En muchas ocasiones se oyen y se leen en los medios masivos locales cubanos insistentes planteamientos sobre la necesidad de realizar un cambio de mentalidad. Su reiteración con la persistencia y el seguidismo propios de los que siempre “están de acuerdo con todo lo que se plantea desde arriba” (1), los han convertido en frases y lemas de consignas esquemáticas, que pierden su racionalidad y el sentido de su  verdadera urgencia, porque después de que se acuñó ese planteamiento de marras a que me refiero, para casi todo se reitera que lo necesario es un cambio de mentalidad, sin comprender lo que significa, ni mucho menos hacerlo.
 
Lo triste del caso, es que el planteamiento que se repite mecánicamente en última instancia, expresa una “verdad de Perogrullo”. Y tampoco el problema que repiten, en lo formal de la expresión, constituye algo distinto a lo que se dice con esas seguidillas que se reiteran con insistencia, cual si fueran  mantras con funciones mágicas, referidas a la necesidad de un “sentido de pertenencia”, de mantener la “disciplina social”, de “aumentar la producción y la productividad” y otras frases que por su repetición han perdido  su veracidad. En la mayoría de los casos sucede que los que las repiten no saben lo que dicen ni saben lo que hacen.
 
Puedo afirmar con toda honradez de juicio, que estamos ante una verdadera “patología social crónica” de consecuencias muy lamentables, porque eternizan el “más de lo mismo” con que expresan sus criterios, sus propuestas e incluso su accionar los burócratas de la política y la economía que pululan por todos los ámbitos de la sociedad cubana del momento. Pero las cuestiones existenciales sin excepción, tienen sus límites, su caducidad e incluso su desaparición o muerte. Son marcos de referencia que cuando se traspasan comenzamos a bordear los límites de las verdaderas posibilidades existenciales que implican el movimiento de la materia y de la vida en la naturaleza.
 
En esas circunstancias nos proyectamos hacia puntos de inflexión en los que socialmente pudieran suceder los más disímiles escenarios quizás nunca antes previstos, lo que algunos con poder suficiente para promover los cambios esenciales que son imprescindibles en estas circunstancias no lo comprenden, o no lo quieren comprender. Cuando me enfrento ante tales realidades que me cercan por todas partes, he escrito en crónicas cubanas un llamado diciendo  que “las campanas están repicando a arrebato”. Lo que quiero expresar con ese llamado, no es una simple frase literaria de adorno del lenguaje, porque en mi criterio realmente estas cosas “no aguantan más”  al igual que nuestra Habana, que pronto va a recibir el emblema de Ciudad Maravilla, porque cuando esta crónica se  publique se estará inaugurando el monumento conmemorativo de esa categoría en el espacio del Malecón que los habaneros conocemos como La Punta.
 
Y cuando expreso que no aguantan más, es que no se soportan las circunstancias socio políticas en que los cubanos nos encontramos enclavados y que al decir del Che en su ensayo de 1965 titulado “El Socialismo y el hombre en Cuba” que en los últimos tiempos no me canso de releer y de sacarle sustancias: “es el momento de rectificar”. Últimamente lo he citado  con insistencia en “Crónicas Cubanas”, debido a esa esperanza de vida que no pierdo, porque considero que al ser del Che y no de mi propia cosecha ya que en realidad me siento reducido a una voz que clama en el desierto, pudiera entonces alcanzar alguna resonancia o consecuencia en la vida real, mientras que mis compatriotas se marchan del país con un ritmo y una insistencia que debería alarmarnos, porque algo les sucede más allá de que la famosa Ley de Ajuste Cubano en los Estados Unidos los estimule a emigrar, ya que si en realidad se sintieran medianamente bien en donde han nacido y se desenvuelven cotidianamente, no se dispusieran a una aventura de emigración en la que últimamente se exponen a tantos peligros y personas inescrupulosas en Centro América y México por donde se están marchando ahora sin tampoco abandonar los peligros de hacerse a la mar abierta en balsas rústicas.
 
El Che lo expresó con toda claridad  y lo vuelvo a citar porque no lo considero ocioso: “…el estado se equivoca a veces. Cuando una de esas equivocaciones se produce, se nota una disminución del entusiasmo colectivo por efectos de  una disminución cuantitativa  de cada uno de los elementos que la forman, y el trabajo se paraliza hasta quedar reducido a magnitudes insignificantes; es el momento de rectificar…”
 
Y entonces, me  pregunto es que ¿el Poder en Cuba nunca se equivoca…? .Para comprender lo que expresó Che y actuar en consecuencia, se hace imprescindible un real cambio de mentalidad, comenzando por las cúpulas que han iniciado la moda de plantearlo como consigna. En lograrlo  plenamente estoy de acuerdo, pero debemos realizarlo más allá de las consignas, comenzando en primer lugar por las cúpulas del poder establecido. Ahí está el meollo de todo: cambiar de mentalidad es en primer lugar, cambiar con el pensamiento continuista que repite automáticamente el más de lo mismo, con el que algunos siempre están de acuerdo día a día que liquida al proceso revolucionario cubano.
 
En consecuencia, comprender la real dimensión y la verdadera urgencia que constituye  realizar un cambio de mentalidad a fondo, debería comenzar ante todo por las cúpulas de la sociedad cubana contemporánea y extenderlo hasta los más remotos espacios y mentalidades del país. Ese es el principal problema que tenemos por delante; y  ello, como en todas las cuestiones de la conciencia no se produce sin esfuerzo ni tiempo. Nunca se logrará si no comienza por los que tienen el poder del estado y del gobierno, que incluso debieran iniciarlo  retirándose, jubilándose y abriéndole paso a los que vienen detrás. La biología así lo exige y si no se le hace caso se va a imponer existencial y dramáticamente antes 2021 (VIII Congreso). Así lo pienso y así lo afirmo en uso de mi derecho a opinar, con mis respetos para el pensamiento diferente y sin querer ofender a nadie en particular.
 
Ver en Por Esto!, “ESTAR DE ACUERDO CON TODO, es la consigna de algunos…”
Publicado la Sección de Cultura el jueves 2 de junio del 2016.
http://www.poresto.net/ver_nota.php?zona=yucatan&idSeccion=33&idTitulo=482067
 
Publicado en el periódico Por esto!, sección de opinión,  de Mérida , Yucatán , México, el lunes 6 de junio del 2016
 
 
Balance de los diez años
La consigna de “sin prisa pero sin pausa” hunde al país
Por Marlene Azor Hernández
En agosto del presente año se cumplirán diez años de la sustitución del Fidel Castro por su hermano el General Raúl Castro en la presidencia del país. Los funcionarios cubanos hacen un balance laudatorio de todos “los cambios” de la década y hasta personalidades extranjeras “compran” el cuento. La población opta por macharse del país. ¿Por qué existe esta disparidad tan abismal sobre las percepciones de las políticas públicas del gobierno?
 
Los cambios administrativos no rinden frutos
 
Desde 2006 hasta 2011, la única medida adoptada en función de “actualizar” el modelo fue la repartición de tierras en usufructo, sin permitir que los campesinos pudieran construir sus casas en las tierras dadas en gestión. Cuatro años después se les autoriza la construcción de sus viviendas en su lugar de trabajo.
 
Disminuyen abruptamente los subsidios sin medidas compensatorias para los sectores más vulnerables y se incrementan exponencialmente las desigualdades y la pobreza. El resto son medidas administrativas de compactación de ministerios, reducción mínima de la inmensa burocracia y cambios de funcionarios “fidelistas” a los “raulistas”. Un quinquenio perdido en el desarrollo del país[1].
 
En la segunda parte de su mandato, Raúl Castro sigue los cambios administrativos sin ningún resultado práctico positivo. Los Lineamientos se incumplen en un 79 % y nadie rinde cuentas ni se responsabiliza por su impresionante incumplimiento. Aún hoy, no se han publicado los informes sobre el cumplimiento de los Lineamientos entre 2011-2016, ni los Lineamientos aprobados hasta 2021.
 
Se incrementa la burocracia al doble creando las OSDE, organismos intermedios entre los ministerios y las empresas de base que significa para la burocracia “un paso de avance en la descentralización en la economía” cuando en la práctica es la duplicación de la burocracia para crear nuevos “cuellos de botella” en la producción y comercialización de las empresas. La separación de las nuevas provincias de Mayabeque y Artemisa con su experimento de separar las funciones del partido de las funciones del estado, no ha dado ningún resultado tangible para los ciudadanos de esas provincias. Sin embargo los funcionarios encargados, los únicos que son entrevistados en la prensa oficial, dicen que existen “grandes avances” que no logran explicar.
 
Las “reformas” ni hacia la “derecha” ni hacia “la izquierda”: el inmovilismo en el sistema económico y político soviético.
 
Utilizo los términos de “derecha e izquierda” en el sentido en que se utiliza por los funcionarios cubanos[2]. La derecha significa liberalizar la economía, la izquierda pasar a la autogestión empresarial[3].
 
El economista Pavel Vidal hace un análisis de lo que significa para la agricultura cubana, la consigna “sin prisa pero sin pausa”[4] cito: “El crecimiento promedio anual del sector agropecuario cubano del año 2008 hasta el año 2014, según las cuentas nacionales de la ONEI, ha sido de apenas un 0,9 por ciento”.
 
En contraste, las reformas en Vietnam arrojaron crecimientos significativos. Cito: “Vietnam, país referenciado en el Informe Central del VII Congreso, es un ejemplo donde las reformas de mercado resultaron favorables para la agricultura. El crecimiento promedio del sector agrícola vietnamita en los primeros siete años de transformaciones fue de 3,2 por ciento, luego se aceleró a 3,9 por ciento como promedio en la década de los noventa. Ello permitió incrementar las exportaciones, eliminar la libreta de racionamiento y mejorar los ingresos reales de las familias”
 
Vidal nos reseña “¿Cómo lo hizo Vietnam? Pues eliminó las restricciones para el acceso directo a los bienes de capital e insumos importados. La devaluación y unificación de las tasas de cambio, la eliminación de los monopolios estatales en el comercio externo y la flexibilización a las restricciones a la importación fueron la fórmula”.  Tres medidas nos propone el autor:
 
Se deja que inversionistas extranjeros y cubanos abran mercados mayoristas de insumos y bienes de capital para los agricultores y comercializadores. Deben ser varios y de diferentes tamaños, para lograr competencia. También pueden establecerse empresas mixtas con el Estado. Pero ninguno debe contar con poder de monopolio.
 
Se permite que este mercado incluya crédito comercial para que los agricultores y comercializadores puedan pagar en plazos. Los bancos estatales también ofrecen crédito para comprar en estos mercados. Se le da también entrada en el experimento a los proyectos internacionales que desde hace años han manifestado interés en apoyar las micro-finanzas cubanas.
 
Se establece un mecanismo cambiario para que las empresas que operen los mercados de insumos y bienes de capital puedan comprar dólares a la tasa de cambio de 24×1. Los dólares provendrían del ahorro que tendría el país por la sustitución de importación de alimentos y de las ventas a los turistas.
 
Por su parte el economista Juan Triana señala cinco problemas claves no resueltos[5]: “La Planificación centralizada” como obstáculo al desarrollo, las empresas estatales siguen siendo perdedoras en los márgenes de autonomía hasta ahora acordados, las pequeñas empresas privadas y las cooperativas siguen teniendo todas las restricciones para funcionar por los controles estatales y la ausencia de acceso a los mercados nacionales y extranjeros para insumos y capital directos. Los profesionales siguen estando “cautivos” en las empresas presupuestadas.
 
Miriam Leyva nos señala algo insólito luego de diez años de “cambios”[6]. Cito “Los almacenes abarrotados de mercancías y tres barcos esperando ser descargados en el puerto de La Habana son noticias impactantes, pasados 5 años de la implantación de los Lineamientos del Partido Comunista efectuado en abril”. De las 26 brigadas de estibadores sólo funciona una, por la ausencia de camiones para sacar las mercancías del puerto. Y agrega “La cadena puerto-transporte-economía interna no logra mejorar su eficiencia tras decenios de consignas, reportajes y una película de la década de 1980. La acumulación de productos continúa favoreciendo el descontrol, los robos y la venta en el mercado subterráneo. Los trabajadores sienten desvirtuado el trabajo y disminuido el salario, y la economía del país pierde por estadía de los buques, el deterioro de los productos importados al mínimo de lo necesario, la distribución tardía para la producción y el abastecimiento a la población”. Una foto de lo que bien podría llamarse efectos de una “economía de guerra”.
 
El balance político y económico de los diez años del presidente Raúl Castro es negativo. La ausencia de cambios estructurales en la política económica, pero también en el sistema político, obstruyen las reformas y las convierten en resultados negativos para todos los actores económicos menos para los funcionarios del Partido y el Estado que las diseñan.
 
“Sin prisa pero sin pausa” se ha convertido en la práctica, en el principal escollo de la política económica y de las posibilidades hacia el desarrollo. Esto tiene que ver con la ausencia de democracia y transparencia en el país, pero eso piensan los ciudadanos. Los funcionarios insisten en que estamos en “el mejor de los mundos posibles”, confirmando la ausencia de voluntad política para realizar los cambios necesarios.

[1] No me voy a referir a los supuestos crecimientos del PIB porque la dualidad monetaria y cambiaria falsea los índices de crecimiento económico, y en segundo lugar porque estos datos refrendan un ingreso promedio per cápita de más de 5.900 dólares anuales, algo francamente disparatado. Al cambio actual el ingreso promedio per cápita es la friolera de 141.600 pesos cubanos.
[2] Según el economista José Luis Rodríguez la autogestión yugoslava fue un disparate, sin embargo la “Batalla de Ideas” época en la que cual fue Ministro de Economía es un “hallazgo” en la estrategia de Fidel Castro. Para este autor las reformas de mercado “del socialismo real” fueron igualmente nefastas.
[3] Ver el análisis de Pedro Monreal “Empresa estatal, política y democracia socialista: ¿la función determina la forma?” EnCubaposible.com 31/05/2016.
[4] Pavel Vidal “Un peligroso repliegue de las reformas en la agricultura cubana. Una propuesta para que continúe el experimento” en Cubaposible.com 16/05/2016.
[5] Juan Triana Cordoví “Los costos de oportunidad” en Oncubamagazine.com 06/06/2016.
[6] Miriam Leiva “El puerto de la Habana se desborda” en Cubanet 07/06/2016.
 
 
Inconsecuencias de la “conceptualización”
Por Germán M. González
 
Leyendo la “Conceptualización del modelo económico y social cubano de desarrollo socialista” viene a la mente la famosa frase de Ortega y Gasset describiendo la Constitución de 1931 en España: “sin pies ni cabeza, ni el resto de materia orgánica que suele haber entre pies y cabeza”.
 
Este documento comienza exponiendo antecedentes históricos parciales, describela mala situación económico – social actual, prosigue proclamando propósitos imposibles de cumplir sin la participación de todos los cubanos y termina ratificando las políticas vigentes, excluyentes y limitantes del incremento de la productividad social.
 
Una duda semántica con la palabra socialismo: ¿se trata del sistema copiado de la extinta URSS, es decir, patrimonio estatizado y un equipo gobernante vitalicio? Este sistema nunca funcionó donde se impuso, solamente ha significado privación de derechos humanos, atraso tecnológico y autocracias con élites autocráticas alternando, entre otros males. Actualmente solo subsisten el bunker cerrado norcoreano, con colosal ineficiencia económica y represión ilimitada, Vietnam y China, con gobiernos autoritarios abiertos al capitalismo exhibiendo desigualdades sociales unidas a sistemas represivos: cero democracia.
 
Resalta un dato: ¡durante cinco años! han estado subiendo y bajando los documentos al Buró Político y la suma de las personas con acceso a ellos en ese lapso no llega al 0,1% de los cubanos. La palabra secretismo no describe el proceso. Ahora se calculan seis meses para que el pueblo cubano o una parte mayor del mismo analice los documentos rectores des u vida in saecula saeculorum. O al menos eso se pretende.
 
Hay otra cuestión semántica por aclarar: Cuando Raúl Castro dice: “hemos concebido que ambos documentos (…) luego de su análisis en el Congreso, sean debatidos democráticamente por la militancia del Partido y la UJC, representantes de organizaciones de masas y de amplios sectores de la sociedad con el propósito de enriquecerlos y perfeccionarlos.”
 
¿Democráticamente como hasta ahora: lo planteado en una asamblea local se “filtra” por las comisiones y los planteamientos “incómodos” se quedan ahí? ¿Con difusión en los medios solamente para los criterios coincidentes 100% con la posición oficialista? ¿Sin medios alternativos para todos los ciudadanos y ostracismo y/o represión para quien no coincida exactamente con la posición oficialista?
Amplios sectores de la sociedad… ¿Cuán amplios? A falta de medios tradicionales no oficialistas ahora algunos cubanos acceden a Internet, pero en primer lugar constituyen una minoría ínfima y en segundo lugar muchos de esa minoría son funcionarios sin acceso a sitios “problemáticos”. Con esas premisas el término democrático resulta dudoso.
 
En la Introducción se reconocen males actuales de la economía y de la sociedad, con palabras como desequilibrios entre la oferta y demanda de productos y servicios, obsolescencia tecnológica, subutilización e ineficiencia de la base productiva, la infraestructura y el proceso inversionista, crecientes riesgos y daños medioambientales, impacto de la dualidad monetaria en el poder adquisitivo, diferencias económicas y sociales no provenientes del trabajo, que además no es convenientemente retribuido, éxodo hacia actividades de menor calificación (pero mejor pagados) y al exterior (migración masiva).
 
También menciona afectación a la motivación para trabajar y ser eficienteserosión de valores inherentes a nuestra sociedad (en realidad se está desmoronando) y el incremento de manifestaciones de corrupción, delitos, indisciplinas y otras formas de marginalidad social. Todo eso se reconoce, en casi todos los casos con eufemismos. No se menciona la subutilización y bajos rendimientos de la tierra, poblada de marabú en gran parte ni la deuda externa gigantesca, constituyendo estos dos factores problemas gravísimos.
 
Se menciona la “ayuda” de la extinta URSS, cuando en realidad hubo años, mientras duró esa insólita relación en los cuales la “ayuda” significó un PIB disponible superior al PIB generado por un economía regida con voluntarismo y absoluto desprecio por la opinión ajena, quien cuestionara una decisión descabellada fue apartado. Tampoco se expone cuánto la subordinación al CAME (Entelequia económica del “socialismo real”) frenó el desarrollo.
 
Por supuesto no falta la obligada referencia a los daños del bloqueo, estos son innegables, perohay un hecho cierto: ha servido de pretexto para justificar los resultados de políticas económicas o más bien de la falta de ellas. No hay respuesta a la pregunta: ¿qué se hizo del enorme patrimonio estatizado, la inmensa ayuda recibida de la URSS y los recursos tomados como créditos no pagados oportunamente, origen de la inmensa deuda externa a pagar por los cubanos actuales y sus descendientes?.
 
Por último se mencionan algunas fortalezas del pueblo cubano, pero falta declarar la intención de “quitar esposas y grilletes” tanto  en el plano económico como en el político, sin éste es imposible el otro, solamente así los cubanos sacarían a flote la Patria.
 
Para cambiar de veras y emprender un camino exitoso, primero deben reconocerse críticamente los errores del pasado reciente, exponer las causas que los propiciaron y proponer cómo evitarlos en el futuro, de no ser así ¿De qué documento programático hablamos?
 
 
Problemática Racial en Cuba
Por: Moustafa Hamze Guilart.
 
Cuba es una nación multirracial, por estar formada por una sociedad racialmente integrada (formal y practica) al no existir segregación racial, constituida por 64.1%, de blancos,  26,1 % de mestizos y 9,3 % de negros, según Wikipedía.
 
Esos porcentajes deben de estar mediados por la apreciación del declarante, pudiendo ser que un mestizo de tés blanca se declare blanco a pesar de unos de sus congéneres sea de raza negra, jabao(a).
 
Esa integración racial posibilita abolir el flagelo de la discriminación racial residual de sus componentes negros.
 
La expresión racial residual está dada porque no se puede perder de vista que desde que se iniciaron nuestras guerras de independencia la lucha por la igualdad racial ha sido permanente hasta el día de hoy, teniendo sus antecedentes en las conspiraciones de Aponte y la de la Escalera.
 
En esa época la lucha por la igualdad racial fue generalmente empírica dada la participación en la contienda contra la Corona Española de nuestros próceres negros y la incorporación masiva de los negros en el ejército libertador.
 
La lucha por la igualdad racial actual, claro está en primer lugar, debe ser de los negros, porque son los que sientes en sus pieles y corazones el flagelo de la discriminación sea por acción, por palabras y hasta por pensamientos. Pero en lucha contra la discriminación por el color de la piel debe ser de toda la sociedad por una cuestión ética, donde los mayores aliados en esa lucha deben ser los mestizos por ser lo más sensibles por desenvolver sus vidas en torno a la comunidad blanca y a la comunidad negra, por lazos sanguíneos y por convivencia social.
 
He leído con consternación criterios de determinados activistas por la igualdad racial en Cuba que están usando una narrativa referente a “la filosofía del blanqueamiento” de la sociedad cubana, dando a entender que el mestizaje cubano es una acción racista preconcebida y no el producto del devenir histórico de Cuba.
 
Ese concepto se aleja del humanismo, porque el humanismo enseña la igualdad de todo y de todos sin ningún tipo de discriminación ya sea de acciones, de palabras o de pensamientos, mientras son conceptos fascistas tales como: “la raza superior”, “nacimos para vencer y no para ser vencidos” y ahora podríamos incorporar el concepto “blanqueamiento de raza” sea discursada por las víctimas o por sus victimarios.
 
http://www.diariodecuba.com/cuba/1427736270_13675.html
 
El blanquimiento de raza constituye una narrativa inconveniente, contraproducente y peligrosa, porque convierte en enemigos de una causa tan noble a los grandes aliados en la lucha, los mestizos, que se caracterizan por ser muy sensibles cuando alguien menosprecie a sus familiares blancos y negros porque una vez por innúmeras causas dos grandes horcones que les dieron orígenes unieron sus vidas en matrimonio, concubinato o hasta en un instante de placer enque dos cuerpos y dos almas se unieron en un acto sublime de  pieles desnudas en blanco y negro.
 
Enarbolar el “blanqueamiento de raza” de forma preconcebida denota un desconocimiento de la formación del mestizaje en Cuba que tiene raíces históricas y sociales, sin partir de bases etnológicas, se sabe que el amo esclavista para satisfacer sus instintos sexuales obligaba a sus esclavas favoritas a realizar relaciones sexuales, lo cual fue descrito muy bien por el acuarelista de la poesía antillana, Luis Carbonell, en la recitación del poema “Negra Filó”. Si eran prácticas habituales de los amos esclavistas cubanos, qué decir de los señoritos, hijos de “su merced” esclavista, cuando despuntaban en su vida sexual.
 
Como resultado de la Revolución Haitiana muchos esclavistas franceses migraron para Cuba con sus dotaciones de esclavos, asentándose en el oriente de Cuba, en la hoy provincia de Santiago de Cuba, donde desarrollaron las plantaciones de café y eran discriminados y prácticamente segregados en sus haciendas, por la sociedad esclavista ibérica debido a la desconfianza existente por las contiendas entre Francia y España, viéndose en la necesidad de aparear sus descendientes con su población esclava. Un exponente resultante de esas uniones fue el Mayor General las Tres Guerras  Flor Crombet.
 
Un porcentaje de negros libertos formaron pareja con conyugues no negros(as). Después de finalizada la guerra contra España muchos negros miembros del ejército libertador, dado su prestigio social y posición económica, formaron familias en matrimonio o en concubinatos con mujeres blancas.
Se sabe que en la primera mitad del siglo XX entró una emigración de hombres solteros procedentes de Europa, de Oriente Medio y de Asia, cuyo aislamiento por las clases dominantes de la época llevó [o a gran parte de ellos a formar familia con mujeres negras y mestizas.
 
Otras cuestiones a tener en cuenta a la hora de analizar el mestizaje cubano es que con la llegada de la revolución del 59, en la Habana, fundamentalmente, hubo una expansiónde uniones de parejas de blancos con negras y viceversa. También la migración permanente del mulataje, de ambos sexos, de las provincias orientales para las provincias occidentales ha incrementado el mestizaje.
 
Ha sido muy acertado que los activistas por la igualdad racial de la sociedad civil independiente estén desarrollando su lucha paralelamente con la de la democratización de Cuba pero deben de afinar su discurso y dejar de lado eso del “blanqueamiento” de la raza y otras cuestiones más, que pueden tener determinadas bases de sustentación, porque esa retórica, a mi modo de ver, es sectaria,  y no une, más bien impugna, a los blancos y a los mestizos en la lucha por la discriminación racial.
Si hay que subir al palenque, tiene que ser para él del siglo XXI o sea para el palenque de todos los cubanos.
 
 
 

 

 

———————

SPD-214

No. 214 (31/año 8). La Habana, 25/Mayol-2016

ÍNDICE

El reflujo de la ola izquierdista latinoamericana

Por Pedro Campos

 

El respeto hacia las manifestaciones del espíritu…

Por Félix Sautié Mederos

 

Romper estigmas (todos) es necesario

Por Germán M. González

 

¿Habrá llegado el fin del PT de Brasil¿

Por Moustafa Hamze Guilart, desde Brasil, especial para el SPD.

 

POESIA

A MENUDO TIEMBLO YO

Por Félix Guerra

 

CONTENIDO

El reflujo de la ola izquierdista latinoamericana

Por Pedro Campos

 

En todas las épocas los procesos políticos han presentado períodos de flujos y reflujos o, si se quiere, de auge y depresión.  La ola izquierdista latinoamericana que se animó con la llegada de Hugo Chávez al poder en Venezuela por vías electorales, viene experimentado ya hace unos años un periodo de reflujo con los cambios de gobiernos en Honduras, Paraguay, Argentina, ahora Brasil y con la delicada situación en Venezuela.

 

Sus causas se relacionan básicamente con las propias contradicciones entre su ascenso por vías democráticas y sus pretensiones y métodos estado-céntricos, populistas y autoritarios, con viejas raíces en el nacionalismo caudillista tradicional de la región.

 

Estos antecedentes y pretensiones enlazan y contaminan esa ola con la filosofía “socialista estatalista” cubana, cuyas prácticas en parte asumieron, especialmente, la excesiva participación del estado en el control directo de la economía y la falta de apoyo al progreso del área propiamente social de la economía correspondiente a las formas libres de producción (privadas o asociadas), todo lo cual fortaleció las formas de capitalismo de estado, con sus consecuentes cortes a las normas democráticas que les habían dado origen.

 

Esa deriva autoritaria estatalista adversa a la democracia, está en el centro del reflujo.

 

Lo que sobrevive en Cuba se originó en la toma del poder por vía violenta y fue favorecido por la época de la Guerra Fría y la presencia del “campo socialista” que no existen ya. El mundo del siglo XXI es diferente y todo intento de tomar por vía armada el poder o de reeditar  algún “socialismo” de tipo  autoritario, está condenado al fracaso, como cualquier otra pretensión de transpolar las experiencias cubanas al continente. Por todo eso las FARC negocian la paz en Colombia.

 

Si el proceso político-económico-social cubano hubiera derivado a posiciones del Socialismo Democrático, como hemos promovido y pretendido muchos cubanos, asumiendo la democracia y la libertad más plenas y la multiplicidad de formas de producción con énfasis en el desarrollo del trabajo libre asociado o privado (autogestión, cogestión, cooperativismo, mutualismo y demás tipos de asociaciones de capital, trabajo y consumo, así como el desarrollo del trabajo libre individual cuentapropista), la situación fuera otra en Cuba, el impacto de las relaciones con EEUU sería de más fácil absorción y muy probablemente la ola izquierdista del continente  hubiera evolucionado favorablemente.

 

Al reflujo de esa ola han contribuido también los propios errores en materia política y económica cometidos por los gobiernos respectivos cuando han desestimado las fuerzas de la oposición y el peso de la economía nacional e internacional en la evolución de sus situaciones internas.

 

Entre esos errores bastante comunes también están la centralización excesiva de las decisiones, el abuso de los decretos presidenciales, las afectaciones al sector privado, las políticas monopólicas de control de divisas y del mercado externo, los excesivos impuestos para favorecer planes estatales a costa de las clases medias, la desestimación de los efectos de las políticas inflacionarias, la falta de estímulo a la inversión productiva, la corrupción de sectores ligados a los grandes negocios estatales, los gastos enormes en ayuda internacional  y otros.

 

Elemento básico que ha afectado a esa ola ha sido creer que todo se resuelve con una repartición “más justa del ingreso nacional”, según los criterios del poder establecido, sin comprender que los mismos provienen del aumento de la producción y el comercio que generan las fuerzas productoras que deben estimularse.

 

Por eso las políticas estadocéntricas y populistas que han caracterizado esta ola no avanzaron más allá del capitalismo de estado y de formas socialdemócratas centralizadas de distribución del presupuesto que, sin llegar a decretar las grandes nacionalizaciones-estatizaciones de tierras y empresas nacionales e internacionales que se hicieron en Cuba, asumieron la restricción de las fuerzas productores que alimentaban presupuestos y abastecimientos.

 

Unos menos que otros desarrollaron formas de poder popular comunal, pero sin bajar lo suficiente a las bases el control de los ingresos y presupuestos que empoderaran a los ciudadanos y a las comunidades. Algunos gobiernos fueron más realistas en sus políticas económicas como los de Correa en Ecuador y Evo en Bolivia, por lo cual han sobrevivido al reflujo, a pesar de sus intentos fracasados de eternizar sus líderes originales en el poder, otra contaminación negativa con el proceso cubano.

 

Por otro lado, es cuando menos infantil pretender que las fuerzas nacionales e internacionales adversadas por esa ola populista se quedaran de brazos cruzados y no aprovecharan sus errores, desviaciones y contradicciones, para tratar de revertirla. Creer en América Latina que se puede gobernar autoritariamente, sin consecuencias, es desconocer su historia.

 

No obstante estas generalidades, en cada país los gobiernos de esta ola, enfrentan situaciones específicas. La oposición venezolana recuperó el control del Congreso porque el gobierno de Maduro ha cometido todos esos errores arriba señalados y otros y, en particular porque no ha sabido neutralizar con el diálogo y adecuadas políticas económicas el descontento popular, respondiendo con más violencia, las reacciones violentas de la oposición. Hoy por hoy se aprecia su incapacidad para lidiar democráticamente con una oposición mayoritaria.

 

Maduro con su gobierno en minoría debió negociar con la oposición para evitarse el “telegrafiado” referendo revocatorio, establecido por el mismo Chávez en la Constitución, en vez de desconocerla y maniobrar  con el poder judicial para obstaculizar sus propuestas. En cambio, optó por la confrontación desde una posición minoritaria y ya estamos viendo los resultados.

 

Por otra parte la caída drástica de los precios del petróleo derrumbó las políticas paternalistas e internacionalistas del gobierno bolivariano. Durante las “vacas gordas”  petroleras se dilapidaron riquezas y financiaron programas sociales, militares y de política exterior que difícilmente puedan ahora sostenerse, fondos que hubieran podido potenciar la economía productiva y su autonomía.

 

El juicio político, una figura reconocida en la Constitución brasileira,  que acaba de suspender a Dilma Rousseff de la presidencia en Brasil es el resultado del debilitamiento de su gobierno, del escándalo de corrupción relacionado con los ingresos de la estatal Petrobras, la notoria recesión económica, la división de la coalición gubernamental y su descendida popularidad al 10 %.

 

Estas circunstancias han sido aprovechadas por las fuerzas políticas y económicas nacionales e internacionales interesadas en recobrar las hegemonías perdidas, propio de las luchas políticas del mundo pos-guerra fría y de las confrontaciones en sistemas políticos democráticos: quien se equivoca asume responsabilidades y paga costos políticos. No obstante, Dilma declaró recientemente a Telesur que EEUU nada tenía que ver con la crisis interna de su gobierno.

 

El reflujo actual de la esa ola izquierdista es, por tanto, consecuencia primaria de la evolución de sus propias contradicciones y  de los errores cometidos por quiénes en nombre de la revolución, los trabajadores y el socialismo, pusieron el estado por ellos controlado, en función de beneficios sectarios y no de los intereses generales de las mayorías y la sociedad.

 

En lugar de buscar causas extra-punitivas a sus fracasos, la Izquierda latinoamericana debería analizar sus propios equívocos y contradicciones; revisar sus enfoques estado-céntricos, autoritarios, sectarios y populistas y  asumir políticas encaminadas a consolidar la democracia y profundizarla hasta hacerla participativa y directa desde las bases de la sociedad; aprender a tener en cuenta los intereses de todos los ciudadanos y sectores sociales; promover programas económicos y educativos encaminados a empoderar a las comunidades, a los trabajadores y emprendedores de base con sus propias empresas pequeñas y medianas, asociadas o privadas y a aprovechar las ventajas del mercado, los créditos y las nuevas tecnologías de la información.

 

El respeto hacia las manifestaciones del espíritu…

Por Félix Sautié Mederos

 

Queridos lectores de Crónicas Cubanas, aunque el título que escogí para escribirles hoy pudiera inducirlos a pensar que voy a referirme  al respecto del “Espiritismo” que aunque no lo comparto lo respeto profundamente, porque en la coloratura de la vida en sociedad el conjunto de las  diversas manifestaciones de fe religiosa constituye en mi criterio muy personal una riqueza de la humanidad que no debería menospreciarse, en verdad lo que pretendo con mi crónica es meditar y reflexionar sobre la importancia de la vida espiritual del pueblo con sus símbolos patrióticos y sagrados, así como muy en especial sobre el sentido profundo que posee su religiosidad muchas veces intrínseca. Todo lo cual considero que se manifiesta actualmente en medio de múltiples banalidades, rencores y odios que en mi criterio nos rodean por todas partes; y, que afloran a la superficie más inmediata, cuando nos disponemos a mirar a nuestro alrededor. Eso es algo que nunca debería menos preciarse tampoco y que opino tenemos que enfrentar decididamente si en realidad queremos vivir en una patria y una república  democrática, próspera y sustentable en la que quepamos todos sin exclusiones onerosas.

 

Por otra parte, lo que voy a exponer incluso y además, lo hago muy a pesar de lo que algún lector al que prefiero no mencionar por su nombre un día me planteó al respecto de que mis crónicas sobre  la religiosidad y la vida espiritual cubana lo aburría; y, me recomendó en consecuencia que no debería tratar más sobre esos temas. Personalmente lo lamento mucho y, considero que la solución al respecto de su planteamiento es que no me lean ni me hagan caso lo que así lo consideran. Sigan pues su camino de ateísmo y endurecimiento espiritual, que yo se los respeto con mis deseos de que les vaya bien en la vida. Solo les pido que respeten mi opción de creer en Dios y en la Virgen de la Caridad lo que me define como cristiano católico, tal y como respeto la suya de no creer. Pienso que así, podremos todos vivir en la paz y armonía que tanto necesita el mundo de hoy. Respetándonos unos a otros porque con el odio, los insultos, las imposiciones de fuerza y los rencores no vamos a poder construir un presente y un futuro que sea positivo para todos.

 

Realmente siento tristeza, también a veces cansancio, ante tanto más de lo mismo y tantos exabruptos generados a favor o  en contra, lo que crea en mi criterio una gran confusión por todas partes de nuestra nación incluso más allá de nuestras fronteras geográficas donde también viven cubanos. Algo que de conjunto lamentablemente se generaliza. Quiero confesárselo con toda franqueza,  porque no son exclusivos sentimientos míos.  Los he podido constatar también en muchas personas con que me relaciono y que me rodean. Es que para algunos la mediocridad, el insulto, los rencores y el odio constituyen armas de lucha e instrumentos de gobernabilidad autoritaria y centralizada, en mi opinión fallidos, que utilizan para lograr sus objetivos de vida; y todo eso hoy se confunde en una gran amalgama complicada y contradictoria.

 

Quizás haya quienes cuando me lean, se pregunten   ¿…y, a que viene toda esta “descarga” en Crónicas Cubanas? Pues bien, el asunto es que hace algunos días conmemoramos cien años de que el Papa Benedicto XV el 10 de mayo de 1916, le hiciera saber una respuesta positiva a los veteranos de las guerras de independencia de Cuba  quienes les escribieron una carta al Santo Padre de entonces, solicitando que la Virgen de la Caridad del Cobre fuera  declarada Patrona de Cuba, en una muestra por parte de aquellos guerreros de mil batallas de sensibilidad y espiritualidad ejemplar, que deberíamos considerar muy profundamente en estos momentos de inflexión tan decisivos para nuestra identidad nacional y para el futuro de nuestro país como nación independiente y soberana con su propia idiosincrasia, cultura y espiritualidad.

 

Así  lo solicitaron aquellos recios combatientes endurecidos por la guerra en la manigua redentora, lo escribieron desde el Santuario de la Virgen de la Caridad, en poblado de  “El Cobre” en Santiago de Cuba, en una sencilla carta firmada por ellos con fecha 24 de septiembre de 1915. Un párrafo de aquel excelso documento patriótico considero que es digno de destacarse, incluso proviniendo de personas tan curtidas por la vida, lo que constituye un ejemplo de que la sensibilidad y la espiritualidad nacen cuando se lucha por una causa justa, aún desde las más cruentas batallas. Cito textual: “…en el fragor de los combates y en las mayores vicisitudes de la vida, cuando más cercana estaba la muerte o más próxima la desesperación, surgió siempre como luz disipadora de todo peligro o como rocío consolador para nuestras almas, la visión de esa Virgen cubana por excelencia, cubana por el origen secular de esa devoción, y cubana porque así la amaron nuestras madres inolvidables, así la bendicen nuestras amantes esposas y así la han proclamado nuestros soldados, orando todos ante ella para la consecución de la victoria y para la paz de nuestros muertos ‘inolvidados’; y acusaría una vergonzosa ingratitud por  nuestra parte, el que a los beneficios que esa Virgen excelsa nos prodiga  permaneciéramos inactivos o mudos…”

 

En resumen pienso yo tantos años después  de aquellos acontecimientos expresados en tan hermosa carta, así como también a cien años del hecho en sí mismo de la proclamación de la Patrona y Reina de Cuba, que la cubanía es un cemento de unión, sellado por nuestros símbolos: escudo, bandera, himno nacional y Cachita quien fuera refugio, madre y recurso desde los albores de nuestra identidad nacional (1612) a la fecha; y que esos atributos patrióticos y sagrados, deberían enraizarse en nuestros corazones y sentimientos para cambiar todo lo que realmente deba ser cambiado, comenzado por nosotros mismos al objeto de legar a nuestro hijos y nuestros nietos una Cuba mejor posible de amor, paz, justicia, equidad distributiva y desarrollo social, en donde realidad quepamos todos en un gran proceso de reconciliación, democracia y participación popular. Estos son mis sentimientos más profundos cuando se cumplen cien años de la proclamación de la Virgen de la Caridad del Cobre, la Virgen Mambisa de todos los cubanos sin excepción, como Patrona y Reina de Cuba. ¡Albricias por la Virgen cubana!

 

Así lo pienso y así lo expreso en uso de mi derecho inalienable a opinar, con mis respetos por el pensamiento diferente y sin querer ofender a nadie en particular.

 

Publicado en el periódico Por Esto! el lunes 16 de mayo 2016.

http://www.poresto.net/ver_nota.php?zona=yucatan&idSeccion=22&idTitulo=478418

 

Romper estigmas (todos) es necesario

Por Germán M. González

 

El pasado Viernes 6 de los corrientes se publicó en el órgano del Partido una entrevista realizada por Lisandra Fariñas Acosta a la directora del Centro Nacional de Educación Sexual (CENESEX), doctora Mariela Castro Espín; en ella se enfocan varios problemas desde una perspectiva histórica en mi opinión errada, pues se tratan los temas como si la solución de todos los problemas del País comenzaran a partir de 1959, cuando la realidad es que una buena parte de ellos se agravaron a partir de esa fecha, e incluso algunos se crearon pues no existían antes, y el “antes” se refiere al 10 de Marzo de 1952, cuando Batista dio el fatídico golpe de Estado, “después” comenzó el proceso de deterioro de la economía cubana, se interrumpió la democratización de la sociedad bajo la guía de la Constitución del 40, así como los de cubanización de la economía y la cultura (estos dos relacionados con la diáspora) y comenzó la emigración a superar la inmigración. Estas tendencias negativas se mantienen actualmente.

 

La doctora comienza hablando de la igualdad de salarios decretada en 1959. Solamente desconociendo la realidad de los salarios en nuestra Patria (o de las pensiones) se puede hablar de ese tema o comparar la situación de los cubanos con cualquier pueblo del mundo civilizado. Veamos ahora varias características de los ingresos por retribución al trabajo en Cuba y de paso de las pensiones:

 

El primer problema es que salarios y pensiones, desde 1959 a la fecha han adquiriendo un carácter simbólico, el estar congelados y la moneda perder valor y/o subir los precios. La libreta de racionamiento que mitigaba algo esta situación está cada día más delgada.

 

El gobierno paga a los trabajadores y pensionados en una moneda (CUP), las mercancías de 1ª necesidad circulan en otra (CUC) que el ciudadano debe adquirir a un cambio de 25:1 en los establecimientos bancarios existentes, cuando en los mercados “liberados” hay ofertas en CUP suelen ser equivalentes al cambio de 25:1 y/o tratarse de mercancías de muy baja calidad.

 

Cuando el trabajador se encuentra con un empleo con “estímulo” en CUC, ese ingreso equivalente a 25:1 en CUP como vimos antes no se acumula a los efectos de seguridad social incluida la jubilación, algo injusto e inmoral.

 

Cuando algunos sectores que generan ingresos en moneda dura al gobierno amenazaron con generar una crisis por la cantidad de migración, se optó por incrementarle los salarios, lo cual equivale a que en un grupo de personas que comen de una olla común con cucharas similares, a varias de esas personas se les cambie la cuchara normal por una mucho mayor, Lo que incrementó el consumo a los beneficiados fue la disminución del correspondiente al resto de la población, no el gobierno.

 

En Cuba existe un sistema para la contratación de la fuerza de trabajo necesaria a las entidades extranjeras o de capital extranjero, mediante el cual la entidad en cuestión le paga al gobierno en moneda dura, generalmente euros, y el gobierno paga al trabajador en la desvalorizada moneda nacional (CUP) con un margen de (+-) 30:1.

 

En fin, al tema salarios pudiera dedicarse un estudio muy voluminoso, para resumirlo se puede decir que el ingreso del ciudadano cubano no está relacionado en absoluto con su esfuerzo y capacidades personales, por otra parte quien recibe (cada vez más personas) ayuda de exterior se convierte en “un rico de país pobre sostenido por un pobre de país rico”.

 

Sobre la homofobia: existió y existe en todo el mundo, Cuba no es ni fue “antes” la excepción, pero veamos algunos hechos:

 

Nunca “antes” nadie se vio obligado a emigrar por su orientación sexual, igualmente a nadie “antes” se le envió a esa versión tropical de los GULAGs estalinistas que fueron los campamento de la UMAP (Unidades Militares de Ayuda a la Producción), todo eso ocurrió en Cuba “después”, al igual que la depuración universitaria de gays, religiosos y tibios políticamente.

 

Muchísimos íconos de nuestra cultura vivieron y crearon en su Patria respetados y queridos y los medios de prensa, desde el Diario de la Marina reaccionario hasta la Bohemia progresista exaltaban sus triunfos cuando lograban éxitos nacionales e internacionales. Los ostracismos y migraciones forzadas fueron políticas oficiales “después”, inéditas “antes”

 

El Presidente electo con mayor número de votos en la historia republicana de no ser gay lo parecía, el doctor Ramón Grau San Martín, profesor universitario que de haber vivido como tal “después” hubiera sido “depurado” por su amaneramiento.

 

¿Y qué dicen las Constituciones, la de 1940 y la vigente hoy?

La actual en su Artículo 36: El matrimonio es la unión voluntariamente concertada de un hombre y una mujer con aptitud legal para ello…

 

La del 40 en su Artículo 43: La familia, la maternidad y el matrimonio tienen la protección del Estado. Sólo es válido el matrimonio autorizado por funcionarios con capacidad legal para realizarlo. El matrimonio judicial es gratuito y será mantenido por la ley.

El matrimonio es el fundamento legal de la familia y descansa en la igualdad absoluta de derechos para ambos cónyuges; de acuerdo con este principio se organizará su régimen económico.

 

En resumen, la Constitución actual de hecho proscribe el matrimonio legal entre personas del mismo sexo, la del cuarenta no menciona sexos – utiliza las palabras cónyuges o personas – solo lo hace para enunciar medidas de protección a la mujer y la maternidad.

 

Por último sobre la legislación necesaria, que lo es, para garantizar los derechos iguales a personas de todas la orientaciones sexuales la doctora debe recordar, pues conoce perfectamente cómo se legisla en Cuba: El Buró Político designe una comisión para estudiar un asunto, esa comisión, luego de un proceso de revisiones y reuniones elabora el documento final, se aprueba éste sucesivamente en el Buró Político, el Secretariado y el Comité Central, solamente después se presentará a la Asamblea Nacional, donde se aprobará, siempre unánimemente, pues según el artículo 5 de la Constitución vigente ¿Es necesario transcribirlo? votar en contra pudiera considerarse una violación constitucional.

 

Democratizar la sociedad y que los cubanos/as puedan gozar de sus derechos ciudadanos, es decir, ejerzan el elemento primario de la democracia: que los gobernantes sean electos por todos los ciudadanos y previo a esto que haya total libertad de asociación, de opinión y medios para expresar ésta, es el único camino para alcanzar una sociedad con plena igualdad, sin exclusiones, una verdadera República Con todos y para el bien de todos.

 

¿Habrá llegado el fin del PT de Brasil¿

Por Moustafa Hamze Guilart, desde Brasil, especial para el SPD.

 

Tarso Genro, unos de los fundadores del Partido de los Trabajadores de Brasil fue gobernador de Rio Grande do Sul (2011- 2015); Alcalde de Porto Alegre (1993-1997) (2001-2002); Ministro de Educación (2004-2005): Ministro de Relaciones Institucionales (2006-2006) y Ministro de Justicia (2007-2010).

 

Actualmente, Tarso es líder de la segunda mayor corriente interna del PT y mantiene que el ciclo de poder del petismo, iniciado en 2003 ha llegado a su fin. Ya a raíz de la causa judicial conocida como Mesalão, donde fueron condenados por corrupción políticos y dirigentes del PT, de su base aliada de la época y otros, Tarso defendía la idea de la refundación del PT con vistas a recuperar su credibilidad y la ética en la política mancillada por tan abominable proceder, más, teniendo en cuenta que el PT históricamente fue el abanderado de la ética en la política.

 

A partir de 2014, al no alcanzar su reelección como gobernador de Rio Grande do Sul, Tarso Genro inició un proceso de discusión y debates dentro del PT, en las redes sociales y en la prensa escrita y la TV, entre otros medios de comunicación, argumentando que lo más acertado para el PT era iniciar un proceso de reconstrucción programática.  Ahora con el Petrolão y la separación de la presidenta de la república, esa idea de Tarso se hace indispensable.

 

Él plantea que la reconstrucción del PT debe ser como un partido de izquierda moderno, estableciendo alianzas con otros fuerzas de izquierda brasilera para establecer un frente amplio de izquierda fundamentando un programa común, evitando alianzas espurias con otros partidos políticos a cambio de ministerios y puestos claves en los escalones de las empresas estalas que según Tarso han sido el Talón de Aquiles de los gobiernos petistas.

 

¿Habrá llegado la hora final del PT? Si la respuesta es no, entonces el PT debería tener en cuenta los siguientes aspectos para su reconstrucción programática.

 

El PT debería entender que si a la presidenta de la Republica le dieron un golpe, le fue propinado por la sociedad brasileña porque en toda la historia política de Brasil, según los entendidos en la cuestión, nunca se dieron manifestaciones tan grandes en números de participantes y en todo el territorio nacional, así como en las redes sociales  como las que pidieron su impeachment.

 

Dejar las barricadas y como oposición democrática, concentrarse en los intereses de los que dicen representar y que sus posiciones no se sobrepongan a los intereses de la sociedad y de la nación brasilera.

 

Reconstruir su base electoral que sin duda está muy debilitada por el desgaste de más de 14 años de gobiernos petistas y por el proceso de impedimento de su último presidente en el final de ciclo, según Tarso Genro.

 

Abstenerse de enfrentar, de forma errática, irresponsable y anti-brasilera, a unos brasileros contra otros, al estilo de las brigadas de respuestas rápidas cubanas.

Orientar los intereses del PT con los de la sociedad y no extrapolar dichos intereses a ningún caudillo\populista interno o externo.

 

Concentrarse en los problemas internos de Brasil, respetando la autodeterminación de los pueblos, porque hemos asistido con estupor a revelaciones de la Operación Lava Jato donde con dinero de la Petrobras se le hicieron pagos millonarios al responsable de marketing del PT para dirigir campañas presidenciales de “políticos” de América del Sur, de Centro América y hasta del Caribe Insular.

 

Abandonar esa aspiración “imperial de izquierda”, propia del siglo XX, vinculada al Foro de São Paulo, para favorecer gobiernos autoritarios y populistas afines.

 

POESIA

A MENUDO TIEMBLO YO

Por Félix Guerra

 

Cualquiera tiembla. A menudo tiemblo yo. Con mi piel débil y vandálica. Tiemblo,

por ej., en el amor. Siempre camino temblando hacia el amor. Ni concibo amar si no hay estremecidos temblores de por medio.

 

Tiemblo cuando odio. Son temblores esporádicos o intermitentes. Y reprimidos. Tiemblo por odiar. Y tiemblo en invierno si olvido y dejo una ventana abierta.

No siempre tiemblo ante injusticia o adversidad, pero a veces me tiemblan las mandíbulas.

 

Tiemblo cuando tiembla la tierra. Como

títere sorprendido en sueño. Temblor doble o multiplicado. Y cuando las ventanas

se cierran de portazo, vuelvo a abrirlas,

pero antes me sacude un temblor imposible.

Cuando la piedra rompe mi cristal y

es aviso que nos llega de ninguna parte.

 

Fantasmas de la vejez hacen temblar.

No solo por arrugas y canas. Sino porque edades, porque logran crear verdades inmutables y vidas y subsistencias sin movimientos.

 

Cuando tiemblo, ya luego no soy

la misma persona. Cada temblor, calculo, deja una fibra nueva que crece y cambia

lo vivido antes. Y transfigura, además,

los vientos del futuro.

 

Tiemblo, a veces, durante el crepúsculo, abrumado por la belleza de lo que se extingue. Abismos me estremecen

con un temblor ciego que solo yo puedo ver

sin describir.

 

Creí que el tiempo no me hacía temblar, pero tiemblo cuando hojeo álbumes

de fotos. Cuando recuerdo infinitos nacimientos del individuo enseguida borrados

de la memoria.

 

Si amigo o familiar desfallece o extingue, temblores bajan por la columna vertebral hacia las rodillas. En tumbas, bajo tierra,

se amontonan rancios mis más entrañables temores

 

Si el lince alcanza a la liebre, tiemblo. Si

escapa la liebre, tiemblo. Y entre

dos temblores se ensancha la vida.

 

Tiemblo a menudo y no lo escondo.

Tiemblo y no me avergüenza. Sin embargo, la vergüenza, mía o ajena, da a mis rodillas razones adicionales de temblar.

 

Tiemblo debajo de una colcha y más debajo

de sábanas. Tiemblo en diciembre y enero,

y en agosto tiemblo, si amenazan huracanes, soledad o tiranías.

 

Enemigo, sin embargo, ese que mata

y odia sin vacilar, nunca me vio temblar.

Ni pensar quiero ese temblor,

porque me sacude una irascible ráfaga

de temblores.

 

 



Homosexuales independientes convocan una vez más a darse besos públicamente
17 junio, 2016, 8:40
Filed under: Sin categoría

Convocatoria Besada por la Diversidad y la Unidad
Enviado desde occuba@riseup.net

Este 28 de junio el Proyecto Arcoíris celebrará su ya tradicional Besada por la Diversidad y la Unidad. Súmate. Hacen Falta Más Besos.

Haremos un flashmob (o acción simultánea) en la Rampa (de L hasta Malecón) desde las 5pm hasta las 5:30pm. Ve con tu pareja a besarte en los labios. Ve con tu amigo o amiga a abrazarte y besarte.

Por media hora, mostremos la belleza de nuestro amor a la gente en La Habana. Que este sea también muestro tributo a la comunidad LGBTI de Orlando.

De paso, no dejemos que los sucesos de Stonewall pierdan su carácter beligerante y transformador.

Corre la voz. Avisa. Ven.

Después del flasmob… bajaremos hasta la fuente de 23 y Malecón para encontrarnos todxs. Recuerden, la acción para que sea efectiva, cada pareja debe parecer como que no tienen relación con otras parejas LGBT que también participen. Durante media hora, solo concentrarnos en mostrar nuestro cariño. Ya al finalizar, a las 5:30pm, cada pareja piede bajar se manos hacia la fuente, donde podremos comentar la experiencia.

Nos vemos

Proyecto Arcoíris
Cuba



Boletín por un socialismo participativo y democrático. SPD-213
20 mayo, 2016, 5:07
Filed under: Sin categoría

Foto: Carlos Jota Cruz, tomada en La Habana en mayo de 2016

No. 213 (30/año 8). La Habana, 16/Mayol-2016
“Se reconoce a los ciudadanos libertad de palabra y prensa conforme a los fines de la sociedad socialista”. Art. 53 de la Constitución

Artículos, notas, reseñas, publicaciones de interés.
Los autores son los responsables de sus escritos.
Reenvíe este boletín a todos los que estime conveniente.
Se autoriza la reproducción total o parcial en cualquier soporte.
Recopilación de Pedro Campos. CE pedrocampos313@yahoo.es o pedrocampos@nauta.cu
Se agradece críticas, comentarios, sugerencias y opiniones sobre forma/contenido
El boletín SPD se puede encontrar en el sitio http://felixsautie.com/ y en el blog Primero Cuba http://primerocuba.blogspot.com
ÍNDICE
La Habana tiene un nuevo Arzobispo: y sus circunstancias…
Por Félix Sautié Mederos

La represión y el cinismo: nada que ver con una verdadera Revolución y el Socialismo.
Por Carlos C. Díaz.

NO a la concentración de riquezas
Por Pedro Campos

Líderes que perduran en el imaginario popular
Por German M. González

POESIA
Adicional a Dramaturgia de las piedras
Por Félix Guerra

CONTENIDO
La Habana tiene un nuevo Arzobispo: y sus circunstancias…
Por Félix Sautié Mederos

La Habana tiene un nuevo Arzobispo Monseñor Juan García (1948) nombrado por el Papa Francisco en sustitución del Cardenal Jaime Ortega Alamino ya próximo a cumplir los 80 años, en razón de su jubilación canóniga dado su edad y los aplazamientos ya realizados desde sus 75 años. Sucedió hace algunos días rompiendo la monotonía ambiental propia del continuismo en las cúpulas de la sociedad cubana. Todo ello en medio de una situación política local de más de lo mismo, que precisamente fuera reforzada por el recientemente culminado VII Congreso del PCC, en el cual no hubo movimientos significativos, necesarios y esperados de cuadros de la alta dirección, con motivo del paso de los años. En este orden de acontecimiento la Iglesia Católica, en consecuencia con su movimiento en la cúpula eclesiástica, marca para Cuba un hito muy importante y un ejemplo, que no se debería pasar por alto.

Además quiero significar que ese nombramiento en la alta curia de la Iglesia Cubana, por demás de alguien que incluso asume el cargo con un amplio y positivo aval de trabajo pastoral de base así como de cercanía con los más pobres en el espacio eclesiástico de las provincias de Ciego de Ávila y Camagüey de donde es oriundo y se desempeñaba como Arzobispo, ha sido en mi criterio una corriente de aire fresco en medio de tanta desesperanza. En estas condiciones hay que reconocer que la milenaria Iglesia Católica ha dado un paso decisivo que llama al futuro y refuerza la esperanza en un momento muy complicado que requiere de discernimiento, audacia y acercamiento al pueblo. Así lo veo personalmente con mi deseo de todo corazón de que el nuevo Arzobispo de La Habana Monseñor Juan García alcance el mayor éxito posible en su labor pastoral, para lo cual posee todas las condiciones necesarias de religiosidad y capacidad, que ha demostrado hasta el presente con una vida de entrega y trabajo sin descanso en los territorios agramontinos de los que era su arzobispo.

Por otra parte considero que en justicia hay que reconocerle al Cardenal Jaime Ortega su actuación de 35 años en La Habana junto con su vida eclesiástica en general, muy especialmente sin rencores de ningún tipo dado los avatares que sufrió al ser internado de joven en los campos de trabajo de la UMAP. Jaime ha enfrentado odios y amenazas imperturbablemente con un balance positivo. Ha trabajado decisivamente para el resurgimiento de la Iglesia Católica en la Arquidiócesis de La Habana y en Cuba. Los hechos y los datos lo demuestran: crecimiento de la feligresía y de la fe en general, procesiones autorizadas, autorización para asentar nuevos curas extranjeros en Cuba, extraordinarias visitas de tres Papas a Cuba y encuentro papal en La Habana con la Iglesia Ortodoxa después de siglos de desencuentros, así como reconocimiento de la actividad pastoral, devolución de templos, mayor acceso a la televisión y la radio y otros más. Pero sobre todo nunca se le podrá negar su actuación como participante de excepción en la mediación con el Gobierno de los Estados Unidos lo que ha sido posiblemente el paso político más importante en siglos entre Estados Unidos y Cuba. También activo antes de esto en la intermediación con el gobierno cubano. Reconocer el papel y el legado de Jaime Ortega es un acto de nobleza y altruismo por la verdad histórica, que cuando transcurran los años y quizás ya nadie recuerde a quienes en vida lo han denigrado; entonces, aumentará su significado e importancia. No hay que asombrarse pues a Jesús le sucedió algo parecido en su tierra. Ver Mateo 13, 33 al 56. ¡Albricias por Jaime!; ese es mi mensaje como cubano y como hombre de fe.

En estas coyunturas en que La Habana estrena un nuevo Arzobispo (Monseñor Juan García) que evidentemente su vida lo denota como un hombre de Dios; y habiéndose efectuado el VII Congreso del PCC, pienso que estamos ante una nueva fase del momento de inflexión en que se nos situó el 17 de diciembre del 2014 con el anuncio del restablecimiento de Relaciones diplomáticas con los Estados Unidos, que objetiva y subjetivamente podría abrir caminos promisorios de futuro, aunque el “ni tantico así” referido al Imperialismo por el Che se vislumbra como un espectro sobre lo que desde entonces estamos viviendo y que considero nos obliga a confiar desconfiando; pero nunca en mi criterio a entorpecer lo positivo que indudablemente pueda traernos el restablecimiento de relaciones de buena vecindad, en igualdad de condiciones con un país vecino tan cercano en el que vive el pueblo norteamericano que no es nuestro enemigo: y que no debería confundirse con el establishment imperialista.
Por otra parte considero que también es honrado reconocer lo que ha realizado el Presidente Obama con su nueva política hacia Cuba, independientemente de cuáles sean sus verdaderas intenciones las que corresponde a Cuba enfrentar. En este orden de pensamiento estoy muy de acuerdo con lo que al respecto han publicado dos reconocidos ex diplomáticos con plena autoridad de vida y de ideas sobre los hechos concretos de la política establecida por Obama. Me refiero a Julio Cubría y Rolando López del Amo, de quienes tomo algunos planteamientos esenciales entremezclados al respecto: “Obama ha sido el único presidente en activo que ha declarado su oposición al bloqueo; iniciado un proceso de acercamiento a Cuba; restablecido relaciones diplomáticas…ha eliminado las brutales restricciones que la administración de George W. Bush le impuso a los cubanos residentes en los EEUU para viajar a su país de nacimiento…eliminó a Cuba de una espuria lista de países que apoyan el terrorismo …restableció los vuelos aéreos de líneas regulares, acuerdos de telefonía directa, aumento de las categorías de viajeros de los EEUU hacia Cuba, ya no sólo en grupos, sino individualmente; autorización a una inversión en la Zona Económica de Mariel, autorización a cruceros de viajeros…” y otros aspectos más diría yo como el restablecimiento del correo postal de amplia incidencia popular, que sería muy extenso citar. No hay dudas en mi opinión que nos encontramos en muy novedosas circunstancias, en las que se debe reconocer el papel jugado por la Iglesia Católica en la intermediación efectiva para que se alcanzaran estos acuerdos y acciones positivas: el Papa Francisco y el Cardenal Jaime Ortega.

En mi criterio hay que aceptarle los retos a Obama y enfrentarlos positivamente en los planos de la economía, de la política e incluso de la ideología como parte esencial de la modernización que Cuba exige en el momento histórico. Así lo pienso y así lo afirmo con mi derecho a opinar, mis respetos por el pensamiento diferente y sin querer ofender a nadie en particular.
Publicado en el periódico Por Esto! de Mérida Yucatán , México en la Sección de Opinión el jueves 12 de mayo del 2016.

http://www.poresto.net/ver_nota.php?zona=yucatan&idSeccion=22&idTitulo=477557

La represión y el cinismo: nada que ver con una verdadera Revolución y el Socialismo.
Por Carlos C. Díaz.

Hace mucho tiempo escuché y luego vi por las televisoras de la ultraderecha de Miami que El Estado-Partido-Gobierno Cubano estaba apaleando y maltratando con golpes a las llamadas Damas de Blanco, a opositores de todo tipo mal llamados disidentes, y hasta etc., etc.

En un principio pensé que era uno de esos montajes que ellos acostumbraban a hacer para desacreditar a los revolucionarios y a los socialistas. Y cuando comencé a darme cuenta que se le estaba dando demasiada publicidad a esto, confronte con algunos compañeros míos que viven en La Habana, en Santiago y en Pinar. También en Cárdenas, en Jovellanos y en Pedro Betancourt, todos estos pueblos de la provincia de Matanzas, Cuba.

¿Cuál fue mi sorpresa? Pues que no existía ningún montaje por parte de la ultraderecha… efectivamente le estaban dando palos y golpes por sus protestas pacíficas a mujeres y jóvenes indefensos, las cuales se convertían en violentas una vez comenzadas estas golpizas.

Así mismo pude corroborar que se estaban movilizando militantes del partido de los núcleos zonales los domingos para ir a las casas de estas personas y agredir su espacio tirándole pinturas a las fachadas de las casas, arañando la pintura de sus autos, y usando todo tipo de acciones intimidatorias.

Ahora conozco de la denuncia de los compañeros del SPD –propugnadores de un nuevo Socialismo participativo y más democrático-, víctimas de acciones represivas, en especial sobre compañero Pedro Campos y contra varios de sus simpatizantes, por parte de los órganos de la seguridad. Hace muy poco conocí también atropellos contra compañeros del Observatorio Crítico e intelectuales varios.

Me pregunto ¿Cómo es posible que esta revolución se haya hecho entre varias cosas para acabar con la falta de libertad, los abusos, las golpizas y las ilegalidades de un régimen como el de Fulgencio Batista y poco a poco estemos caminando hacia lo mismo? Es verdaderamente angustioso vivir estos momentos en que se puede ver la degeneración de quienes en un inicio lucharon por los más nobles ideales de justicia, libertad y paz.

¿Cómo es posible que me hayan conquistado para luchar por todo lo contrario, yo haya creído en ellos, yo me haya fajado con los que decían que esto sucedía y ahora estén planificando hacerlo hasta a los propios revolucionarios? ¿Qué coño está pasando aquí? Esto es alta traición a los ideales por los que me movilizaron cuando niño.

Hay motivos para escandalizarse.

El general presidente Raúl Castro Ruz dijo hace poco algo así como que: “¡Que tire la primera piedra el gobierno que no viola los derechos humanos!” Y dijo también algo en medio de la visita del Presidente Obama, como que: “¡Lo que yo hago en Cuba es mucho menos que lo que hacen en materia de represión en otros países incluyendo Los propios EEUU!”. Si esto no es sadismo para con nosotros los cubanos, vaya el mundo al carajo.

Parece ser que algunos creen que cumplir unos derechos humanos da licencia para violar otros.
Hay muchas cosas que me están preocupando ya, para mayor gravedad, fue notorio que en el séptimo congreso del PCC hayan aparecido disminuidas y al final, las efigies de Karl Marx, de Federico Engels, de Lenin y otros que sentaron cátedras en nuestra ideología. Fue notorio el rechazo de varios dirigentes a palabras como democracia y libertad, más notoria la confusión entre estatización y socialización.

Consejo….Lean al historiador cubano Rolando Rodríguez y verán que se están pareciendo ustedes al general Gerardo Machado y Morales aquel que enlutó nuestra nación en la década de los años 20; Machado no comenzó como terminó, porque a decir verdad fue combatiente del glorioso ejercito libertador cubano que mucho luchó por la independencia de Cuba ante España, más tarde llegó a general de ese mismo ejército y después a Presidente de La República y allí en el podio entre tantas sádicas y estúpidas palabras dijo un día, cito:

“¡Ninguna huelga duraría más de 24 horas!

Esto se lo mando’ a decir al gobierno de Los EEUU, y dijo esto otro: “Soy el primer obrero de la República. Y por lo mismo no toleraré que los honrados y laboriosos obreros cubanos sean engañados por unos cuantos agitadores comunistas, extranjeros, en su mayor parte. ¡Perseguiré sin piedad a los comunistas!”… Fin de la cita.

Si le cambiara la palabra comunista por imperialista pronto podrían aparecer otras fotos en lugar de la de Gerardo Machado, ¿No lo creen?, Pues vaya que nosotros si lo creemos.

Difamaciones, golpes sucios, palos y golpes no, señor General Presidente, ni ofensas. Los que apalean y mandan a hacerlo son traidores a la causa porque la denigran, si ustedes lo permiten, estimulan o lo hacen, son tan comunistas como yo cosmonauta.

Señores del Estado-Partido-Gobierno cubano, quienes golpean a los hijos buenos o malos o equivocados de nuestra patria, son esbirros, excrementos, y quienes lo ordenan no tienen escala de calificación, porque son infinitamente peores.

Sería muy grave que una táctica errónea produzca enfrentamiento entre revolucionarios, que como Uds. saben, no tenemos nada de mansos, ni ponemos la otra mejilla.

Yo no defiendo revoluciones que dan palos a su pueblo, que imponen las cosas y que tildan a cualquiera de imperialistas; las ideas no se matan con palos y golpes, ellas resurgen cada vez con más fuerzas y llegará el momento en que triunfen.

NO a la concentración de riquezas
Por Pedro Campos

El VII Congreso del PCC ha ratificado en su lineamiento No. 3 el rechazo a la concentración de la propiedad y de la riqueza en pocas manos en referencia a las formas no estatales de producción.

Si el aserto no fuera tan sectario, excluyente y limitado se hubiera ubicado entre los grandes paradigmas perseguidos por los justicieros de todas las épocas, pero su complemento deja fuera al principal, único y verdadero concentrador de la propiedad y las riquezas en Cuba: el estado que, todos sabemos es administrado por una elite burocrática, que ejerce los derechos de propiedad.

La concentración de las riquezas en manos de unos pocos, fueran esclavistas, de la nobleza feudal o de la burguesía capitalista generó contradicciones, sublevaciones, luchas y guerras que terminaron en catástrofes nacionales, regionales, continentales y mundiales.

La forma asalariada de explotación capitalista produjo las más gigantescas fuerzas productivas jamás imaginadas y generó un nuevo sistema económico, social y político, más libre y menos explotador que los anteriores, donde libertad, igualdad y fraternidad se convirtieron en lemas de las grandes mayorías, pero donde una minoría cada vez menor concentraba poder y riquezas, llegando en EEUU, hoy, a que el 1 % de la población concentre el 99 % de la riqueza.

Las contradicciones naturales entre el capital y el trabajo se acrecentaron y aparecieron las luchas de los trabajadores por aumentos de salarios, pensiones, vacaciones, disminución de la jornada laboral, igual pago por el mismo trabajo, derechos sindicales, etc., que obligaron al capital a concesiones. Surgieron los partidos políticos de los trabajadores, interesados en llevar sus peticiones y demandas a los parlamentos y gobiernos.

La burguesía en su lucha por mantener la hegemonía política y económica maniobra y sus más preclaros representantes adoptan medidas para satisfacer en parte las demandas obreras, llegando en algunos casos a vender parte de sus propiedades a sus asalariados, en forma de acciones.

Algunos partidos de trabajadores llegan a considerar que la mejor forma de resolver las contradicciones del capitalismo es tomar el poder por cualquier vía, sea electoral-democrática o por medio de la violencia y luchan contra los poderes establecidos por las burguesías y hasta logran alcanzar participar en el poder.

Los partidos obreros que optaron por la vía socialdemócrata, no enfrentan al capital para superar el sistema de explotación asalariada, sino para compartir el poder y por medio del control del estado, desarrollar políticas de amplio alcance de beneficio social para los trabajadores y las clases desposeídas.

Los partidos comunistas en Rusia y China llegan al poder por la vía violenta, luego de revoluciones democrático-burguesas que habían removido los cimientos del sistema feudal, donde las burguesías no pudieron hegemonizar el proceso revolucionario, como en Europa, ante el empuje de los grupos más radicales. Creyeron que apropiándose de los medios de producción de la burguesía y manteniendo el trabajo asalariado, estaban haciendo socialismo, pero al concentrar la riqueza de nuevo en pocas manos, terminaron recreando un capitalismo monopolista de estado administrado por una burocracia que terminó generando las mismas y hasta peores contradicciones que el propio capitalismo privado. Por eso fracasaron.

De otro lado, grupos cada vez mayores de asalariados decidieron luchar por crear sus propias riquezas, sin arrebatarlas a nadie y así fueron buscando su liberación de la explotación capitalista en la creación de sus propias empresas pequeñas y medianas, privadas o de carácter asociado, cooperativas, mutuales, en asociaciones de diverso tipo, convirtiéndose en el embrión del nuevo modo de producción sustentado en el trabajo libre, privado o asociado que se impondría, como está sucediendo en todas partes, no por ley sino por superioridad en todo sentido. Esto es socialismo desde abajo, sin tener que expropiar al capital.

Hoy en Cuba, la opción estatal-asalariada, del tradicional socialismo real, fracasado, adoptada por el grupo que controla el gobierno, el estado y el partido único, ha llevado igualmente a la concentración de las riquezas, pero en manos de la elite burocrática, a niveles relativos superiores incluso que los propios capitalistas de EEUU. Aquí mucho menos del 1 % de la población concentra la propiedad, la riqueza y el poder político, solo que “en nombre de la clase obrera”.

Aceptando sus buenas intenciones de bienestar y justicia social, lo real es que con su capitalismo monopolista de estado y su correspondiente modelo político centralizado, se han creado diferencias abismales de clases entre los burócratas y sus obreros, son unos pocos los que toman las decisiones y los trabajadores y el pueblo quedan limitados a hablar cuando se les permite, a cumplir instrucciones de arriba y a recibir por su trabajo lo que decide la burocracia.

El VII Congreso del PCC ratificó su rumbo estatalista, junto con su oposición a la concentración de la riqueza pero solo a las que estén en manos de los emprendedores no estatales, sin fijar montos y dejando abierta la puerta a cualquier nueva barbaridad tipo “ofensiva (contra) revolucionaria del 68” o similar. Limitación que debería ser impuesta, en primer lugar al estado, que ha despilfarrado en planes improductivos y quiméricos sin base económica alguna, propiedades y riquezas que han sido fruto del trabajo de los asalariados cubanos durante más de medio siglo, de los préstamos y regalías internacionales y de las remesas de los cubanos residentes en otros países.

Es esa concentración y centralización de la propiedad y la riqueza en manos de unos pocos, la causa principal de todos nuestros males económicos, políticos y sociales actuales. Estatalismo no es socialismo, está más que demostrado. El estado todo poseedor y decisor es el que, en Cuba, hace las veces de burguesía explotadora, por mantener la concentración de la propiedad y el sistema de trabajo asalariado, impidiendo el pleno desarrollo de las formas de trabajo libre, privadas y asociadas, de tipo autogestionario, propiamente socialistas.

Cuba necesita leyes anti-monopolios, vía principal para evitar la concentración excesiva y dañina de riquezas, pero que afecten sobre todo al estado y sus monopolios militares y civiles, los únicos que existen en Cuba. Sus propiedades deberán ser desconcentrados y vendidos, arrendados o concesionadas, en primer lugar a sus propios trabajadores organizados en formas cooperativas, o auto y cogestionada con el estado, el municipio o con privados, o entregadas al capital privado nacional (cubanos de dentro y fuera) y, si los trabajadores ni el capital nacional pueden hacerlas producir entre ellos con ayuda del estado y los bancos, entonces darle participación al capital extranjero, preferiblemente en forma asociada.

Igual, toda esa riqueza que se recauda por impuestos y operaciones de compañías estatales y se concentra en el estado central, debería desconcentrarse y avanzar hacia los presupuestos participativos locales, de manera que sean los municipios, los que decidan qué hacer con una parte de los ingresos que recaudan.

Eso sería democratizar la economía, socializarla, desestatizarla, romper sus amarras.

De acuerdo: digamos NO a la concentración de la propiedad y la riqueza. Pero a toda, especialmente a la del estado.

Líderes que perduran en el imaginario popular
Por German M. González

Características necesarias:
1. No utilización del poder para perpetuarse en el mismo.
2. Desdeñar el poder político por sí mismo, solo utilizarlo para causas sociales elevadas.
3. Crear o contribuir decisivamente a crea un sistema político democrático estable que desafíe – con los cambios imprescindibles necesarios por el desarrollo histórico – el paso del tiempo
4. Honradez personal intachable.
5. Desprendimiento generoso de los bienes materiales, para sí y para su familia.
6. Transparencia en su gestión pública, antes, durante y después de alcanzar el poder político.
7. Veracidad en el trato con sus conciudadanos, tanto simpatizantes como adversarios.
8. Bondad personal, solo utilizar la violencia imprescindible para alcanzar fines justos. Nunca practicar la crueldad y la indiferencia por la vida humana.
9. Estar despojado de prejuicios por raza, orientación sexual, nacionalidad, creencias religiosas o cualquier otro.
10. Mostrar convencimiento de la igualdad entre todos los seres humanos.
Luego de consultar muchas biografías de grandes líderes en la Historia, llegué a la conclusión que solamente cuatro personajes parecen cumplir con todos, o al menos la gran mayoría de los requisitos y coincide con que cada uno de ellos resulta un personaje entrañable para la mayor parte de la humanidad y en particular para su nación de origen, independientemente de credos políticos y religiosos. Son los siguientes:
George Washington, líder político y militar de la Independencia de los Estados Unidos, participante en la elaboración de la Constitución de su país, así como en la organización inicial de la Unión de las trece colonias recién liberadas del colonialismo inglés. Primer Presidente, elegido por unanimidad, cumplió dos mandatos (cuando por su popularidad pudo permanecer en la presidencia por tiempo indefinido) sentando un precedente válido hasta hoy en día, solo incumplido por F.D. Roosevelt en circunstancias extraordinarias. Se retiró a sus asuntos personales y su honestidad y austeridad en el ejercicio del cargo se convirtieron en precedentes, al igual que muchas de sus acciones y manifestaciones, para el ejercicio del poder en su país y otros.
Washington fue el único Padre Fundador destacado esclavista que emancipó a sus esclavos. Sin embargo, no liberó a sus esclavos en vida, sino que incluyó una disposición con su voluntad de liberar a sus esclavos a la muerte de su esposa. La oración fúnebre pronunciada en su entierro por Henry Lee retrata lo que sus compatriotas pensaron de él en vida y piensan hoy a dos siglos de su muerte:
Primero en la guerra, primero en la paz y el primero en los corazones de sus compatriotas, fue insuperable en las escenas humildes y perdurables de la vida privada. Piadoso, justo, humano, templado, sincero, uniforme, digno y sobresaliente. Su ejemplo fue tan edificante para todos a su alrededor, como igual fueron los efectos de dicho duradero ejemplo… todo correcto, el vicio se estremecía en su presencia y la virtud siempre se sintió fomentada de su mano. La pureza de su carácter privado dio fulgor a sus virtudes públicas… Tal era el hombre por el que nuestra nación está de luto…
Lázaro Cárdenas, Presidente de Méjico de 1934 a 1940, instrumentó y puso en vigor una reforma agraria muy progresista; colaboró con el movimiento obrero en la organización de éste, apoyándolo siempre como Jefe de Estado; nacionalizó el petróleo poniendo este recurso natural en manos de sus verdaderos dueños: el pueblo mejicano, creó el Partido Revolucionario Institucional (PRI) que se mantuvo en el poder durante 71 años y lo está actualmente, la honestidad de su gestión gubernamental, su honradez personal, el desinterés con que sirvió a su país antes y después de su período presidencial y el hecho de sentar el precedente de no continuismo, lo hacen un político latinoamericano totalmente atípico, en un continente de caudillos más preocupados por eternizarse en el poder y/o enriquecerse a sí mismo, a familiares y paniguados que por el progreso de su nación, Cárdenas constituye una honrosísima excepción.
No fue su culpa que los mejicanos continuaran y continúen aun guerreando entre sí, que la corrupción impere en el país y la violencia sea cosa habitual, el legado de Cárdenas hubiera merecido una mayor influencia en la vida política, económica y social de México, sentando precedentes que deberían estar vigentes en la actualidad.
Su posición internacional dio prestigio a Méjico, apoyó las causas justas de su época, convirtió al territorio mejicano en refugio seguro para los perseguidos del mundo, entre ellos los combatientes republicanos de la Guerra Civil española, enfrentándose a poderosos intereses contrarios asumió en cada conflicto no importa dónde, una actitud de defensa de las víctimas y asilo a quien lo necesitó.
Mahatma Ghandi, apóstol de la no violencia, el que expresó que si practicamos el ojo por ojo todos terminaremos ciegos, murió en un atentado realizado por un extremista religioso, algo contradictorio con la vida de quien practicó y pregonó la inutilidad de la fuerza bruta como arma de lucha además de predicar la igualdad y la fraternidad entre todas las etnias y religiones. Encabezó la lucha por la independencia de su patria, la India, del Imperio Británico, además de dedicar parte de su vida a la emancipación del pueblo hindú residente en África del Sur, víctima del sistema del apartheid imperante en ese país.
Fue criticado por algunas actitudes, como su lucha por la emancipación de los hindúes en Sudáfrica, pero sin incluir a los negros, igualmente discriminados y víctimas de la violencia racista. También se le realizaron críticas por sus actitudes sexuales, pues solía dormir desnudo con niñas para probar la resistencia de su ascetismo contra las tentaciones del sexo. No obstante siempre fue totalmente franco en todos los aspectos de su vida y muchas de las críticas se le hicieron por los europeos, que no podían (ni pueden aun) comprender la psiquis asiática y particularmente la de los hindúes, con su milenaria cultura propia. Fue nominado cinco veces al Nobel de la Paz sin obtenerlo, posteriormente el Comité del Nobel admitió la injusticia de tal exclusión, basada en prejuicios e incomprensiones de los académicos suecos de la época.
Al obtener la independencia de los británicos, la India eligió como su primer presidente a Ghandi, que durante su mandato luchó incansablemente por la justicia social, la igualdad de todos los ciudadanos combatiendo el sistema de castas imperante aun en ese enorme país y tratando de llegar a un equilibrio entre el capital y el trabajo, pues consideraba que eran ambos necesarios y solo se debía arbitrar las diferencias que surgieran, era según Ghandi, la misión del Gobierno lograr esto. Hoy la India es un país que lucha por la justicia social y la integración de todo su pueblo, el legado del Mahatma (ese nombre significa “alma grande”) está vivo y es venerado y considerado el héroe nacional por excelencia. Su honradez, humildad y hábitos austeros de vida son paradigmas para la mayoría los hindúes, que independientemente de las divisiones étnicas y religiosas, lo veneran casi unánimemente.
Nelson Mandela ¿Cómo logra un hombre que dedica toda su vida a la política y sobre todo a la lucha revolucionaria por la eliminación del racismo institucionalizado contar con la admiración unánime del mundo entero? Pues creyendo y practicando las diez cualidades conque comienza este escrito, todas, sin excepción y sin que nadie en el mundo ose discutir esta aseveración.
Mandela es grande por muchas cosas, su lucha de toda una vida, su perseverancia y fe en el triunfo de su causa, su capacidad de sacrificio, su comprensión de los seres humanos, aun de los que lo oprimían y torturaban, su enorme capacidad de convencimiento, pero quizás, donde Mandela es el mayor gigante de la Historia, es en la política seguida una vez derrotado el apartheid: comprendiendo que en su Patria debían seguir viviendo todas las etnias, culturas y religiones existentes, en lugar de lanzarse a una sangrienta orgía de venganza lideró una campaña por la verdad, donde los culpables de crímenes -asesinatos y torturas incluidos – confiesan sus culpas, dicen dónde están los restos de las víctimas desaparecidas y se disculpan públicamente por sus acciones, solamente por esta acción, sabia y humana como la que más los sea, se incluye entre los más grandes hombres de la raza humana.
Preso por más de 27 años, sacrificando el amor de su familia al de su causa, una vez llegado al poder, sabiendo toda la nación, el continente y el mundo, que es el único capaz de ser líder de todos los sudafricanos sin importar color de la piel, origen étnico, religión o clase social, aun así se retira de la presidencia una vez cumplido su mandato, dando paso a un proceso sucesorio con él aún vivo y lúcido, capaz por tanto de imponer su inmenso prestigio y desde el casi anonimato, conciliar intereses contrapuestos fungiendo de árbitro en disputas que hubieran acabado con la naciente democracia sin su sabia interlocución.
Entonces amigo lector, dos preguntas:

¿Está de acuerdo con las diez cualidades que hacen inmortal el legado de un líder?

¿Está de acuerdo con la selección de estos cuatro personajes como máximos exponentes de esas cualidades?
Problemática actual brasileña y su impacto en Cuba
Por: Moustafa Hamze Guilart, desde Sao Paulo, Brasil. Especial para el SPD.

Asumiendo que la Presidenta Dilma Rousseff sea una mujer honesta, la honestidad no es suficiente para gobernar un país, más aún un estado de las dimensiones, la cantidad de habitantes y la complejidad de Brasil.
Objetivamente, Dilma no fue capaz de garantizar y mantener la unidad en el congreso de la coalición que la llevó al gobierno, de la cual terminó aislada.
Históricamente los presidentes de Brasil que de una manera u otra se apartaron del congreso tuvieron que salir de la presidencia de la república sin completar su mandato como fueron los casos de Janio Quadros, que tuvo que renunciar y de Collor de Melo que también salió por impeachment apoyado por el PT. Ahora Dilma ha sido apartada por 180 días sometida a un proceso de separación definitiva por el Senado de la Republica.
Dilma, entre otras cuestiones, dice que el impeachment es un golpe de estado porque ella fue elegida democráticamente por un total de 54 millones de votos, pero lo que no dice Dilma es que los votos sumados de su opositor Aecio Neves, en blanco, nulos y abstenciones suman 88,2 millones. Tampoco Dilma ha calculado que con 10 % actual de aprobación a su gobierno, sacando la cuenta a partir del número de los votos válidos, ella apenas alcanzaría 10.6 millones. Pero, y muy importante, los 54 millones que llevaron a Dilma a la Presidencia eran de la coalición que la llevó y no sol del PT.
La presidenta de la Republica fue crítica de la política económica de Lula siendo ministra de la Casa Civil y cuando se inició como presidenta se apartó de dicha política, alejándose de la política fiscal y no manteniendo control sobre los gastos públicos.
Otra cuestión nefasta para su segundo mandato fue que en la compaña electoral creó una especie de división la sociedad brasileña entre pobres y ricos, enfatizando que cualquiera de los otros dos candidatos más votados que ganaran la presidencia acabaría con los logros sociales de los 12 años de gobierno petista y que ella no haría ninguna reforma económica que pusieran en riesgo esos logros.
Después de instalarse en su segundo mandato empezó a realizar reformas que en su campaña criticaba a sus adversarios, lo que enfureció a una gran parte de sus votantes y a una parte de la cúpula del PT, a su militancia y los movimientos sociales afines, que la llevaron a realizar marchas y contramarchas y cambios efímeros de sus ministros de economía, con lo cual acentuó la parálisis en el congreso nacional, rompiendo con la gobernabilidad de Brasil lo que desencadenó la actual crisis política, acompañada de la crisis económica ya existente y sumada a la crisis de corrupción en Petrobras y otras empresas estatales del sector energético.
La presidenta Dilma tenía 32 ministerios, una cifra altísima para poder satisfacer los intereses de la gran coalición de partidos que precisaba para gobernar. Temer redujo esa lista a 22 fundiendo ministerios.
El presidente interino de Brasil, Michel Temer, designó el día 19\05\2016 a los 22 ministros que integrarán su gabinete, todos hombres y en su mayoría políticos o empresarios.
Pertenecen a coalición: El Partido Popular Socialista (PPS), Partido Movimiento Democrático de Brasil (PMDB), Partido Social Demócrata de Brasil (PSDB), Partido Progresista (PP), Partido Social Democrático (PSD), Democráticos (DEM), Partido Verde (PV), Partido de la Republica (PR), Partido Republicano Brasileño (PRB).
La distribución partidaria de ministerios es un mecanismo de “compromiso” multipartidista que busca controlar la mayoría absoluta en el congreso nacional o sea en la Cámara de Diputados y en el Senado (ver Presidencialismo de Coalición en Brasil SPD 205) para la aprobación de leyes y reformas
Desafíos del gobierno Temer
Mantener una relativa unidad de la base aliada en el congreso nacional para la aprobación de leyes necesarias y reformas urgentes para salir de la crisis económica y para ganar la necesaria credibilidad nacional e internacional de Brasil.
Garantizar la educación, salud, seguridad ciudadana y otros beneficios sociales garantizados por la constitución brasileña.
Garantizar la continuidad de las investigaciones sobre corrupción llevadas a cabo por el Ministerio Público, la Policía Federal, la Justicia Federal de Primera y Segunda Instancia y la Corte Suprema de Justicia.
Corresponder con las aspiraciones de la sociedad brasileña en lograr una mayor democracia participativa, mayor ética en la política para que los políticos brasileños dejen de ser corruptos y las empresas brasileñas dejen de ser corruptoras.
Desarrollar una política exterior fundamentada en el artículo 4 de la constitución de 1988 que determina los principios de no intervención, la autodeterminación de los pueblos, la cooperación internacional y la solución pacifica de los conflictos, dejando de lado las relaciones de crispación “bolivariana” y todo tipo de imperialismo sea de izquierda o de derecha que no se avienen con la idiosincrasia de los brasileños, el pacifismo y el devenir histórico de Brasil (ver Política Exterior de Brasil SPD 209).
Llamo la atención a los actuales gobernantes de Cuba que son los mismos de 1964 cuando el golpe militar en Brasil, cuya primera justificativa, según los golpistas, fue evitar la implantación de un régimen comunista promovido por Cuba.
Hoy Brasil es una democracia con sus instituciones republicanas consolidadas y el contrapeso ejercido, otrora, de forma drástica, inquisitiva y brutal por los militares, hoy corresponde al Poder Judicial y a las instituciones horizontales de control del estado democrático de derecho a través de la judicialización de los conflictos de forma firme y sutil.
El PT y el PC de B están usando una narrativa fundamentada en que se está ejecutando un golpe al estado democrático de derecho a través del impeachment a la presidenta de la república. Los entendidos de la problemática brasileña aducen que ese discurso está dirigido a la movilización de sus militancias y de sus movimientos sociales a fines, con vista a las elecciones municipales a celebrarse en el mes de octubre del presente año, en virtud de contrarrestar sus desgastes por más de 14 años de gobierno y por el proceso de corrupción en Petrobras y otras empresas estatales del sector energético en el que se encuentran involucrados.
Cuba debería evitar involucrarse en los problemas internos de Brasil sea por afinidad ideológica y\o por sus relaciones históricas con el PT y el PC de B porque estarían poniendo en riesgos los intereses de Cuba con Brasil y traer como resultado que las actuales autoridades de los diferentes poderes independientes de estado brasilero ante una intervención de tal magnitud de un gobierno extranjero podrían proceder a la judicialización del Proyecto Más Medicos y a las Inversiones del Puerto del Mariel lo que sería muy contraproducente para Cuba.
Por otro lado la vieja mentalidad anticastrista en el interior y en el exterior de Cuba está argumentando que la caída del castrismo se está haciendo eminente porque sus aliados en América del Sur están en crisis. Con respecto a Brasil estas personas deberían saber que el gobierno de Temer no es un gobierno integrado por un partido sino por una base aliada variopinta integrada por partidos de derecha, de centro derecha, de centro izquierda y de izquierda.
La izquierda en la coalición está representada por el Partido Popular Socialista (PPS), fundado en 1992 después de la caída del Muro de Berlín por una disidencia de intelectuales del Partido Comunista de Brasil, entre ellos Roberto Freire actual Presidente del partido, que se apartaron de marxismo-leninismo por entender en esa época que el socialismo real estaba liquidado.
Es un partido de izquierda pero no comunista y mantiene determinadas posiciones más a la izquierda del PT. Hay que señalar que uno de sus miembros Raul Jungmann es ministro de Defensa. Cuando Temer consultó al alto mando de las Fuerzas Armadas para una primera propuesta de un miembro de otro partido de la coalición, el mando militar lo rechazó por entender que era muy joven y no tenía la experiencia política y la madures necesaria para tamaña responsabilidad y sin embargo al final lo aceptaron y no tuvieron ningún inconveniente.
Esto demuestra que la izquierda brasileña, que no es solo el PT, dispone de una reserva política capaz de asumir grandes responsabilidades en periodos de crisis.
Habría que decir que las relaciones futuras de la Cuba actual con Brasil no van a estar en dependencia del gobierno denominado de salvación nacional de Temer, sino del comportamiento y el entendimiento de la alta dirección política de Cuba de la problemática brasilera actual que es sumamente compleja.
Yo recomendaría a la vieja guardia “política” de la Plaza de la Revolución que la palabra de orden con relación al gobierno de Temer sea prudencia para, como expresa el dicho popular cubano “que no se vallan con la de trapo”.
A las agrupaciones prodemocráticas en el interior de Cuba, les recomiendo con respecto al Brasil, que no se deben llevar por la vieja mentalidad anticastrista que parece seguir esperando por algún ocaso del destino para el derrocamiento del gobierno y sigan luchando por una transición ordenada a la democracia de Cuba. Incluso puede ser posible que en este nuevo amanecer brasilero encontremos un mejor entendimiento para transitar por ese camino.
POESIA
Adicional a Dramaturgia de las piedras
Por Félix Guerra

Sopeso temerarias ideas por escribir.
Algunas dan escalofríos. Y muchas aún continúan impedidas de expresión poética.
Congestiones de lenguaje soterrado, seguramente.

Lógica y fantasía oponiéndose a excesos. Textos que fatigoso elaboro con apuros, mañana duermen flojos debajo de la cama.

A veces con criterios exaltados, ora con subjetivismo alucinante. En ocasiones voluntarismos inertes no se sostienen sobre el papel. Construyo con hilachas desatinadas. O visiones parpadeantes o en exceso repletas de infortunios.

Quizás, quizás, precisamente
por esas mismas razones (muy a mi pesar)
se encaminan a diario a su propia fatal deconstrucción.

Una de tales fantasías la titulé Dramaturgia
de las piedras.
Tema: ¿cargan virtuales melodramas las endurecidas piedras o la adquieren en contacto
con el hueso quebradizo y la carne siempre débil?

Consiste los asuntos en:
Una: la opción de exonerar a las piedras
por daños causados, o
Dos: la posibilidad de achacar a partes
iguales responsabilidades por ocu-
rrencias de desgracias humanas o
alteraciones graves del orden.

Hice exploraciones en varias direcciones.
No obstante, y a pesar de esfuerzos denodados, no me cuaja del todo el teorema.

Decisión con demasiados bordes candentes. Y cuánticos, es decir microscópicos,
que son raíz y medula de muchos otros arduos apremios que se atañen unos con los otros.

Algunas dudas detienen a las otras. Pulsaciones de este instante son impugnados por siguientes intuiciones y colindantes digresiones.

Algo hay de intuitivo en mis impulsos, pero decidí nunca dejarme llevar por arranques.
También mucho de lógico, ¿pero cuántas veces falló la razón ante dudas supremas?

Pregunto adicional:
¿Y si ocurre una vez más que ofendo o desacredito a protagonistas posibles, políticos
de turno, sultanes de la ideología, pensadores irascibles, muchedumbres agotadas o al infeliz mandante de este apartado municipio?

¿Y si no logro, por más que me devane,
que rimen epopeya y victoria? ¿O planes quinquenales con prosperidades sostenibles? ¿O felicidad con un plato de frijoles rebosante?

¿Si no atino a mencionar virtudes y cantar
alabanzas ante de internar el verso
en marabusales, primaveras desguazadas, implementaciones torcidas, así como amaneceres atravesados por espinas ahora peores
que las de ayer o anteayer?

¿Qué preferirían caudillos políticos o doctrinarios mundiales más convencidos de sus ideas?
¿Qué esperan siempre líderes y cabezas pensantes? ¿La ciencia interesada tendría una opinión ideológica?

¿Y el arte qué diría, que diría el arte?

¿Y si no logro, por ejemplo, sonreír delante
de la prensa? ¿Si entro en pánico cuando enfoquen las cámaras fotográficas? ¿Si no me alegro
con suficiente anchura, antes que me escupan al rostro salivas de indiferencia?

¿Poseen dramaturgia propia las piedras? -interrogo una vez más.
¿O la adquieren acaso en la vecindad
con las criaturas pensantes? ¿Al entrar en intimidad con ideas y la frágil carne viva?

Segunda parte del mismo asunto.
¿Lo orgánico ideológico, con sistema nervioso centralizado y doble espiral para el ascenso afiliatorio, es útil para subir y bajar?
¿Debemos colocar antes estos difíciles conceptos en sus sitios?
¿Y sumada circunstancia inmortal del aparato de detecciones y sabidurías, realmente existen portadores de felices desenlaces sociales?

¿Lo inorgánico es solo escenografía? ¿Solo telón y música de fondo?

¿Toda substancia yace en constante espera
de que la criatura descuidada roce aristas
endurecidas para hacerla sangrar hasta el martirio? ¿E irrumpir luego al escenario ideal
donde se agazapan potencias y debilidades humanas?

¿La piedra es inocente de herir o la herida
es inocente de ser apedreada?

¿Piedras inesperadas en el camino enturbian las buenas intenciones? ¿Piedras en camino impiden inesperados excelentes propósitos?

¿Masa crítica de sucesos impelida por movimientos obstinados, conscientes o inconscientes del temperamento, estorban cualquier excelente interpretación de los sucesos?

Tiempo pasa. Emociones se ajustan el cinturón y cambian a piedras enrojecidas. Y arrojadizas.
O sujetadas en la furia del puño.

¿Piedras cruzan de bando y se internan
en confrontaciones? ¿Finalmente emociones desfallecen o estallan en la corriente de la sangre?

¿Piedra es fuego? ¿Solo le falta pólvora?
¿Pólvora es violenta o siempre le faltara gatillo?

Final del mismo asunto.
¿Irrupción incandescente de piedras
en alud, sobre aldeas y ciudades, positivamente dejan víctimas y horribles quemaduras en el pecho? ¿Y sin techo a la población?

¿Teatro humano acude y derrama llanto
sobre ruina y ruinas, que desmantelan en primer lugar a los ruinosos habitantes periféricos?

¿Es la dialéctica del drama? ¿Su acumulación el origen de las dramaturgias que se hacen imprescindible en cualquier escenario con pretensiones?

Escasean desahogos, faltan consuelos. Dolor quema: más donde no apaga y más donde
definitivos se apagan los fuegos.

¿Tragedias de incendio, que originalmente
fue luz de aurora, pero que se apaga,
se apaga, y deja pestilencias ideológicas,
es sol a sol
el primer drama universal de los seres vivos?

Multitudes emigran a nuevos supuestos refugios y destierros.
Marchan con sus gibas contra el horizonte.

¿Sucesivas piedras diseñan parábolas
e inmovilizan y predicciones para cuándo?

¿Perseguidos en desplazamientos,
por tierra, aire y mar, que nuevas esperanzas pueden remover como cenizas o cosechar
en surcos nuevos?

Se reenvían demasiadas muchedumbres a pasados extemporáneos.

Entretanto, sin apuro, jolgorios oficiales renuevan los constantes aniversarios.



Desde Cuba: Boletín por un socialismo participativo y democrático
13 mayo, 2016, 5:13
Filed under: Sin categoría

Cuba. Mayo 2016 Foto: Shireen Bahmanizad

 

SPD-212

No. 212 (29/año 8). La Habana, 11/Mayol-2016

“Se reconoce a los ciudadanos libertad de palabra y prensa conforme a los fines de la sociedad socialista”. Art. 53 de la Constitución

 

 

Artículos, notas, reseñas, publicaciones de interés.

Los autores son los responsables de sus escritos.

Reenvíe este boletín a todos los que estime conveniente.

Se autoriza la reproducción total o parcial en cualquier soporte.

Recopilación de Pedro Campos. CE pedrocampos313@yahoo.es pedrocampos@nauta.cu

Se agradece críticas, comentarios, sugerencias y opiniones sobre forma/contenido

El boletín SPD se puede encontrar en el sitio http://felixsautie.com/ y en el blog Primero Cuba http://primerocuba.blogspot.com 

ÍNDICE

Cese el acoso al pensamiento revolucionario de izquierda.

Declaración de la izquierda Democrática Socialista Cubana, IDSC, Refundación Socialista, RFS, Nueva Izquierda revolucionaria y Socialista Siglo XXI,  NIRSXXI, y Nuevo Proyecto Socialista para Cuba, NPSC.

El Quijote y Cervantes en Cuba… ¡nunca deberían ser olvidados!

Por Félix Sautié Mederos.

 

 

Participar y asumir el debate

Por Pedro Campos

 

 

Autogestión: Solución a la enseñanza de las Ingeniarías en Cuba

Por: Moustafa Hamze Guilart *

 

 

El Congreso,  el continuísmo y nuestro cielo.

Germán M. González

 

 

 

 

 

 

CONTENIDO

 

 

Cese el acoso al pensamiento revolucionario de izquierda.

Hay que penalizar severamente el uso de la violencia contra el pensamiento diferente. Las ideas se combaten con ideas.

Declaración de la izquierda Democrática Socialista Cubana, IDSC, Refundación Socialista, RFS, Nueva Izquierda revolucionaria y Socialista Siglo XXI,  NIRSXXI, y Nuevo Proyecto Socialista para Cuba, NPSC.

 

 

Hemos conocido diferentes hechos que confirman un incremento de la actividad  represiva, la coacción, la difamación y el uso de métodos inadecuados por parte  de los órganos de control y seguridad-y algunos  intelectuales orgánicos,- sobre revolucionarios probados y otros pensadores  e intelectuales, que en el complejo panorama de Cuba, intentan contribuir al perfeccionamiento o la renovación del  proyecto  social actual.

En especial, la ya larga hoja de desmanes  contra  el compañero Pedro Campos y los miembros del proyecto SPD que  luchan por  un Socialismo que  rescate sus verdaderas raíces y que con lealtad meridiana,  han entregado al Comité Central del PCC sus  consideraciones, desde siempre y mucho antes de  hacerlas públicas.

Ello es  completamente inaceptable.

Gravísimas consecuencias  pueden producirse de la aplicación de métodos incorrectos para solventar las contradicciones en el seno de los revolucionarios. Y esperamos nadie se extrañe que quienes esto subscribimos hallamos defendido y afirmado, sin titubeos y más de una vez, que  hay que penalizar severamente el uso de la violencia contra el pensamiento diferente. Las ideas se combaten con ideas. Es una deuda con Martí y con los revolucionarios de todos los tiempos.

Estamos  convencidos que no habrá reino de justicias sin socialización, democracia radical,  libertad plena, bienestar real  y solidaridad ciudadana. Sin socialización, democracia y libertad no habrá Socialismo. Sin respecto a la dignidad de todo hombre, todos, no habrá república socialista.

Recordamos que Martí buscaba para Cuba y América Latina un modelo alternativo al colonialismo feudal español y superador de  las insuficienticas y lacras de las  concepciones del naciente Imperialismo y capitalismo norteamericano. Con igual fuerza, también buscaba enmendar los errores de los regímenes caudillistas y autoritarios   post coloniales en América  Latina. Jerarquizaba la democracia, la libertad, la ética y la moral en la política.

Me parece que me matan un hijo  cada vez que privan a un hombre del derecho de pensar, afirmó el apóstol.

No ignoramos  que Marx  estaba por la autogestión, la autonomía, la democracia y contra el estado parásito y los autoritarismos de cualquier tipo. El primer acto político de Marx fue un llamado apasionado al respeto de la libertad de  palabra y prensa.

Recordamos  que los dirigentes de la revolución han llamado a contribuir  al desarrollo del socialismo cubano y a convertir a nuestra sociedad en una sociedad y un partido  plenamente democrático, en la que todos podamos expresar nuestras opiniones.

Recordamos que los revolucionarios  del 59 lucharon por la independencia y la justicia,  contra  la corrupción, pero también  por la libertad y la democracia. Los revolucionarios en Cuba lucharon siempre  por la república, no por el campamento.

Quienes esto escribimos estamos  por una sociedad profunda y plenamente ética y humanista, solidaria, radicalmente antidiscriminatoria, integralmente socializada  y democrática, donde el consenso sea pilar esencial y la coacción sea la mínima indispensable. Estamos convencido que no existe nada superior a una sociedad donde las oportunidades sean equitativas y los hombres participen, en condiciones de igualdad y libertad, en el diseño de su existencia y donde la fraternidad, la belleza, la alegría y los sueños sean impostergables e inobjetablemente posibles

El sistema político socialista cubano deberá renovarse y permitir espacios para que el pensamiento político alternativo, opiniones diversas, así como la iniciativa ciudadana, cuenten con plena libertad de manifestarse, de todos, sean cualesquiera sus filosofías, aunque en primer lugar, de los revolucionarios  de diversas tendencias, hoy evidente y confirmadamente completamente excluidos.

Es una inmensa tragedia y produce  profunda tristeza que revolucionarios  dedicados y comprometidos, sean tan ignorantes ideológica e históricamente-  y políticamente tan estúpidos-, como para no conocer y, peor, rechazar, el contenido profundamente democrático y libertario del socialismo de los fundadores y además,   dejen al capital apropiarse y monopolizar  esas palabras. Mayor tragedia que los métodos de represión y criminalización de la burguesía contra la izquierda en el mundo, también se apliquen en Cuba.

Nadie lo dude, defenderemos con  todos los medios a nuestro alcance y cualesquiera sean las consecuencias, la libertad de palabras de todos los ciudadanos y particularmente lo establecido en el artículo 53 de la constitución. “Se reconoce a los ciudadanos libertad de palabra y prensa conforme a los fines de la sociedad socialista”. Sin dudas y sin demoras,  expresaremos siempre nuestra solidaridad con todo revolucionario objeto de acciones de descrédito o peores.

Quienes esto escribimos estamos dispuestos a pagar el precio por nuestras ideas. Sea cual fuere.

La unidad es responsabilidad de todos. Toda acción tiene reacción, esperemos  se tenga conciencia de ello.

Comités Coordinadores de la izquierda Democrática Socialista Cubana, IDSC, Refundación Socialista, RFS, Nueva Izquierda revolucionaria y Socialista Siglo XXI,  NIRSXXI, y Nuevo proyecto Socialista para Cuba, NPSC.

El Quijote y Cervantes en Cuba… ¡nunca deberían ser olvidados!

Por Félix Sautié Mederos.

 

 

Hay conmemoraciones, incluso centenarias varias veces, que cuando el calendario nos las regresa ocasionalmente coinciden con circunstancias, angustias y necesidades que ocupan nuestros anhelos más perentorios; y entonces, su significado adquiere una especial importancia como resultó ser en mi experiencia muy personal la conmemoración Cervantina a la que asistí junto con mi esposa hace algunos días en el Palacio Velasco Sarrá junto a la Avenida el Puerto, entorno de especial belleza y en mi opinión mágico atractivo de una Habana Maravilla, tan abandonada a su suerte. Me refiero a la actividad denominada “Jueves Cervantino” como parte de los Jueves de la Embajada que regularmente realiza la Embajada de España en La Habana, en la que se expuso  el tema “El Cervantismo en Cuba”, magistralmente desarrollado por el Dr. José Antonio Baujín, decano de la Facultad de Artes y Letras de la Universidad de La Habana.

 

 

Todo lo cual  sucedió en ese constante y habitual eterno retorno en espiral, que la dialéctica de la vida y de la historia nos los regresa arropado por  las nuevas condiciones y problemas de la “realidad objetiva que realmente es” en contraposición con la “realidad que se nos quiere imponer que es” por parte de los poderosos de la tierra, que enfrentamos  con el sueño utópico de la “realidad que queremos que sea” en favor de nuestros intereses y problemas que nos preocupan y muchas veces nos angustian. Un contrapunteo que se manifiesta reiterado en el tiempo y que algunos vivimos con  especial preocupación.

 

 

Quiero referirme en consecuencia  al Bienio Cervantino 2015-2016 en que se conmemoran el 4to Centenario de la publicación de la Segunda parte de Don Quijote de la Mancha obra cumbre de las letras españolas y de la literatura universal, junto con el 4to Centenario el 23 de abril de la muerte y entierro de Miguel de Cervantes su autor epónimo. Quiero comenzar por decir que aunque los medios locales cubanos enfrascados en sus grises consignas que muy pocos creen, lo han ignorado prácticamente; resultó en cambio que  mi asistencia a la convocatoria del Jueves Cervantino confieso que dado el enjundioso análisis expresado por el ponente, removió en mi Ser Interior sentimientos y recuerdos muy personales que nunca podré olvidar y que quiero testimoniarles a mis lectores de Crónicas Cubanas en Por Esto! Fueron  remembranzas que  desde niño comenzaron a ser cultivados por el egregio preceptor  que por decisión de mi acomodada familia debido a mi precaria salud guio mis primeras letras. En esas circunstancias que testimonio, durante  la muy documentada exposición a que me refiero, viví un torbellino interior de recuerdos de hechos y de personas que incidieron en mi formación y muy en especial en mi vida, a partir de su marcado perfil quijotesco.

 

 

Expreso esto porque si bien García Márquez dijo en una ocasión y lo parafraseo dado la necesaria síntesis, que con un recorrido por La Habana él se encontraba con la inspiración de una generalizada realidad mágica y surrealista, por mi parte quiero atreverme a manifestar que la Cuba y muy especial  La Habana en que nací en su muy mágico barrio de El Cerro en 1938, he conocido, admirado y luchado con personajes quijotescos, verdaderos caballeros de una triste figura externa y un alma acrisolada por el amor a la vida, a la humanidad y a la justicia social. En este tropel de recuerdos, desfilaron por mi mente las imágenes de personas muy encumbradas  como el Fidel del Salón de Mayo de los años 60 del Siglo pasado, el Che en su rocinante  de utopías y sueños revolucionarios cabalgando por Nuestra América; en tanto que más cercanamente no podré olvidar a mi primer maestro y poeta evangélico a quien ya mencioné anteriormente, desconocido en su modestia cotidiana y como consecuencia de su discriminada etnia de origen africano José  Cabrera Rico, al también egregio y en cambio muy popular maestro artífice de la Campaña de alfabetización y de la Educación de Adultos cubanas el  poeta Raúl Ferrer, a José Luis Posada maestro de la plástica y la ilustración surrealista que trabajó intensamente conmigo durante mi época de Director del periódico Juventud Rebelde y de El Caimán Barbudo, al Maestro Roberto Matta amigo del alma y cómplice de algunos proyectos surrealistas en la Cuba que lo acogió como hijo de hecho ante la agresión pinochecista de que fue objeto, al maestro poeta y etnógrafo Samuel Feijoó amigo de quien atesoro hermosas cartas con sus ingeniosas frases eruditas cuajadas de un filoso humor que pocos pueden exhibir al gran poeta Nicolás Guillén junto con el Indio Naborí; y al periodista Mario Menéndez maestro de la comunicación social que con su inclaudicable Por Esto! mejicano, latinoamericano y del mundo, lucha cargado de Dignidad, Identidad y Soberanía en su trinchera yucateca.  Me faltan otros que el espacio no lo permite pero espiritualmente todos revivieron en mi mente mientras que el doctor José Antonio Baujín estremecía mi conciencia y mis recuerdos.

 

 

Son muchos los Quijotes cercanos a mi vida y muchos los Quijotes que nunca deberíamos olvidar en esta época cuajada de claudicaciones, odios y rencores en que los valores humanistas y los derechos humanos son conculcados por el poder, la desidia, la vulgaridad, el sálvese quien pueda y la ambición que pujan por destruir la civilización e incluso al planeta. La Santa Biblia y el Quijote son dos libros esenciales que trazan un camino hacia el futuro que tenemos que construir y legar a nuestro hijos, nuestros nietos y a todos los que vienen detrás de nosotros.

 

 

El Jueves Cervantino en que participé fue un esfuerzo pequeño y grande, pequeño por lo limitado de su asistencia y grande por todo lo que removió la conciencia de quienes lo vivimos. En mi criterio, quedamos tácita y moralmente comprometidos con la efeméride quijotesca y cervantina que en este Cuarto Centenario estamos conmemorando, de la que los Jueves de la Embajada se hicieron con gran acierto eco y caja de resonancia sobre nuestra cultura compartida y nuestra conciencia de justicia, amor a la humanidad y la paz sobre la tierra. Albricias por el maestro José Antonio y su quijotesca y cervantina campaña que todos deberíamos cooperar para  extenderlas más allá de los claustros eruditos, universitarios e intelectuales hacia el pueblo y la recuperación de los valores éticos y ciudadanos que tanto necesita nuestra Cuba, nuestra América y nuestro mundo contemporáneos. Así lo pienso y así lo expreso con mis respetos por el pensamiento diferente y sin querer ofender a nadie en particular.

Publicado en el periódico Por Esto! de Mérida, Yucatán , México, Sección de Opinión, el miércoles 4 de mayo del 2016.

http://www.poresto.net/ver_nota.php?zona=yucatan&idSeccion=22&idTitulo=475760

 

 

Participar y asumir el debate

Por Pedro Campos

 

 

El VII Congreso del PCC, al aceptar discutir en las bases del Partido y por toda la población, sus documentos centrales sobre la “conceptuación del modelo económico-político y social” y el “plan perspectivo de la economía nacional hasta el 2030”, así como el proyecto de nueva Constitución, que será sometido a referendo, está brindando la oportunidad de que se inicie un proceso democratización de la sociedad cubana.

 

 

Lograrlo depende de la participación efectiva de todos los cubanos.

 

 

No fue una dádiva del Partido-gobierno-estado, fue el resultado de las demandas de miles de militantes en sus núcleos y de la defensa pública de muchos militantes y no militantes de su derecho a opinar, y especialmente de la campaña que desarrolló la amplia izquierda democrática existente dentro y fuera del partido.

 

 

Vale recordar el llamado público del militante de base del PCC  Paquito el de Cuba, del periódico Trabajadores, las miles de entradas de cubanos a los sitios digitales oficiales demandando el debate en las bases, los múltiples artículos publicados por la izquierda democrática en la blogosfera cubana y en los medios alternativos, todo lo cual se convirtió en una formidable campaña de opinión publica que fue la que llevo a la dirección del partido, a ser receptiva con la necesidad realizar esa consulta con  sus bases y con el pueblo.

 

 

Nunca quedó tan claro que la dirección del Partido anda por un lado y su base por otra.

 

 

Se hizo evidente que en las filas del PCC  no hay unanimidad y que su unidad solo es posible en la diversidad. El 1er Secretario parece haberlo entendido.

 

 

Ni la dirección del Partido, ni la militancia de base, ni el pueblo cubano deberían subestimar ese suceso ni mucho menos los eventuales resultados de esas discusiones. Ya la dirección del Partido ha expresado que va a “preparar a los cuadros que van a dirigir la discusión”, adelantando su interés en tratar de controlar el debate verticalmente.

 

 

Pero el llamado es a debatir y no a aprobar, así que no tendrá que aprobarse lo que venga. Todas las opiniones deberán ser presentadas, escuchadas, divulgadas y elevadas, incluso las que no  se compartan. Son las bases del partido y la sociedad las que deben decidir por dónde deben ir el partido y la sociedad respectivamente.

 

 

Pero más allá de eventuales limitaciones, es una buena oportunidad para que todos los cubanos con opiniones sobre estos asuntos participen  en los debates y de esta forma contribuir a democratizar la vida política del país y a promover un proceso de democratización desde abajo con medios y métodos afines (respeto, lenguaje adecuado, sin imposiciones, sin amenazas ni violencias de ningún tipo, sin exclusiones, y demás).

 

 

En estas discusiones deberían comprometerse  todos los cubanos, de dentro y de fuera, de todas las visiones políticas, y todas las ideas deben hacerse llegar a todos los demás cubanos y desde luego al convocante, el CC del PCC. No es rendirle pleitesía,  cumplir orientaciones, ni aceptar imposiciones: es participar para hacer valer los criterios de todos. Se va a debatir los documentos oficiales y las ideas que todos seamos capaces de exponer. El proceso lo está abriendo el Partido, pero son los ciudadanos los protagonistas.

 

 

En la medida en que todos estemos informados del pensamiento de las mayorías, la sociedad cubana podrá reconocerse mejor a sí misma y encarar más democráticamente su futuro inmediato y posterior.

 

 

Desde luego, un proceso plenamente democrático tendría que ser abierto, amplio, horizontal, donde todos los cubanos sepamos lo que piensen los demás, se abran webs  para los debates públicos, la prensa oficial publique en sus páginas las discusiones y lo que les escribe el pueblo y se permitan cabildos abiertos y reuniones de todos los que deseen participar en  los debates.

 

 

Lograr que así sea está en manos de la ciudadanía, no solo del PCC. Hay que participar y asumir el debate.

 

 

Estos debates deben servir de ensayo para la discusión del proyecto de nueva Constitución, el cual será sometido luego a referendo.

 

 

El PCC es el único partido en Cuba. Si quiere representar los intereses de todo el pueblo cubano debe abrirse a todos y dejar atrás sectarismos y exclusiones y permitir que libremente todo el que lo desee exprese sus criterios, proponga soluciones y luego sean debatidas también por todos los cubanos.

 

 

En dependencia de la participación de los de abajo,  el debate sería otra intrascendente “consulta” más, o la apertura de un proceso de democratización de la vida política del país.

 

 

 

 

 

 

Autogestión: Solución a la enseñanza de las Ingeniarías en Cuba

Por: Moustafa Hamze Guilart *

 

 

El modelo político\económico\social\cultural de Cuba debería estar contenido, de forma general, en su constitución democrática y ser su garante el estado de derecho emanado de dicha constitución

 

 

Por ello, aunque existen diversos movimientos oficiales  e independientes promoviendo proyectos de leyes electorales, no se debería perder de vista que un objetivo determinante es alcanzar es una nueva Constitución democrática, donde deberá quedar concretar el modelo general de República a que aspiran los cubanos.

 

 

Estimo que dado el nivel actual de la economía cubana, la parte económica del modelo debería contener componentes de liberalismo económico y de la autogestión socialista, de manera que puedan coexistir, desarrollarse y competir lealmente en una economía de mercado social  las cooperativas, otras empresas e instituciones de tipo autogestionarias, las pequeñas y medias empresas privadas, las grandes corporaciones de capital nacional y extranjero, de capitales mixtos y determinadas empresas estatales donde sea justificada su existencia.

 

 

Un contenido básico del modelo, porque las circunstancias históricas concretas así lo demandan, debería ser la autogestión socialista, la que además de normar el sistema cooperativo de producción y servicio, puede ser una herramienta idónea para permitir el surgimiento de organizaciones autogestionarias en el sector de la cultura y de la educación que cuya mantención sería muy onerosa para el futuro estado cubano.

 

 

La autogestión haría posible el funcionamiento y el cumplimiento de la función social de determinados centros universitarios, que incluso están en los planes de cierre de determinados educadores y “políticos” que ciertamente argumentan que las gigantescas instituciones universitarias cubanas serán insostenibles por un estado democrático.

 

 

En Cuba existen muchos centros de formación de ingenieros en las ramas tecnológicas y agropecuarias. Esos centros funcionan de formas independientes o como parte de las universidades cubanas. Tienen un cuerpo docente altamente capacitado y estable, con un alto porcentaje de grados académicos, incluso con reconocimiento internacional, manteniendo relaciones de cooperación y desarrollo con otros centros universitarios tanto en Europa como en América Latina y ahora con las relaciones entre Cuba y USA es muy probable que esas relaciones se puedan expandir más aún.

 

 

Esto no es una propuesta, la intención del presente artículo es abrir un debate sobre una cuestión vital para la enseñanza superior cubana y en particular para las ramas de las ingenierías y que sean los docentes y funcionarios de esas ramas los que empiecen a buscar soluciones a lo que visto superficialmente sería un lastre para el futuro estado democrático, según algunas mentes que “piensan racionalmente” con cierres o privatizaciones de estos centros educativos.

 

 

El cierre estaría dado, porque para estas mentalidades, si no hay lucro no hay porque privatizar  y porque dado el volumen de esas instituciones no sería negocio privatizarlas. La solución sería entregar esos centros en autogestión a sus docentes y funcionarios para que ellos mismos administren como financiar sus actividades docentes y de investigación, teniendo cuenta que Cuba para su desarrollo necesitará de proyectos y de asistencia técnica en todas las áreas de ingeniería lo que puede ser unas de las fuentes de ingresos de esos centros, así como también, de proyectos y servicios técnicos para el exterior.

 

 

Por lo que bajo esas condiciones además de centros docentes, pasarían a ser centros de investigaciones, de desarrollo y de proyectos autofinanciados o cofinanciados con los interesados.  Por otro lado los estudiantes no necesitarían pagar sus estudios porque participando en esas actividades con los docentes amortizarían sus estudios e incluso podrían recibir alguna remuneración como resultado de sus trabajos.

 

 

Por todo lo expresado la cuestión no sería ni de cierre, ni de privatización, la cuestión sería de autogestión de forma libre y autónoma, donde la función del estado democrático sería la de establecer las normas mínimas que no permitan que esos centros de ingenierías se conviertan en feudos de determinados de grupos de dominación encubados o migrantes de otros sectores.

 

 

 

 

*Moustafa Hamze Guilart

Ingeniero de Minas por el Instituto Superior Minero Metalúrgico de Moa

Master y Doctor en Ingeniería por la Escuela Politécnica de la Universidad de São Paulo

 

 

El Congreso,  el continuísmo y nuestro cielo.

Germán M. González

 

 

Cielo dividido (Der geteilte Himmel) es una novela de la escritora germano oriental Christa Wolf, también llevada al cine. El argumento gira en torno a la relación amorosa y ruptura de ésta entre dos jóvenes germano – democráticos; él, decepcionado por el burocratismo y la falta de perspectivas para su realización profesional y personal abandona la RDA y se va a trabajar y residir en la Alemania Occidental. Ella, decidida a luchar contra esos males que reconoce, pero considera pueden ser superados retorna a la parte Oriental. Como la novela se ambienta en los inicios de los años 60s no conocemos el destino final de la joven protagonista, pero la autora sí vive hasta los 81 años falleciendo en el 2007, todo ese tiempo fiel a sus ideas de Izquierda Democrática y enemiga del estado dictatorial y  burocrático que consideraba la antítesis del marxismo. Se opuso resueltamente a la reunificación alemana.

 

 

La trama de la novela y el destino de su autora me vino a la mente cuando escuchaba a Raúl Castro en el Congreso del partido recién concluido reafirmando el continuismo, es decir, el propósito es no cambiar la estatización de la economía y la existencia de un equipo gobernante vitalicio que se reelige a sí mismo periódicamente. Este sistema, fracasado en todos los lugares donde se instauró, sencillamente ha demostrado su total inoperancia, genera alternancia de autocracia y  burocracia apoyadas ambas por tecnocracia; inmovilismo, falta de eficiencia económica generalizada, y en el caso cubano desindustrialización y casi extinción de las tres clases que según Marx impulsan el progreso: la pequeña burguesía o emprendedores, el campesino y el proletario. A consecuencia de lo anterior genera separación familiar por la migración de las personas más aptas y con mayores aspiraciones de progreso profesional y personal, claro que con la  pérdida de vidas humanas consiguiente, en la ex RDA asesinados al tratar de cruzar la frontera (con muro incluido) y en el caso cubano de todas las formas imaginables y algunas inimaginables.

 

 

Los “cielos divididos” han existido en toda la historia de la humanidad, pero en particulares exponentes del fracaso de un sistema político – económico tenemos en el siglo XX el caso de los dos estados alemanes y los dos coreanos. En el primer ejemplo mientras uno progresaba con el capitalismo “controlado” y la democracia burguesa, integrado al sistema capitalista mundial, el otro, que en sus inicios cosechó éxitos, al final, con una diferencia abismal de niveles de eficiencia fue absorbido, pues la llamada reunificación en realidad constituyó la absorción del más débil y atrasado por el más fuerte y pujante. De la extinta República Democrática Alemana quedan hoy como recuerdos pintorescos y trágicos a la vez el demolido Muro de Berlín, la explosión de éxitos deportivos aupados por un sistema de dopaje masivo con apoyo estatal y el sistema de vigilancia persona a persona establecido por la tenebrosa STASI, ante el cual las denuncias de Snowden parecen pobres imitaciones realizadas por la Agencia de Seguridad Nacional estadounidense.

 

 

En el caso de las dos Coreas el libreto se repite: pujante desarrollo económico y social para el Sur capitalista e integrado al sistema económico mundial, incremento sostenido del bienestar familiar y pleno desarrollo personal y profesional de sus ciudadanos. La Corea del Norte, el reverso de la moneda con hambrunas mortíferas incluidas, también nos dejará a su desaparición varios recuerdos tragicómicos: La sucesión de Kim(es), ya van por cuatro; un mandato político más que vitalicio, pues el primer Kim es “Presidente eterno” por tanto rebasó en el poder su ciclo vital; la belicosidad que incluye un desmedido desarrollo de la tecnología militar y las fuerzas armadas más numerosas del mundo con relación a la población y por último la que quizás sea la sociedad más hermética de la historia, en estos tiempos de Internet y trasmisiones satelitales. Del interior de ese país no se sabe casi nada, solo lo que llega por boca de los afortunados que pueden huir del “paraíso” y es recogido por encuestas frecuentemente poco fiables. Claro que la reunificación de las dos Coreas no parece próxima, a nadie, sobre todo a los vecinos inmediatos (Japón, China, Rusia) ni a otros no tan cercanos le conviene la unión del desarrollo económico del Sur con el bélico, incluyendo armas nucleares, del Norte.

 

 

El territorio de nuestra Patria no está dividido en estados diferentes, sin embargo la cantidad de cubanos residentes en el exterior, casi uno de cada cuatro, y la concentración de éstos en el estado Norteamericano de La Florida, especialmente en la ciudad de Miami, donde ya van llegando al millón, hace que si nuestra tierra no está dividida (está estatizada y llena de marabú, pero unida) nuestro cielo sí se esté dividiendo cada vez más, pues cada cubano que se va se lleva un pedacito consigo y ya van siendo muchísimos pedacitos que constituyen un fragmento considerable. Hace rato que se ve a oficialistas convencidos, come candelas con rosca izquierda (como el personaje de “pistolita” en el filme Hacerse el Sueco), visitar las entrañas del monstruo, en ocasiones varias veces al año, invitados y sufragados sus gastos por los traidores, apátridas, desertores, gusanos y otros epítetos en su mayoría proferidos originalmente por Fidel Castro (como cuando calificó a Mao de viejo chocho con treinta años menos de los que él tiene ahora o a J.F. Kennedy de millonario analfabeto, a pesar de ser graduado con honores de Harvard y autor de varios libros sobre Historia). Nuestros compatriotas fundamentalistas van a las entrañas del monstruo a conocer a sus descendientes menores y de paso se recomponen las relaciones padres e hijos dañadas en ocasión de una eventual deserción, pero bueno, la sangre es la sangre y los nietos arreglan cualquier diferendo.

 

 

Y ahí se llega a un punto contradictorio: mientras los medios “informativos”, los historiadores oficialistas, y los intelectuales al servicio de la “nueva clase” magistralmente descrita por Milovan Djila advierten y meten miedo al “coco” llamando a la precaución por los peligros del acercamiento al sempiterno enemigo del norte (excelente malo para crear y mantener el síndrome de Dinamarca que padecen tantos compatriotas) los cubanos de a pie, de aquí y de allá, se llevan de maravillas y mantienen estrechas relaciones ahora facilitadas por la apertura de las comunicaciones de todo tipo. Pero ¡Cuidado! Los cubanos de aquí, excepto el reducido grupo de los pertenecientes a la compacta “nueva clase” carecen de poder económico y acceso a las verdaderas fuentes del poder, los de allá, o una minoría importante de ellos, sí tienen poder económico, e incluso, los más humildes comparados con los de acá son ricos y tienen habitualmente acceso a los medios tradicionales y emergentes de cualquier tendencia.

 

 

La Historia confirma que el poder económico a la larga se impone y no es una aberración pensar que un día la minoría de allá, poderosa económicamente, se engulla a la mayoría de acá, en la miseria consuetudinaria. Ya lo hacen los hijos pagando el viaje y estancia a los padres, además de los regalos y ayuda sistemática, tragándose éstos todas sus opiniones fundamentalistas y lealtades personales a sus líderes históricos, todo en aras de los hijos, los nietos y las ventajas materiales a veces imprescindibles para la vida.

 

 

Entonces cabe preguntarse ¿Hasta qué punto es realista el propósito continuista que se proclama en el discurso oficial del Partido? Desaparecidos los “líderes históricos” inexorablemente (aunque se les conceda el poder post – vitalicio como al primer Kim coreano solo sería, cuando más, simbólico) ¿Para conservar en lo posible su reputación en el imaginario popular no será mejor proceder a la democratización de la sociedad? ¿Qué pasará a los burócratas sustitutos, educados en la obediencia y con miedo por reflejo condicionado a la iniciativa? Generalmente los escogidos como sucesores históricamente lo son por “disciplinados y combativos” que opinan cuando conocen lo que se quiere oír por sus jefes, más aún cuando éstos lo son durante tanto tiempo y de forma tan absoluta. Y la habilidad para decir lo que se quiere oír y callar lo que no resulta una cualidad negativa a la hora de enfrentar la tarea de gobernar, que requiere cualidades totalmente contrarias. Esto lo ha demostrado la vida infinidad de veces.

 

 

Como en tantas ocasiones en su accidentada Historia los cubanos se encuentran en una encrucijada. Aún le quedan restos de poder a los “históricos” y pudieran usarlo para modificar el sistema político y electoral cubano democratizándolo, bajo tres premisas fundamentales: Que todos los gobernantes sean elegidos directamente por los ciudadanos (independientemente de dónde residan); establecer los tres poderes independientes entre sí: Legislativo que haga las leyes y vele por su ejecución, Ejecutivo que administre el País bajo el imperio de las leyes y Judicial que vele por el respeto a las leyes y sobre todo de la Constitución y como condición de los anterior y para hacerlo posible democratizar la información, permitir medios impresos alternativos y absoluta libertad de opinión y expresión.

 

 

En los próximos cinco años pudiera implementarse esto, más cuando el propio Raúl Castro se auto designó para las tareas de modificaciones constitucionales. Que dejen a los cubanos elegir a quienes los gobiernen y de paso que estos gobernantes electos (no designados como hoy), y por tanto comprometidos con las masas (usando el término preferido por el Che y Silvio) decidan en qué medidala mano invisible del estado y la mano visible del estado (al decir del Presidente Chino en la ONU) manejen la economía del País. Seguro que democratizar la sociedad será el primer paso para reanimar la maltrecha nacionalidad cubana y evitar que sea absorbida por una sociedad muy poderosa en todos los sentidos, que ya cuenta y al paso que vamos cada día contará con más, compatriotas en su seno.